CIUDAD JUÁREZ.- La manifestación de trabajadores de Socosema en un evento público del Gobierno del Estado, tuvo repercusiones inmediatas.

El asunto se arregla o se arregla.

El conflicto llegó hasta el gobernador César Duarte, cuando un centenar de miembros de Socosema se instalaron en plantón en un acto al aire libre que se llevaba a cabo en un predio de la colonia Senderos del Sol.

Duarte escuchó las versiones de ambas partes: el alcalde Héctor ¨Teto¨ Murguía y de los trabajadores de Socosema¨.

Murguía dio su explicación al gobernador cuando ambos se disponían a retirarse del lugar, mientras el plantón de los pepenadores se desarrollaba entre gritos.

Inesperadamente, Duarte optó por bajar y dirigirse hacia los manifestantes, a quienes escuchó con atención sus reclamos dirigidos a la autoridad municipal por haberles negado el acceso al Relleno Sanitario, cerrando así sus fuentes de trabajo.

Aseguraron que en el proceso de credencialización ordenado por el Municipio, les exigen hasta cartas de no antecedentes penales.

El gobernador exhortó a las partes a sentarse a dialogar para resolver el conflicto, y aseguró a los pepenadores que estará al tanto de la siutación.

Se despidió con apretones de mano, y entre porras de trabajadores de Socosema.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: