CIUDAD JUÁREZ.- Para evitar que se multipliquen los casos de robo de medidores y extorsión, a manos de falsos empleados, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) procedió este martes a la quema de 800 uniformes ya en desuso.

“Es la primera ocasión en que se procede a incinerar uniformes, y es que no habíamos llegado a estos extremos de casos de robo de medidores y extorsiones, que se han incrementado una diez veces en comparación con 2007 y 2008”, declaró este día  el Presidente de la JMAS, Ingeniero Ernesto Mendoza Viveros.

Precisó que lo que se pretende, es que personas ajenas a la descentralizada hagan mal uso de la ropa que identifica al personal de la misma.

Destacó que “el medidor es propiedad del usuario y por lo tanto está en todo su derecho de impedir que le retiren el medidor, lo cual sólo ocurre de manera genuina cuando se aplica una reparación o calibración del aparato, por gente plenamente identificada con uniforme y gafete, documento que contiene la foto del empleado y la firma del presidente de la Junta”.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: