CIUDAD JUÁREZ.- La Mesa de Infancia difundió nuevamente un caso en contra de sus activistas.

Los hechos ocurridos la noche del jueves, son relatados a continuación.

Ayer a las 9:00 de la noche 15 promotores juveniles de la campaña Escúchame Invierte en Mí que impulsa la Red por la Infancia fueron detenidos cuando circulaban por el Camino Real al surponiente de la ciudad, los jóvenes la mayoría menores de edad se dirigían a sus hogares luego de trabajar con niñas y niños del fraccionamiento Villas de Alcalá, ubicado al suroriente de la ciudad.
Los estudiantes viajaban en un camión propiedad de la Organización Popular Independiente que utilizan para trasladarse a las colonias donde prestan sus servicios trabajando con los niños de las comunidades en parques públicos donde colocan bibliotecas y juguetes para ofrecer un espacio seguro para la convivencia de los infantes.
De acuerdo a las versiones de uno de los primeros jóvenes con quien se logró establecer comunicación, cuando dejaban a varios de los promotores en su casa fueron interceptados por unos policías municipales que los acusaron de “burlarse de ellos”, ante el señalamiento los estudiantes negaron tal situación pero fueron detenidos con violencia por los oficiales de las unidades 476 y 414 del Distrito Chihuahua y obligados a manejar el camión en el que circulaban hasta el corralón de tránsito ubicado cerca del área del Cereso.
Posteriormente fueron trasladados a la Estación Aldama, en varias unidades de radiopatrullas.
Lourdes Almada, secretaria ejecutiva de la Red por la Infancia, que agrupa a 11 organizaciones de la sociedad civil que trabajan con niñas y niños, señaló que este incidente se suma a uno ocurrido el miércoles donde dos estudiantes menores de edad también participantes en la campaña fueron detenidos en la zona centro de la ciudad cuando iban a comprar comida.
En esta ocasión los adolescentes solo fueron ´levantados´ por los polimunicipales y soltados cuadras adelante luego de quitarles el dinero que traían, pero no fueron presentados ante un juez de barandilla y se hizo una denuncia pública sobre estos hechos.
“Creemos que los adolescentes y jóvenes de esta ciudad son constantemente criminalizados por las autoridades policiacas y esto solo contribuye a que la comunidad pierda la confianza en las instituciones que se supone están para proteger a los ciudadanos”, expresó Almada.
Agregó que procederán ante las autoridades correspondientes y exigirán una explicación sobre este claro abuso de autoridad cometido por la Dirección de Seguridad Pública del Municipio.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: