Por Ciro RIVERA./ Opinión./

Mi amigo, de profesión doctor, el único panista de su familia, algunos de ellos, sobre todo una hermana,  prominente política de Coahuila de  militancia priista, me decía en la charla de convivencia semanal, que en esta ocasión no estaba seguro de acudir a las urnas a depositar su voto, por que los candidatos de su partido no lo convencen.

Me sorprendió, ya que  por más de 25 años de juntarnos cuando menos una vez cada semana, su convicción ideológica  jamás había decaído, no obstante cuando sus simpatías por los candidatos de su partido no le favorecían en elecciones, siempre sonriente y  aclaraba que seria la próxima,

Sus razonamientos siempre habían sido claros y apegados a la realidad, un ferviente admirador de Gómez Morín que cuando ganaban alguna elección la festejaba en grande  al grado de que esta alegría seguía por tres o seis años dependiendo de las elecciones que se registraran en nuestro estado.

Originario de Torreón, Coahuila, pero mas juarense que  muchos de los bien nacidos en esta bendita tierra siempre estuvo convencido que el cambio de poderes del  PRI al  PAN seria de gran beneficio para México  que se desarrollaría, seriamos una nación de primer mundo, no habría pobreza por que la justicia social  por fin nos alcanzaría a todos.

Me extraño el dialogo de que esta año no acudiría a las urnas y a manera de sorna le dije que mucha falta les haría un voto mas a los panistas en la próxima campaña electoral,  que no podía dejar  de cumplir con un deber cívico por que era faltar a su militancia y convicción que me dijo  hace mas de cinco lustros tenia desde que había cumplido la mayoría de edad.

La respuesta fue casi inmediata refiriéndome que yo sabia de antemano que por las condiciones actuales tuvo que emigrar al país vecino, que su clínica ya no es lo que era antes y mas aun que de Acción Nacional se habían apoderado grupúsculos que se encuentran muy alejados de la realidad social y ofrecen lo que saben de antemano que no podrán cumplir.

Agregó en su charla que no podía votar por quienes no lo convencían con sus ofertas de campaña y aunque encontraba mayor y mejor razonamiento en un político del tricolor, a este jamás le entregaría su sufragio,  por lo que después de 40 años de acudir a todas y cada una de las elecciones celebradas a votar por primera vez dejaría de hacerlo.

No votare esta elección que viene, Acción Nacional abandono su doctrina y perdió la impartición de  justicia social, no quiero ser mas cómplice de la debacle en que esta sumergido no solo Juárez, también  el estado y no puedo negar que el país y aunque en nuestro municipio y entidad hay administraciones priistas no me ciego que todo esto lo genero la administración de Calderón por ello te pido que ahora platiquemos de cuestiones que nos hagan olvidar lo que padecemos.

Así fue como la charla de semana se desvío a la final de futbol de la liga mexicana por que mi amigo le va al Santos y ahí nada puedo decirle por que yo soy cementero de corazón y mi Cruz Azul no califico a la final.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: