La última fotografía posteada por el senador Cruz Pérez Cuéllar, al lado del juarense, Tomas Zaragoza y de su hijo, no fue la mejor decisión del aspirante a la gubernatura de Chihuahua, le cayeron a ‘palos’…

TORRE FUERTE

*El prianismo que encarna Cruz Pérez Cuéllar

*“Sos mi amor, mi cómplice y todo…”: Benedetti

*Obligado el Congreso, a restituir a Omar Holguín

*La ‘Panamericana’, está de regreso en Chihuahua

*Teófilo Gutiérrez, es concentrado a la capital

 

El prianismo que encarna Cruz Pérez Cuéllar /

En tanto que la ‘popularidad’ del senador y aspirante a la gubernatura por el estado de Chihuahua, Cruz Pérez Cuéllar, sigue en pleno ascenso, dentro y fuera del partido político del presidente, Andrés Manuel López Obrador, paradójicamente, el legislador ‘asociado’ al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte y también al actual mandatario estatal, Javier Corral, está más cerca del colapso y hay una razón fundada:

El también exdirigente estatal del PAN y ex diputado federal, ‘duerme’ con el enemigo y el llamado ‘fuego amigo, lo ha alcanzado por dos poderosos frentes de los que difícilmente podrá escapar el otrora integrante de la ‘Familia Felíz’, en el círculo de poder que siguió al ex gobernador de Chihuahua, Francisco Barrio Terrazas.

El primer frente de batalla tiene que ver con el origen mismo y la asociación que, contra y viento y marea, lo encumbró como candidato al Senado en el partido de Morena: los señalamientos de su pasado histórico en la política, que encarna el prianismo en una sola figura; mitad César Duarte y mitad Javier Corral.

La detención del ex mandatario estatal en Florida, puso en perspectiva lo que ha sido un secreto a voces entre la clase política de Chihuahua. No el asunto de los dineros, ni su presunta participación y nombre inscrito en la ‘jugosa’ nómina del exgobernador de la entidad, sino su asociación política desde que fue el candidato de Movimiento Ciudadano (MC) en las elecciones de 2016, donde confronto a su ‘compadre’ y exaliado político, Javier Corral, como candidato del PAN.

Quien cree ahora, que Cruz Pérez Cuéllar, se le puede escurrir de las manos a su principal ‘verdugo’, que gobierna la entidad, y que si no vota, seguramente si ejercerá su facultad de veto en el partido gobernante para impedir que por cualquier vía, acceda a la candidatura uno de sus principales y acérrimos adversarios políticos. Maru Campos, es en su partido del PAN, el otro dolor de cabeza del gobernador.

Ese es el segundo frente de batalla que tendrá librar el senador de Morena fuera de su partido, que hace hasta lo imposible por negar estar en la nómina, y quien incluso ha retado al gobernador de Chihuahua a demostrar los documentos de las percepciones recibidas por parte del exgobernador de Chihuahua. Pero no hace falta.

Los personeros, los que le entregaban el dinero, constante y sonante, son de sobra conocidos en el mundillo de la política, y también aparecen en la lista de los famosos expedientes ‘X’ de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En el primer frente, son los mismos morenistas –algunos de ellos identificados con su opositor interno en ese partido, Juan Carlos Loera de la Rosa-, los que han subido a la cubierta, para encargarse de destruir imagen y relaciones del senador con gente de trascendencia en el mundo de los negocios y de la política.

La última fotografía posteada por el mismo senador Cruz Pérez Cuéllar, al lado del juarense, Tomas Zaragoza Ito, y de su hijo -el llamado ‘Zar’ del Gas en el norte de México-, particularmente en el estado de Baja California, donde las crónicas cuentan que el empresario gasero ha corrompido las formas y mantiene millonarios sobornos en las estructuras del poder político de aquella entidad, incluido al mismísimo gobernador Jaime Bonilla, no fue la mejor decisión del aspirante a la gubernatura de Chihuahua.

El senador presumió su fotografía el 13 de julio en Facebook, al lado de Tomas y su hijo, a quienes refirió como amigos: “¡Aquí comiendo con mis buenos Amigos de Grupo TOMZA! ¡Tomas Zaragoza Padre e Hijo!”.

Las fotografías del magnate gasero, a quien de inmediato ligaron al caso del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, fueron una ‘cortesía’ inentendible que le dio armas a sus detractores políticos, que de inmediato lo crucificaron por su relación con el hombre de los negocios de los energéticos, y que vincula también, por cierto a otros poderosos aliados de los negocios del gas y de la misma familia Zaragoza.

El encuentro entre los Zaragoza y Pérez Cuéllar, un mal cálculo de proyección política, y el peor momento y decisión del senador, que poco a poco, ve caer su precandidatura al gobierno de Chihuahua, a menos de que como su compadre, el gobernador, Javier Corral, tenga un plan ‘B’ bajo la manga, que sería ‘suicida’ para un legislador de la cámara alta, al que todavía le restarían tres años vistiendo la casaca del partido de Morena.

Nadie cree que en estos momentos álgidos de la política, el senador sea tonto, y que se aviente por la ‘libre’. Nadie cree que Cruz Pérez Cuellar decida ‘suicidarse’ con un buen porvenir en la política y bajo el cobijo y la sombra de Morena.

Y La de Cruz, es una ‘apuesta’ que rumbo a la sucesión política Chihuahua 2021, empieza a caer.  “Cae, cae, cae…”, como cita el poeta y músico cubano, Silvio Rodríguez, en su famosa canción del Papalote.

 

“Sos mi amor, mi cómplice y todo…”: Benedetti /

El célebre poeta uruguayo, Mario Benedetti, describió mejor que nadie la existencia de la mujer:

“Sos mi amor, mi cómplice y todo, y en la calle codo a codo, somos más que dos…”, como lo afirma en el poema ‘Te Quiero’, y esa estrofa que sintetiza la relación íntima y personal de esa mujer en el mundo del poeta, sin ser diferente a muchas otras, también es ultrajada y es víctima del escarnio, de la vergüenza y el deshonor, y tiene hoy la desgracia de enfrentar el escrutinio público.

Su ‘pecado’, el haberse convertido por accidente o por el infortunio de la política, en mujeres públicas en el ejercicio del gobierno. Mereció mejor suerte y el perdón de su condenación, la prostituta (mujer adúltera) que defendió el Mesías, cuando estuvo a punto de ser lapidada.

Cualquiera podría asegurar que en un país de machos, muchas de las mujeres no escogen a sus hombres. Y seguramente tampoco lo hicieron, ni Gilda Margarita Austin, como tampoco Bertha Gómez de Duarte, ambas atadas a la historia de rapiña vinculada a la cosa política que tiene en el hijo de la primera, Emilio Lozoya Austin, el ex director de Pemex y en el esposo de la segunda, César Duarte Jáquez, el ex gobernador de Chihuahua, a dos personajes que son solo una pieza en el entramado de la colosal e histórica corrupción política del país.

Ninguna de ellas -otorgando el beneficio de la duda-, fueron consultadas sobre acciones y decisiones, pero obedecieron la orden del hombre más querido y más cercano a su vida.

Ambas, tanto Gilda como Bertha, asociadas a imputaciones y a la comisión de presuntos delitos, pone en perspectiva el insólito caso de mujeres que en su ‘complicidad’ con los hombres que han sido acusados de delincuentes en México, necesitan un especie de ‘ombudsman’ y defensor de los derechos de la mujer. ¿O quién, que esté libre de culpa, aseguraría que esas mujeres, no tienen derecho?.

¿Y qué señora en México, no hace lo que el marido le ordena?, me escribió un amigo galeno, cuando abordó el tema de los señalamientos, y el “estrés” y “daño moral”, que dijo, también sufren las compañeras de los hombres que han saqueado al país.

Lo dijo otro poeta, Octavio Paz, “los mexicanos consideran a la mujer como un instrumento, ya de los deseos del hombre, ya de los fines que le asignan la ley, la sociedad o la moral”. Fines, que hay que decirlo –escribió-, sobre los que nunca se la ha pedido su consentimiento y en cuya realización participa sólo pasivamente, en tanto que “depositaria” de ciertos valores. Pero las mujeres también son humanas y fallan.

Hace diez días, el pasado 18 de julio, 10 días también después de la aprehensión de su esposo, el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte en la Florida, Estados Unidos, se supo desde la capital del país que su esposa, Bertha Gómez Fong, contaba con órdenes de aprehensión y que sería localizada “primordialmente” por la Interpol, para luego ser extraditada.

La mujer fue ‘lapidada’ por la clase política y por los detractores políticos del exgobernador en las redes sociales. No hubo defensa alguna para la mujer que fue ubicada en un país del continente europeo.

Se conoció oficialmente por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), instrumento de justicia del Estado, creado por cierto en el gobierno del exmandatario priísta, que existían tres órdenes de aprehensión en contra de “Berthita” –como es también conocida-, por el presunto desvío de 250 millones de pesos, y cuyo delito tendría que comprobar el gobierno de Javier Corral, el acusador en el proceso.

También Gilda Margarita, la madre de Emilio (Lozoya Austin) y esposa de Lozoya Thalman (Emilio), ex secretario en el gabinete del expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari, fue detenida en Alemania el pasado mes de noviembre de 2019, cuando vacacionaba al lado de sus nietos.

Se allanó a la extradición y llegó a México para enfrentar las acusaciones de lavado de dinero y asociación delictuosa que se le imputan.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó en julio, que un juez de control libró las órdenes de aprehensión contra Marielle “E” (esposa), Gilda “A” (madre), y Gilda Susana “L” (hermana de Lozoya), por su probable relación en delitos cometidos con Odebrecht y que involucran a Pemex.

Casos emblemáticos que, mediáticamente y ante la opinión pública, han servido para alimentar la ‘sed de venganza’ de un pueblo, pero que no le priva de sus derechos inherentes de mujer.

“En un mundo hecho a la imagen de los hombres, la mujer es sólo un reflejo de la voluntad y querer masculinos. Pasiva, se convierte en diosa, amada, ser que encarna los elementos estables y antiguos del Universo: la tierra, madre y virgen; activa, es siempre función, medio, canal. Ante la adversidad, una mujer sufrida”, escribió Octavio Paz.

Si viviera Paz, seguro que diría que la noción universal, de que nadie “falte el respeto a las señoras”, se lo han pasado por el arco del triunfo.

Las imputadas, también tienen derecho a un ‘defensor del Pueblo’, la figura del Ombudsman, que las libre del linchamiento y de las vendettas de gobernantes que han perdido el ‘juicio’.

Un proceso justo, y apegado a derecho, dirían por allí.

 

Obligado el Congreso, a restituir a Omar Holguín /

Omar Holguín, el brazo fuerte y hombre de las confianzas del senador Cruz Pérez Cuéllar en Chihuahua, está exigiendo que se le restituya en la coordinación de Asuntos Interinstitucionales del Congreso del Estado, pero enfrenta al coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Fernando Álvarez Monje, personero mismo del gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Y al buen entendedor pocas palabras. Les están haciendo ‘pleito ratero’, de arrabal, al también presidente del Consejo Político Estatal de Morena, que recibió hace unos días la sentencia favorable de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a su apelación y demanda presentada en contra de los actos del gobierno, especialmente del Congreso del Estado, y que lo dejó, por meras razones políticas, fuera de la nómina.

Y ahora que Omar prepara su regreso, el líder de los diputados panistas le ha echado literalmente, la puerta de la Torre Legislativa encima -con todo y los cristales-, para evitar que Holguín ocupe de nueva cuenta su cargo, porque considera que la SCJN no ordena la restitución de la Secretaría de Asuntos Interinstitucionales en el Congreso de Chihuahua.

Para el Diputado local del PAN, la sentencia emitida por la Corte el pasado 27 de julio, resuelve de forma precisa solo la acción de inconstitucionalidad en relacion al procedimiento legislativo que se siguió para aprobar el decreto que dio vida a la Ley de Juicio Político  y Declaración de Procedencia para el Estado de Chihuahua, “no al propio contenido de la Ley”, dijo Álvarez Monje en el comunicado que ayer por la tarde envío a los medios de comunicación de Chihuahua.

Los enterados en la capital, dicen que Omar Holguín, sentencia en mano, ya se les trepó, y que los panistas sienten la batalla perdida.

Para el Coordinador del GPPAN, la sentencia de la SCJN solo invalida lo referente a la Ley del Juicio Político, que tiene que ver con las facultades de la Secretarías en relación al procedimiento de declaración de procedencia, por lo que subsisten los demás actos”, pero el protegido y amigo del senador Cruz Pérez Cuéllar, tiene otros datos y va por lo suyo.

*La ‘Panamericana’, está de regreso en Chihuahua /

El diputado Misael Máynez Cano, y su agrupación de ‘Chihuahua Líder’ anda imparable, y ha amarrado el regreso de la vieja carrera de automovilismo, de la Panamericana, al estado de Chihuahua.

Contactó al Comité Organizador de la famosa “Carrera Panamericana” y se acordó incluir al estado de Chihuahua en el recorrido para que la misma termine en la frontera de Juárez.

El evento deportivo está programado para el próximo año 2021, y la idea es, revivir el evento y atraer turismo, siempre y cuando el problema de la pandemia por el Covid-19 lo permita.

La idea y el acuerdo del diputado con los organizadores para traer la vieja carrera en donde participan pilotos de todo el mundo, es simplemente genial.

Le daría otro nivel de promoción al estado de Chihuahua y particularmente a Ciudad Juárez, para que la gente de todo el mundo sepa, que además de las R-15 y otras armas y rifles de asalto que truena aquí la delincuencia, también suenan y se escuchan los motores y las rechinadas de llanta. Un espectáculo que definitivamente no puede perderse.

La noticia fue compartida hace unas horas por el diputado Misael Máynez en las redes sociales, donde a través de un video con imágenes de la carrera y música estridente, da por un hecho el acuerdo para la celebración de la famosa carrera panamericana.

Será un sueño hecho realidad, afirma el diputado de la sexagesima sexta legislatura del Congreso del Estado. Ni hablar el diputado anda encendido!, y no se baja de la nube de ‘Chihuahua Líder’. Ni para respirar…

 

Teófilo Gutiérrez, es concentrado a la capital /

Casi a medianoche le llegó el dato a Torre Fuerte.

El comandante de la Policía Federal, Teófilo Gutiérrez, el encubridor y protector del polizonte Omar Bolado -el esposo de Norma Deirdré Bazán Mayagoitia– en la operación de la corrupción en la Aduana de Ciudad Juárez, fue concentrado a la ciudad de México.

Fue mandado llamar y se le vincula a las numerosas quejas en Asuntos Internos, donde los federales han cantado ‘lindo’, de los manejos y la presunta protección que el comandante Gutiérrez le daba a algunas de sus gentes en todo el territorio del estado de Chihuahua, incluido al ‘Zar’ de las llantas, José Frías, quien presuntamente mantiene una bodega con miles de llantas en El Paso, Texas, y que tenia como ‘enlace’ a Víctor Salas, como enlace de cruce y contrabando.

Empiezan a surgir nombres y gente vinculada a las operaciones de contrabando, y vienen por ellos.

Se presume una amplia investigación y la formulación de cargos en contra Teófilo Gutiérrez, por lo que nada sorprenderá que el próximo a rendir cuentas sea el policía federal Omar Bolado, a quien se señala como ‘cabecilla’ de todo el sainete de las operaciones irregulares del comercio exterior, incluso de asuntos más delicados, que ya le atribuyen.

La vieja conseja de que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, apunta a los inminentes movimientos, no solo en la policía federal, sino también en la Aduana Fronteriza, donde el delegado del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, mantiene la ‘resistencia’ y la protección a Norma Deirdré Bazán.

Por cierto, la jefe de la oficina estatal de Gobernación en Juárez, la exdiputada panista, Maribel Hernández, extrañará cuando menos por unos días, y hasta que no se deslinden responsabilidades en la capital del país, a su maestro apreciado de ‘tiro’, Teófilo Gutiérrez.

Comentario: [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.