Autos UsadosPor Ciro RIVERA.

Las negociaciones entre los gobiernos federal, estatal y municipal, para llegar a un acuerdo mediante el cual se pueda regularizar el parque vehicular en el estado de Chihuahua, solo fueron acuerdos en donde las peticiones del gobernador y el alcalde, mostraron el desconocimiento del tema,  ante la falta de una asesoría con dominio de causa y solución del problema.

Haber  ignorado la participación de los verdadero vendedores de autos  en las mesas de trabajo que se implementaron entre los tres niveles de gobierno  llevo a Chihuahua a tan solo lograr una minucia que no resuelve de hecho la regularización de miles de unidades por que a la ciudadanía no se le otorgó lo que por derecho le corresponde.

Los comerciantes de autos usados no obstante de haber planteado la solución al conflicto desde hace más de dos años fueron ignorados por los tres niveles de gobierno obligándolos de hecho a establecer su propio mecanismo legal para afrontar  la postura del gobierno federal quien es el causante, no solo en Juárez, sino en toda la frontera norte, de la circulación ilegal de miles de unidades que no han sido importadas y que de alguna manera representan inseguridad.

Con bomba y platillo anuncian los gobiernos estatal y municipal el acuerdo logrado con el federal en donde se otorgara la fronterización de vehículos a través de un pago arancelario que aun es ignorado, pero que por la misma o menor cantidad  estos pueden ser nacionalizados.

Los miembros de los tianguis de Ciudad Juárez en compañía con los loteros de la UIVAC  de la Cámara de Comercio están por logar darle solución al problema, no solo en la fronteriza ciudad Juárez, sino en el interior de la entidad, y donde el apoyo de los gobiernos estatal  y municipales será fundamental si verdaderamente buscan la solución al problema de inseguridad que representan los autos chocolate y la acción se da con carácter de servicio social en busca de un bien común.

Hasta ayer de los informes recabados los comerciantes se habían comprometido que de logar el amparo contra el decreto de Felipe Calderón la ciudadanía no tenia por que fronterizar en Juárez por que se nacionalizaran las unidades a un costo menor o similar al que esta ofertando el gobierno federal.

Más allá también podrían hacerse cargo de la regularización del padrón vehicular hasta modelos 2000 en el interior del estado si existe la buena voluntad de José Reyes Baeza y todo en aras del bien común y la solución al problema que representan las unidades  medida que además sellaría de facto la frontera al contrabando.

Las medidas y acciones los comerciantes de autos de los diferentes tianguis y de la UIVAC podrían presentar antes de que entre en vigor el acuerdo de los tres niveles de gobierno, que no convence,  la solución a la regularización de las unidades en el estado de Chihuahua. Todo dependerá de la  buena disposición por el bien común de los chihuahuenses que demuestren el gobernador y los alcaldes de la entidad.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: