galvanA partir de hoy, bajo autorizacion, Politikkon.com publicara diariamente la columna de los reporteros de EL UNIVERSAL

Bajo Reserva
28 de noviembre de 2009

Más que fuego amigo, la decisión de acotar el margen de maniobra de Pemex parece tener un objetivo práctico: imponer barreras al poder del sindicato. La paraestatal tendrá que rendir cuentas a la Secretaría de Energía (Sener) y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) sobre su portafolios de inversión, y estará sujeta a la “aprobación y dictamen técnico sin excepción”. El decreto que se publicará la próxima semana despoja a la petrolera de cualquier posibilidad de decidir sobre obras y proyectos y, en adelante, todo lo que se haga tendrá que demostrar (bajo la lupa de la Sener y de la CNH) que soluciona un problema o atiende una necesidad específica y, sobre todo, que genera beneficios. Bajo esta lógica, adiós a las obras con fines recreativos y que por lo general llevan el nombre de líderes sindicales.

Arturo González de Aragón, auditor superior de la Federación, alista ocho denuncias penales por quebranto al erario. Se desconocen los detalles, pero eso sí, nos dicen, serán una bomba. Esta podría ser su última acción al frente de la entidad fiscalizadora. Mientras tanto, ayer dijo ante el presidente Calderón que algunas de las dependencias federales lograron evadir la acción de la institución con argucias legales. Nos cuentan que fue Gobernación la que más piedras le puso en el camino, porque tenía la intención de auditar la jugosa área de Juegos y Sorteos.

El Presidente escuchó algunas de las acusaciones que lanzó González de Aragón en la conmemoración de los 185 años de existencia de la Entidad de Fiscalización Superior de la Federación. Se le notó preocupado y tomando nota.

¿Qué habrá pasado en Los Pinos que desacreditaron lo expuesto a senadores por el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, sobre una eventual fusión de las instituciones armadas del país? El asunto fue retomado ayer por el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, quien en un tono conciliador y hasta mesurado comentó que fusionar las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina es una reflexión “valedera e importante” que efectivamente permitiría mejorar algunas cosas, pero eso sí, que de momento el tema no está en la agenda del Ejecutivo. Con su declaración, ni se dio la espalda a la versión presentada por el general Galván Galván ni a Los Pinos, que el jueves por la noche aseveraba categórico que no había tal intención, con lo que prácticamente se deslindaba del general secretario.

Apunte final: mañana viaja Calderón a Portugal, donde asistirá a la Cumbre Iberoamericana. Ahí verá a Hugo Chávez

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: