PIDEN JUSTICIA236.JPGCIUDAD JUAREZ.– Ante la indignación de los familiares que le gritaron ¡maldito!, y que estuvieron a punto de agredirlo a golpes, un Tribunal Colegiado de Chihuahua decidió absolver bajo el nuevo sistema de la oralidad a Sergio Rafael Barraza Bocanegra, acusado del asesinato de su esposa, Rubí Marisol Escobedo.

Los familiares inconformes con la resolución increparon la decisión y gritaron: ¡maldito!…¡maldito!, al presunto inculpado del crimen de su esposa en la sala de la Ciudad Judicial donde se llevó a cabo el juicio.

Previamente durante la audiencia, se había desalojado la sala debido a que la mamá de la víctima, así como su hermana y familiares trataron de golpear al imputado y tuvo que intervenir el personal de custodios.

El tribunal oral absolvió a Sergio Rafael Barraza acusado de asesinar a Rubí Marisol en el mes de junio de 2009, y que había sido reportada como desaparecida desde el mes de septiembre del 2008.

La víspera, la madre de Rubí Marisol se había manifestado en repetidas ocasiones, marchando solitaria y con una pancarta colgando de sus hombros, desde la Subprocuraduría de Justicia del Estado hasta los tribunales, exigiendo que se hiciera justicia y que se aplicara la máxima pena para el asesino de su hija Rubí.

Sin embargo hoy, tras escuchar la resolución unánime de los jueces, los ánimos se caldearon, y los familiares de Rubí Frayre quisieron golpear a Rafael Barraza, en medio de gritos y empellones, maldiciendo al hombre beneficiado bajo el nuevo sistema de la reforma penal procesal en el estado de Chihuahua.

Los familiares del inculpado intervinieron y la policía procesal tuvo que contener y calmar los ánimos.

La madre del indiciado, Rafael, llegó con pancartas a la audiencia, y gritaba que “habían matado a su hijo”, hermano de Rafael, porque era el único testigo del caso.

Sergio Rafael Barraza Bocanegra, fue acusado de matar y destazar a su esposa.
Sin embargo los tres jueces que integran el Tribunal Colegiado dictaron el fallo, luego de exponer las diferentes posturas en el juicio oral realizado hoy en la Ciudad Judicial.

El juicio oral fue presidido por la juez Catalina Ochoa Contreras como presidenta, el juez Netzahualcóyotl Zúñiga Vázquez como redactor y el juez Rafael Boudid como tercer integrante.

A pesar de que el Ministerio Público presentó una diversidad de testigos no se acreditó la conducta que orilló a Sergio Barraza a matar a su esposa, además de que no se acreditaron las verdaderas causas de muerte de Rubí Marisol Frayre.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: