CIUDAD JUÁREZ.- El alcalde Héctor Murguía ha denunciado el desastre financiero y las múltiples irregularidades que su antecesor, José Reyes Ferriz, cometió en perjuicio del Erario Municipal; sin embargo, a casi dos meses de gestión no ha mostrado indicios de ir más allá de la denuncia mediática, cuando lo que demandamos todos los juarenses es que proceda penalmente contra todos los responsables.

Todos los juarenses recordaran que el lema de campaña del alcalde Héctor Murguía fue “Ya es tiempo”, y justamente eso es lo exige el Partido Acción Nacional, ya es tiempo de que los responsables de la quiebra financiera del Gobierno Municipal sean acusados penalmente y no quede como una mero revanchismo político en los medios.

El presidente del Comité Directivo Municipal, Héctor Arreola Arreola, indicó que existe la sospecha de que toda esta denuncia pública no pasará más allá de eso, y sólo sea una cortina de humo del actual gobierno para justificar la falta  de acciones a todo lo largo de su gestión administrativa y de nueva cuenta entregue a los juarenses un segundo periodo de gobierno sin obra pública significativa.

Los medios de comunicación han dado fe de las irregularidades del anterior gobierno, algunas veces por investigaciones propias del medio pero la mayoría vertidas por el alcalde Murguía y sus funcionarios producto de la revisión de la documentación disponible.

Sin embargo, pese a que se cuenta con las pruebas del desfalco financiero el aparato jurídico de la Presidencia Municipal no ha interpuesto alguna denuncia penal.

“Estas declaraciones y una supuesta indignación mostrada por Murguía Lardizábal por la quiebra financiera del Municipio no parecen ser congruentes con sus acciones, ya que ni denuncia penalmente a los responsables y el poco dinero que hay en caja es gastado más en cultivar su imagen personal que en atender obra pública prioritaria para Juárez”, expresó Arreola.

Indicó que las lamentaciones del alcalde y sus funcionarios inundan las primeras planas de los medios, pero las soluciones a los problemas de los juarenses, como el transporte semimasivo, navega en la indefinición gubernamental, pues vemos como lo van desmantelando poco a poco y se señala las irregularidades que obligaron su suspensión pero no se establece una fecha definitiva para  subsanar esas fallas y ponerlo en marcha.

“Ojalá  toda esta denuncia mediática no sea solo una cortina de humo y terminemos los juarense otra vez con los paraderos demolidos y viajando en los mismos camiones destartalados, esos mismos que sin duda le funcionaron al alcalde para trasladar gente a sus eventos políticos de campaña ”, recalcó Héctor Arreola.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: