LA TORRE FUERTE

*El senador, y la traición al Presidente de México

*Juicio de Procedencia, el ‘juicio final’ vs el Senador

*Alejandro Díaz, se registra en FXM, ya es precandidato

*Convocatoria del PRI, después de la Navidad: Bazán

*Movimiento Ciudadano, a rodar la maquinaria en Juárez

 

El senador, y la traición al Presidente de México /

Ni hablar. El senador de corazón panista, Cruz Pérez Cuéllar, salió a los medios, pegó el grito, y se dio un ‘tiro’, no en el pie como lo citamos ayer en Torre Fuerte, sino en la sien. Y ayer le pateó el ‘culo’ al partido de Morena.

Despotricó en contra de la política, las directrices del partido político de Andrés Manuel López Obrador e impugnó, de golpe y porrazo, el proceso interno de Morena, lo que aquí y en china, se interpreta como  traición al presidente de la República y al partido político que de la nada, lo ‘rescató’ del basurero político en Chihuahua y lo convirtió en flamante senador en la elección constitucional de 2018.

Perdió juicio y cordura política el ‘protegido’ del líder camaral, Ricardo Monreal Ávila, quien tendrá que hacerlo entrar en razón, antes de que el mismo presidente ordene la ‘ejecución sumaria’ del senador chihuahuense, que sigue sin entender que el juego de la política, da y quita y que la democracia es simple y llanamente, la parte de un complejo entramado de intereses, cuyas ramificaciones conducen al Poder Ejecutivo.

¿Qué parte de la partitura política no entendió el ‘niño’ Pérez Cuéllar?, que pretende ahora ‘suicidarse’, porque la decisión del partido, de acuerdo a las encuestas –no de Cruz, sino del partido del presidente-, no le favorecieron en los resultados de la interna que favorecieron al exdelegado del gobierno de la República, Juan Carlos Loera de la Rosa.

¿Por qué no pataleó entonces cuando, de la nada, apareció en la lista de los candidatos al Senado por Chihuahua en 2018?, en medio de los airados reclamos y legítimos de no pocos morenistas, que consideraron que el entonces aspirante al escaño de la cámara alta, era un oportunista político, que del PAN y de MC, saltaba a Morena.

Mal momento y, “políticamente incorrecto”, como escuche decir alguna vez al periodista Antonio Pinedo, la decisión del senador, luego de la conferencia virtual, que decidió denostar en contra del partido político que le dio la oportunidad de participar en la elección de 2018, y de rascarle, literalmente, los ‘huevos al Tigre’.

Ni ‘animales políticos’, como el finado Artemio Iglesias o Teto Murguía, para citar un ejemplo, se atrevieron a desafiar el juego de la política, porque supieron y entendieron, que a pesar del  momento y de las posibilidades que a cada uno lo puso en la palestra y a una nada de la candidatura al gobierno de Chihuahua, estaban en juego los intereses del centro y del partido político que los engendró.

No me lo crea, pero hasta un niño del kínder, entiende que no se le puede pegar al partido político y pretender congraciarse o hacerse al lado del presidente de México, quien es el hombre que sostiene la marca del producto Morena. Cuánta ingenuidad del senador!, o será, acaso posible que pretenda verle la cara de tontos a sus muchos seguidores, y que pretenda navegar con la banderita de…Ya lo saben.

Por favor, que alguien le explique al senador Cruz Pérez Cuéllar, que en política no se puede mamar y dar de topes.

Esta madrugada me lo platicaba un amigo. Cruz quiere colocarse al lado de los ‘buenos’, y colocar al partido de Morena, al lado de los malos.

Lo repito. Cruz le pateo el ‘culo’ a la dirigencia de Morena, y se ha declarado en rebeldía. Y su argumento: “una muestra de respeto a todas aquellas personas que creyeron en él, a su libertad”, que siempre ha puesto, según su discurso, por encima de cuestiones partidistas e ideológicas.

Seguramente el senador de Morena, no atendió a esa muestra de respeto a sus seguidores, ni consulto absolutamente a nadie cuando entonces andaba de ‘nalgas prontas’, transando con el exgobernador priísta de Chihuahua, César Duarte Jaquez, el gobernador ballezano que le pagó su campaña interna al senado en el PAN en 2012, que lo patrocinó en 2016 en Movimiento Ciudadano (MC);

Y quien ya no pudo ayudarlo con dinero en 2018 –al menos hasta donde se sabe públicamente-, por razones de todos conocida. Ya era entonces Duarte, prófugo de la justicia.

Difícil, muy difícil para el senador, hablar de dignidad, en medio de las circunstancias y un juicio penal que lo persigue en el estado de Chihuahua por presuntos actos de complicidad en la red de corrupción del exgobernador del PRI, César Duarte.

Mala decisión y mal momento para el senador Cruz Pérez Cuéllar, quien seguramente habrá pensado del proceso interno de Morena y del presidente de México, “me la metiste, pero te la ensucie”…

 

Juicio de Procedencia, el ‘juicio final’ vs el Senador /

Sobre aviso no hay engaño. Queda claro que el senador Cruz Pérez Cuéllar jamás entendió, ni quiso entender el ‘aviso’ del corazón, o el consejo de su otro yo.

Entiéndase o interprétese que jamás debió entrar a participar en el proceso interno que ya tenía ‘candidato’ en Morena. Pero no hizo la lectura política correcta, y le ganó el ego y los arrebatos de la pasión, de la carnalidad y de sus seguidores que lo llevaron al extremo del clímax. Justo donde ya no hay vuelta.

En México sigue en marcha el juicio de procedencia para el desafuero en su cargo como senador, y todo está en manos de Pablo Gómez, un hombre de la izquierda combatiente, y que sabe para qué es la política, y quien es, el presidente de la sección instructora de la Cámara de Diputados que ha dado vista a los detalles de la demanda penal que se sigue en contra del senador de la República.

Cruz Pérez Cuéllar está involucrado en la recepción de 2.5 millones de pesos, de dinero de la nómina de los trabajadores del gobierno de Chihuahua, que utilizó el exgobernador para fines y proyectos políticos y personales, y quien repartió un mil millones de pesos entre 120 mortales, a quienes corrompió, según el resumen ejecutivo de la solicitud de procedencia a Cruz Pérez Cuéllar, que está en manos de la presidencia de la sección instructora de San Lázaro

El exdirigente estatal del PAN y excandidato a gobernador en 2016 por Movimiento Ciudadano, y ahora senador de Morena, recibió seis entregas de dinero del exgobernador priista, en la llamada ‘Nómina Secreta’, y dicen que viene el ‘juicio final’.

Quién sabe si el partido de Morena decida cobrársela al legislador, pero tiene la decisión y la voz, para recomendar que siga adelante el juicio de procedencia, para retirarle el fuero al senador, y que sea Cruz Pérez Cuéllar, quien responda a las acusaciones y a la demanda penal de la Fiscalía General del Estado.

Está claro que si el senador ha optado por seguir el camino jurídico, y valorando la impugnación al interior de Morena, con la misma moneda le va a pagar el diputado federal con licencia Mario Delgado, el presidente del partido, y curiosamente, excoordinador de la bancada de ese partido en San Lázaro.

Allá en Morena, también ‘valoran’ la posibilidad de que Cruz enfrente por la vía jurídica y sin fuero, el expediente de la demanda penal, en el que se le involucra como ‘cuatito’ de César Duarte. En fin, un delito que lo puede llevar a la cárcel.

Habrá que ver que dice el presidente, y que instruye Mario Delgado en Morena.

Tienen dos casos emblemáticos de insurrección partidista. El de Cruz Pérez Cuéllar en Chihuahua y el de Félix Salgado Macedonio en el estado de Guerrero.

Y de plano, quieren verle la cara de sonsos, por no decir de estúpidos, a sus seguidores, cuando denostan contra el partido político y el método de selección que no les favoreció, y a la vez, hablan de actos de “deslealtad” al presidente, como si el Ejecutivo estuviera ajeno a las decisiones que se toman.

Dirían los chavos, que Cruz Pérez Cuéllar y Félix Salgado andan “pasados” de lanza. Escupiendo pa’rriba.

La pregunta, la gran pegunta de los 64 mil, será si en esta el senador Ricardo Monreal Ávila se avienta el tiro y sale a la defensa de Cruz, o si decide apoyar y concentrarse en los objetivos de la campaña que le espera a su hermano David Monreal en Zacatecas.

La historia está de ‘pelos’ en el partido del presidente.

 

Alejandro Díaz, precandidato de Fuerza por México /

El empresario y delegado de la Organización Mundial por la Paz (OMPP) en la frontera México-Estados Unidos, Alejandro Díaz Villalobos es ya oficialmente precandidato de Fuerza por México, y recibió la carta de intención a la candidatura de ese partido, avalado por el presidente estatal, Antonio Arturo Franco Medina, lo que abre una pequeña luz en el espectro para un novel político.

De entrada le digo que el médico pediatra, que hace sus pininos en la política, ya pagó la ‘novatada’ en los entresijos de la política y la intriga de sus detractores políticos, que lo han acusado de ir de salto en salto, de uno a otro partido.

Pero ayer fue la ‘fiesta’ del doctor Díaz en el Sunión del Mirador en la capital, donde fue presentado como precandidato a gobernador en la justa de la sucesión Chihuahua 2021.

Ahora si, a partir de ahora, veremos que trae y como enfrenta el proceso previo a la campaña política el socio y hermano de los empresarios de Total Gas, que trae ganas y mucha intensidad para tejer su propia historia en el estado de Chihuahua.

“Vienen mejores días para Chihuahua”, su lema de precampaña.

-Soy un convencido de que la historia en Chihuahua va a cambiar-, dijo Díaz en su mensaje de presentación.

Díaz Villalobos resaltó su perfil de brigadista médico, su conocimiento del estado, y la atención de la salud de migrantes y personas sin acceso a las instituciones de salud en comunidades alejadas y zonas marginales de las diferentes regiones del estado, así como su participación en diferentes iniciativas internacionales.

“Chihuahua está dolido, está enfermo y estoy convencido que Chihuahua necesita un doctor”, comentó Alejandro Díaz, quien resaltó que Fuerza por México representa una nueva opción y fuerza política para comenzar a dejar de ver el futuro desde el espejo retrovisor, según las figuras retóricas de su discurso.

De destacar, la facilidad para hablar la lengua rarámuri, en muestra de su aprecio por los pueblos originarios del estado de Chihuahua, y el compromiso que de llegar a ser favorecido con el voto, pondrá especial atención a las regiones más vulnerables urbanas, en Ciudad Juárez y las zonas rurales.

 

Convocatoria del PRI, después de la Navidad /

El Partido Revolucionario Institucional emitirá su convocatoria a las diputaciones federales el próximo día 26 de diciembre -un día después de la Navidad-, y tres días después, el 29 de diciembre resolverá el asunto de la convocatoria a la gubernatura.

En stand by, y a la espera de los movimientos del PAN, el PRI iría en alianza y coalición electoral, sólo si existe apertura en el partido de Manuel Gómez Morín, donde se perfilan como posibles candidatos, no lo ha de creer, en la búsqueda de la decisión, Gustavo Madero y hasta se menciona que Héctor Murguía Lardizábal.

El presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Omar Bazán, informó que para la primera quincena de enero tendrán definidos también todos los cuadros a postular de cara a las elecciones federales y estatales de 2021.

Tómelo con la reserva del caso, por si acaso, pero el 28 de diciembre, el mero día de los ‘inocentes’, todos prenderán veladoras.

El 29 de diciembre emitirán la convocatoria para la gubernatura y el 30 para el resto de los puestos de elección popular.

“Estamos dentro del calendario y nos enfocaremos en garantizar la inclusión y participación ciudadana dentro de nuestro partido”, indicó el dirigente estatal, y también miembro de la bancada del PRI en el Congreso del Estado de Chihuahua.

Extraoficialmente, en la lista de aspirantes y precandidatos a la gubernatura, están además de Omar Bazán, Teto Murguía, el presidente del comité municipal del PRI de Juárez, Oscar Nieto y el alcalde de Guachochi, Hugo Aguirre García.

Por el lado de las mujeres, siguen apareciendo las ex senadoras, Graciela Ortiz González y Lilia Merodio, y la exdiputada federal, Adriana Fuentes Téllez.

 

MC a rodar la maquinaria en Juárez /

Ciudad Juárez será el epicentro de la ‘madre de todas las batallas’ en la sucesión Chihuahua 2021, y desde aquí, arrancará su campaña política el alcalde independiente de Parral, Alfredo, el ‘Caballo’ Lozoya.

Y mañana mismo estará por estas tierras el independiente de Parral, enfundado ahora con la casaca de Movimiento Ciudadano (MC), quienes preparan la logística de las actividades de precampaña y campaña en Juárez, que será prioridad para el ‘Caballo’ en su proyecto a la gubernatura.

El dato está confirmado. Lozoya y el líder estatal de MC tendrán agenda llena.

Tendrán una reunión de prensa con los periodistas y dialogaran a lo largo del día con grupos focales de hombres y de mujeres para afinar los detalles de la ruta en la campaña política.

El ‘Caballo’ Lozoya sabe que tiene ganar muchos votos en la urbe fronteriza y desde aquí proyectara el arranque de sus actividades proselitistas.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: