Violencia LaboralVIOLENCIA LABORAL DE ESTADO.

Por Ciro RIVERA /Opinión.

Dentro de los festejos del Día del Trabajo nada tienen que celebrar los obreros mexicano por el  ataque sistemático a los derechos laborales y sindicales de  parte del gobierno calderonista quien ejerce una violencia  laboral de estado al privilegiar y avalar contratos de protección en beneficio solo de empresarios y sindicatos blancos.

Ante ello el gobierno de Lipe Calderón deberá responder ante la Organización Internacional del Trabajo  -OTI- por las graves violaciones a la libertad sindical y a los derechos de los trabajadores quien además impulsa una reforma laboral que es atentatoria   los derechos de los obreros lo cual lo ubica como el enemigo número uno del sindicalismo mexicano.

El régimen panista a través  del  secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, rompe récords en la violación de los derechos laborales y sindicales los cuales se han acrecentado en los últimos casi diez años de administraciones panistas,  por lo que en foros internacionales hay quejas y denuncias.

Durante los gobiernos priistas siempre se privilegio el corporativismo sindical como una forma de controlar el movimiento obrero, durante los últimos doce años de los cuales casi una década corresponde al panismo en el poder, se ha intentado reformar la Ley Federal del Trabajo en 332 ocasiones.

Aunque la más reciente iniciativa panista  aun no se aprueba en la Cámara de Diputados ya gran parte de la misma se esta aplicando pues aumento la subcontratación y la terciarización  de contrataciones, además de que el 90% de los contratos colectivos que se firman en México, son de protección o sea beneficiando a las empresas y perjudicando a los trabajadores.

La propuesta de reforma  laboral  presentada por la bancada panista prevé suprimir el apartado B del artículo 123 constitucional para  no otorgar el derecho a huelga a los trabajadores al servicio  del estado, desparecer la Comisión de Salarios Mínimos y  eliminar la facultad del STPS de entregar la toma de nota a los sindicatos.

Lipe como presidente del empleo genero la desocupación en el 2009 de  3 millones 10 mil mexicanos y penuria para 15 millones, causando que el sector informal superara a los empleos formales registrados en el IMSS, 12 millones 371 mil. El año pasado el Seguro Social canceló 181 mil 271 plazas formales y  10 mil 966 empresas de las cuales el 70% correspondían al sector industrial.

Esto es una prueba de que en México vivimos un retroceso en materia de derechos humanos laborales y por ende la calidad de vida de pobres paso a extrema pobreza lo que aunado a la inseguridad que  vivimos a lo largo y ancho del país demuestra solo que la reversa también es cambio oferta de todos y cada uno de los gobiernos emanados del Partido Acción Nacional.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: