CIUDAD JUÁREZ.-  La Comisión Jurisdiccional del Congreso del Estado, fracasó hoy en su primer intento por notificar a los tres jueces suspendidos, que son señalados por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de haber permitido la liberación del presunto asesino de la joven Rubí Frayre, hija de la finada activista, Marisela Escobedo. 

Sin embargo el diputado priista, Jorge Abraham Ramírez, dijo que la “única salida política” que tiene el caso del juicio político en contra de los jueces, es que estos  se sometan al Congreso. No hay otra vía, dejo entrever.

“Las casas estaban solas, no nos abrieron, aunque los vecinos confirmaron que allí vivían los jueces”, dijo el  legislador del PRI,  que junto con los diputados, Raúl García Ruíz (PAN), y Brenda Ríos (PVEM), efectuaron una rueda de prensa para dar a conocer que no había sido posible entregar las notificaciones del emplazamiento a juicio político, por la ausencia de los jueces: Catalina Ochoa; Netzahualcóyotl  Zúñiga y Rafael Baldoin.

El diputado Raúl García Ruiz, dijo que ellos (los jueces) son los interesados de que las cosas caminen”. Nosotros –explicó-, seguiremos la búsqueda dentro del marco que permite la legislación, antes de irnos a edictos.

-No estamos llevando a juicio a delincuentes, sino a servidores públicos-, aseveró enfático el diputado Ramírez, en torno al proceso de notificación que aquí encabeza la comisión jurisdiccional de los diputados del Congreso del Estado.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: