CIUDAD JUAREZ.– Un grupo armado secuestró a Erika Gándara, la única agente policial de Guadalupe, Distrito Bravos, fronterizo con Estados Unidos, informó hoy la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, al que pertenece este municipio, difundio la agencia espanola EFE.

Erika Gándara de 28 años, fue plagiada el pasado jueves por la mañana cuando un grupo armado ingresó a su casa en la misma población y se la llevó por la fuerza, explicó el portavoz de la fiscalía estatal, Carlos González.

En este municipio, Gándara era la única agente de Policía en funciones desde junio pasado, debido a que nadie se presentó para el puesto ante el temor de ser asesinado.

El año pasado, justo la semana en que la agente comenzó a trabajar en el Departamento de Seguridad de Guadalupe, un oficial de policía fue asesinado. Meses después otros siete renunciaron y en junio de este año, los pocos uniformados que quedaban se dieron de baja después de que asesinaran al alcalde, Jesús Manuel Lara.

Guadalupe, Distrito Bravos, cuenta con una población de nueve mil personas, está a unos cinco kilómetros de la frontera con Estados Unidos y ha sido uno de los municipios más golpeados por la violencia entre las bandas del crimen organizado, en particular de narcotraficantes.

En esta comunidad han sido asesinadas cientos de personas, decenas de policías y numerosas viviendas han sido incendiadas por sicarios al servicio del crimen organizado.

El domingo pasado fue incendiada la vivienda de una funcionaria municipal y su propietaria fue secuestrada junto a su nieta de 17 años.

Actualmente son cinco las mujeres que dirigen los departamentos de policía de varios municipios conflictivos en este estado, norte del país.

En octubre pasado, Marisol Valles, una estudiante de criminología, asumió a sus 20 años la jefatura de la policía de Praxedis G. Guerrero, situado también en el estado de Chihuahua, fronterizo con Texas y considerado uno de los más violentos de México.

El 29 de noviembre, un grupo de sicarios asesinó a tiros a Hermila García, la primera jefa de policía víctima del crimen organizado en el poblado de Meoqui, a 70 kilómetros de la capital del estado.

En 2008 también fue asesinada la directora administrativa de la policía en Ciudad Juárez, Silvia Molina, frontera con Estados Unidos.

Chihuahua es uno de los estados más violentos de México que han sido azotados por el narcotráfico, en especial Ciudad Juárez, fronteriza con la estadounidense El Paso (Texas) y en donde se han registrado más de 3.100 asesinatos en este año.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: