Sr. Director, tuve la oportunidad de ser asesor de los pepenadores del tiradero municipal en la sociedad que tienen constituida conforme a la ley denominada “ SOCOSEMA”, esto me dio la oportunidad de conocer de cerca sus conflictos con la autoridad municipal desde la primera administración del Ing. Murguía.

Desde entonces se ha tratado de despojarlos de su fuente de trabajo y son más de 300 familias las que de ahí tienen su sustento económico para sobrevivir.

Desde entonces existen muy pero muy fuertes intereses de carácter económico de parte de la administración municipal Tetista para que una empresa transnacional disfrazada de nacional obtenga el control total y absoluto del tiradero, y esto porque como me pude dar cuenta personalmente, la recolección de la basura una vez seleccionada y clasificada reditúa millonarias cantidades anuales de dinero, eso es lo que quieren las empresas transnacionales, además de explotar económicamente los gases que la basura produce para producir energía eléctrica.

Es mentira del Presidente Municipal que quiera el bienestar de los pepenadores, eso es lo que menos le interesa, el verdadero interés es desalojar a esos trabajadores y entregarles la basura a los extranjeros.

Es increíble el grado de entreguismo que se da hacia los intereses ajenos, aún y cuando éstos sean disfrazados en la constitución de empresas nacionales.

Si verdaderamente le interesaran los pepenadores y su bienestar económico y familiar, implementaría acciones en su beneficio y no en su perjuicio, para que quiere cartas de no antecedentes penales, para que quiere una credencialización si todos se conocen entre sí.

Recuerdo que un día expresó el ex Presidente Fox que en ocasiones las decisiones y medidas de los funcionarios públicos se traducen en “babosadas”  (necedad, terquería, cosa intrascendente, sin valor) según la definición de la Real Academia de la Lengua Castellana.

Creo que ahora las “babosadas” de la Presidencia Municipal quedan cortísimas ante los perversos intereses económicos que están tras la intención de despojar a los pepenadores de su fuente de trabajo y sustento familiar, dudo que tras el interés de concesionar la basura no exista una fuerte cantidad de dinero como gratificación para nuestras HONORABLES autoridades de parte de las empresas interesadas como gratitud a la concesión que pretenden obtener.

¿Y los pepenadores y sus familias? Bueno, haber como le hacen para sobrevivir.

Es el colmo que ya ni la basura puede ser explotada económicamente por mexicanos pero es mas indignante le sumisión y entrega de nuestras autoridades a los intereses económicos de los extranjeros.

Eso nos pasa en parte por elegir gobernantes nacidos en el extranjero que no pueden desligarse del ombligo que dejaron en su país de origen, y aun que tengan la doble nacionalidad, se sienten Maximilianos.

Atentamente y con todo respeto Sr. Director por el espacio concedido

Lic. Federico Solano Rivera

federicosolanorivera@hotmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: