El ‘chistecito’, y la osadía de Ricardo Ozuna, de amenazar de muerte al líder de los llanteros en Juárez, Héctor Ortiz, durante la manifestación de hace dos días, les saldrá caro a los “patrones” de Julio Durán y Gerardo Cantú, hombres ‘clave’ en la corrupción de la Aduana…

TORRE FUERTE

*Los hombres ‘clave’ de la maestra, en la Aduana

*Chamaquearon a la 4T, “pobre Obrador”…

*Juárez en ‘Código Rojo’, estalla la violencia

* Eduardo Fernández, el ‘vaca-homicida’

*La crisis y las tribus al interior de Morena

 

Los hombres ‘clave’ de la maestra, en la Aduana/

Tras la denuncia de amenazas de muerte, presentada ayer por el líder de la Unión Ecológica de Llanteros, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE), abrirá carpetas de investigación que apuntan a los protectores de Ricardo Ozuna -el hombre que amenazó a Héctor Ortiz Armijo-, y su vinculación con Gerardo Cantú y Julio Durán, hombres presuntamente ‘claves’ en la operación de corrupción de la Aduana Fronteriza de Ciudad Juárez, y al servicio de la maestra Norma Deirdré Bazán Mayagoitia.

Rocío Villa, gente de las confianzas de la administradora, encargada hasta hace tiempo del puente internacional de Zaragoza-Ysleta, y su sustituto en las operaciones de ese cruce fronterizo con El Paso, Texas, Federico Anaya, estarían presuntamente también implicados en la red de corrupción por contrabando en los cruces fronterizos.

Villa, el ‘rostro’ visible de las operaciones en la verificación de cargas en los puentes internacionales, sin embargo, según trascendió, tiene como verificador a otro personaje externo, que no forma parte del personal de la Aduana de Ciudad Juárez, y que sólo porta un gafete de una agencia aduanal. Fue identificado con el nombre de Aldo.

Este personaje, a su vez, resultó ser ‘socio’ y compinche de Julio Durán, quien junto a Gerardo Cantú, no sólo son los responsables de cobrarles los servicios a todos los clientes enlistados en las operaciones de contrabando de la Aduana, sino de revisar, incluso, para que no haya mermas, todos aquellos camiones y tráilers que están “apalabrados”, a nombre de la maestra Bazán Mayagoitia.

Durán también es señalado, de acuerdo a reportes internos y extraoficiales de la dependencia, como el “operador” de las confianzas del esposo de la administradora de la Aduana Fronteriza.

El derrumbe de la estructura de la Aduana, que ‘desnuda’ la corrupción en la administración, apunta a una inminente limpia de la dependencia y a la obligada salida de la titular, Norma Deirdré Bazán, que enfrenta los riesgos de señalamientos por parte de sus subalternos en los manejos de la Aduana en Ciudad Juárez.

Los enterados aseguran que el ‘chistecito’ y la osadía de Ricardo Ozuna, de amenazar de muerte al líder de los llanteros en Juárez, Héctor Ortiz, durante la manifestación de hace dos días, les saldrá caro a los “patrones” de Julio Durán y Gerardo Cantú.

Y es obvio que si hay voluntad política del gobernador de Chihuahua, Javier Corral de contribuir en la denuncia con la limpieza en la Aduana, la investigación podrá alcanzar a los ‘amigos’ de Bazán Mayagoitia y de su marido, en el manejo de las irregularidades y presunta corrupción de la Aduana.

El desaseo en la Aduana Fronteriza obliga a una urgente respuesta del recién nombrado titular de la Dirección General de Aduanas, Horacio Duarte Olivares, quien tiene el encargo presidencial de revisar y limpiar la corrupción de las 49 aduanas de todo el país.

Y ni cómo ayudarle a la maestra.

Por sanidad de la dependencia dependiente del SAT, tendrá que irse.

Y si el agua no llega al río, su ‘padrino’, Juan Carlos Loera de la Rosa tendrá que buscarle reacomodo y nueva chamba a la académica en el gobierno de la ‘4T’. Con suerte, su amigo Duarte, la salve del apocalipsis de la Aduana.

Quién sabe si la misma suerte acompañe también al dueño de las quincenas de la administradora, Omar Bolado, señalado en los reportes del batidero de la dependencia.

Los señalamientos y denuncias en contra de la estructura operativa de la Aduana y las amenazas vertidas por parte de algunos de sus integrantes, es la ‘gota’ que ha derramado el vaso de agua…

 

Chamaquearon a la 4T, “!Pobre Obrador!”…

Los opositores al proyecto y ejecución de obras del transporte de Vivebus (Ecobus), en el carril confinado a lo largo de las avenidas Paseo Triunfo de la Republica y Tecnológico, tronaron en contra del gobierno estatal de Chihuahua y aseguraron en redes sociales que “chamaquearon” al gobierno de la ‘4T.

“Pobre Obrador”, posteó en su página de Facebook, el doctor Sergio Antonio Rueda, quien dijo que con datos oficiales –como hace unos días lo documentamos en Torre Fuerte-, 260 mil viajes con 834 autobuses, equivalen a 2 millones 860 mil pesos en ganancias al día;

Es decir 20 millones de pesos a la semana, 80 millones de pesos al mes y 240 millones de pesos al año.

“!Por eso no quieren dejar el negocio!. Un viaje cada cuatro segundos, y han de ser camiones diseñados por la NASA para ir casi a la velocidad luz, comentó a manera de mofa, para ridiculizar un proyecto de transporte que será negocio de unos cuantos.

834 camiones y no hay convenios con los concesionarios. El negocio será para ellos, para la gente del sector privado que le hará la competencia a los transportistas, dejó entrever uno de los principales opositores al proyecto de transporte también conocido como BRT-2.

A los concesionarios y choferes los reemplazarán, y si algunos se portan bien, les darán las ‘migajas’ en las rutas del anillo periférico.

Pero FONADIN, Banobras y el Fideicomiso de Puentes Federales (FPF), dieron por bueno y avalaron el proyecto para el otorgamiento de un crédito de 386 millones de pesos. Y aún está por verse y resolverse, la participación a futuro, de los dineros del Fideicomiso de Puentes Fronterizos.

En otros países, un presupuesto inflado o falso, se cancelaría y sería penalizado. Habría responsabilidades. Pero en México surrealista, todo es posible. Aquí se alcanzan los más descabellados sueños con la magia del dinero y de quienes ostentan el poder.

Dice Rueda que algunos ‘vivillos’ de la iniciativa privada están puestos para ponerle la lana que se requiere en ese ambicioso proyecto del gobernador de Chihuahua. Saben que será negocio, y por ello, se ha establecido que la tarifa base alcance los 10.70 pesos, que en el obligado redondeo -por cierto muy propio entre los dueños de los dineros en Juárez-, será de 11 pesos por piocha. Todos los usuarios pagan.

El negocio será de unos cuantos en perjuicio de miles de habitantes que necesitan del transporte. Por eso se entiende que los comerciantes y hombres de negocio de las avenidas Tecnológico y de la Paseo Triunfo de la República, ahora estén tan calladitos. Han enmudecido.

Les convidarán del ‘pastel’ en el millonario negocio, y el gobernador Corral, le venderá el mismo proyecto a los ciudadanos a precio de oro. Ellos, los del pueblo, como siempre ha sido, serán quienes paguen los platos rotos.

Tiene razón Rueda que escribió: ¡Chamaquearon a la ‘4T’. Pobre Obrador y sus representantes en Juárez!.

 

Juárez en ‘Código Rojo’, estalla la violencia /

En medio de la severa crisis de salud y los efectos colaterales en la economía a causa de la pandemia por el Covid-19, Ciudad Juárez sigue sumido en ‘Código Rojo’ por la violencia y los crímenes en las calles, que se ha convertido en el pan de todos los días.

Ayer una secuencia de ataques a patrullas y policías, incluidas dos instalaciones de la policía, en eventos que ocurrieron en diferentes puntos de la ciudad, y que presuntamente terminó con la vida de cuatro presuntos sicarios, coronó una autentica ‘noche de perros’, parafraseando aquella vieja cinta protagonizada en 1975 por Al Pacino, de Tarde de Perros.

La noticia de los balazos, incluso granadas y hasta presuntos bazukazos llegaron a la capital, y despertó el morbo de los colegas, que pasadas las 22 horas, supieron de que en Juárez se había soltado la metralla, entre policías y delincuentes, a causa de un presunto ataque a la gente de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) que ahora encabeza el ex jefe de la municipal, Ricardo Realyvázquez.

Y el colega Paco Ortiz Bello, buen periodista, y siempre bien informado de todos los detalles no titubeó para decir que habían atacado a los elementos de la CES en una tienda cercana a la Fiscalía y que luego habían balaceado la estación Universidad de la policía municipal, que se encuentra a escasos metros de la FGE.

Incluso dijo, que los vecinos de la zona aseguraron que hubo explosivos de granadas, y los tronidos de los ataques, entre unos y otros, llegaron hasta el barrio del ‘Infiernovit Casas Grandes’. Extraoficialmente cuatro presuntos sicarios muertos en la inmediata reacción de las policías que acordonaron y cerraron el Eje Vial Juan Gabriel.

“En este momento se desata otra fuerte balacera…en las instalaciones del CES”, y ya se ha de estar imaginando a los coleguitas de la capital con el Jesús en la boca, y al buen amigo Osbaldo Salvador, trabajando horas extras para subir la noticia en su digital de la capital.

En fin una noche de perros, que tuvo como colofón la noticia, como quien le avienta un trozo de carne a un perro hambriento, de la detención del ‘Iraquí’, el presunto delincuente de la pandilla de ‘Los Aztecas’ a quien, al estilo y manejo que tenía la entonces procuradora de Justicia de Chihuahua, Patricia González, le cuelgan varios muertitos.

Lo demás ya lo sabe, la operación de medios y la consigna de bajarle hasta tres rayitas al escándalo de la violencia de los juaritos, por instrucciones del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, que desde hace varios días, incluido el ataque masivo en una vivienda de la colonia Felipe Ángeles, ha empezado a sentir lo caliente de una plaza como la de Juárez.

La detención del ‘Lolo’ o ‘El Iraquí’, la coartada perfecta del gobierno para salir a medios y decir que los ataques obedecen a la reacción de los criminales por la detención del delincuente en Coahuila.

Ciudad Juárez registra con datos extraoficiales, cerca 700 crímenes en lo que va del primer semestre de 2020, y lo gobiernos de Javier Corral y de Armando Cabada, no se la acaban, dijeran los chavos.

 

Eduardo Fernández, el ‘vaca-homicida’ /

Desafortunadas, estúpidas y poco propias, especialmente de un gobernador, -a quien se le ha encomendado la administración y protección de los bienes y la seguridad de las personas de todo el estado de Chihuahua-, la respuesta de Javier Corral, quien ayer salió con el cuento de que, ‘como se puede, se cuidan las vacas de Duarte’.

Pero no se vaya con la finta, la respuesta del gobernador es solo una pantalla.

El trasfondo real es la responsabilidad que se le endilga, como luego se dice en el pueblo, con los pelos de la burra en la mano, al administrador de la Fiscalía General del Estado, Eduardo Fernández Herrera, que fue removido a ese cargo hace algunos meses, luego de una serie de grillas en su anterior puesto en la Secretaría de Hacienda donde despacha y manda el hombre de los dineros del estado, Arturo Fuentes Vélez.

La carta del vaquero Héctor Hugo Pérez Robles, el encargado de mantener con vida el ganado y todo lo que de ello se deriva en términos económicos, no es otra cosa que el agrio reclamo a un gobernador que no cumplió con su palabra y los acuerdos para el mantenimiento y la sobrevivencia del ganado y que tiene en Lalo Fernández al mero responsable.

Muy a su estilo, el funcionario estatal ahora ‘encriptado’ en la Fiscalía General del Estado, de donde salía el dinero para mantener el ganado que le fue asegurado al exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, se encargó de quitarle, literalmente, hasta los calzones al pobrecillo del vaquero Pérez Robles, también en algún tiempo trabajador del exmandatario estatal;

Pero a quien Corral le confirió la responsabilidad de mantener y administrar el negocio del ganado, como una parte de los bienes muebles e inmuebles asegurados y supuestamente relacionados al exgobernador de Chihuahua, dispersos por los municipios de Balleza, Villa Matamoros, Villa López, Valle de Zaragoza y Camargo.

Hasta allí, la relación de Héctor Hugo Pérez y del gobernador Javier Corral marchaba de maravilla, o al menos medianamente bien. La fiesta estaba en paz, hasta que apareció el diablo Eduardo Fernández.

Y en la misiva que entregó a los medios, ante la negativa actitud del gobernador de concederle espacio y escucharlo, Hugo Pérez Robles, no tuvo otra opción que decir que Fernández Herrera, en su calidad de interventor desde julio de 2019, es el mero responsable del abandono de los bienes que fueron entregados a su administración, quien ya no quiso pagar adeudos de los anchos nogaleros y ganaderos. No hubo mayor explicación.

Y ni siquiera el pago pactado en el contrato de los servicios del vaquero administrador de los ranchos y del ganado.

El contrato feneció el 31 de diciembre de 2019, pero Lalo Fernández se ensañó, a la mala, desde su llegada en julio a la Fiscalía del Estado con el hombre que ahora reclama el cumplimiento de pagos por parte del gobernador de Chihuahua. Y todavía incluso, hasta la fecha, según dice Pérez, el mandatario Javier Corral, se da el lujo de requerir de sus servicios, como si nada hubiera ocurrido.

Eduardo Fernández puso de chalan y de “interventor” a Jorge Contreras Villarreal, que no sabe y no tiene la más mínima idea de las actividades agropecuarias.

El asunto era meterlo a la nómina, y que las vacas y todo el ganado se lo llevara pifas, como así ocurrió.

Hay responsabilidad legal del funcionario amigo de Javier Corral, quien también a veces, para taparle el ojo al macho, la hace de administrador de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

Contreras es el hombre de Lalo Fernández, a quien se le entregan vastos recursos para una tarea que ya le trono en la cara al gobernador, y que ahora, sin recato, ha salido a los medios a decir que, como se puede, se cuidan las vacas de Duarte. Le importa un soberano pito.

Ambigua como fatal, su respuesta de que, “en la medida de las posibilidades”, la administración estatal cuida ese “patrimonio de los chihuahuenses”.

En fin que el ‘vaca-homicidio’ en el gobierno de Javier Corral es culpa de Eduardo Fernández y de nadie más.

El pasado 14 de mayo, el exadministrador de dichos bienes, Héctor Hugo Pérez, hizo público el “deterioro, escasez y muerte masiva de animales”, cuya afirmación respaldó a través de fotografías de reses muertas.

 

La crisis y las tribus al interior de Morena /

La crisis política que se ha derivado al interior del partido de Andrés Manuel López Obrador en Chihuahua, tiene cada vez tintes más dramáticos y hasta ‘chuscos’, sacados de la chistera, como el pensar que el diputado federal, Ulises García, amigo del delegado del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa tiene posibilidades para ser candidato a presidente municipal de Juárez.

Y la crisis apunta a crecer en los próximos meses ahora que se avecinan los tiempos del arranque de la actividad electoral, donde saltarán otros ‘gallos’, que reclaman por igual, la posibilidad de contender y que incluyen al ex candidato de morena en 2018, Javier González Mocken, a la síndica Leticia Ortega, a quien le late su corazoncito, y hasta el ingeniero Andrés Carbajal Casas, que tiene razones y conocimiento de sobra, para buscar su última posibilidad en un cargo de representación popular, porque el viejo, con toda su experiencia y años en la función pública, ya no se ‘cuece’ al primer hervor.

Es más, ahí anda vagando y buscando sus posibilidades el diputado Misael Máynez Cano, que trae varias propuestas en el Congreso, y a quien, por supuesto también le late el corazón, y quiere en 2021 con el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hasta ahora se sabe que Máynez ha levantado tímidamente la mano, y de que quiere, quiere.

No en vano, según me cuentan desde la capital, Misael insistía en que lo subieran al Foro de la Coparmex para que lo tomaran en cuenta.

No le corrieron la invitación como a muchos otros, pero el bato del Congreso, enemigo acérrimo de la diputada Marisela Sáenz, se anda moviendo y buscando foro para los asuntos y temas que tienen que ver con la reactivación económica de la entidad.

Se le pare, o no ‘el gallo’, y por si acaso, se anda poniendo en forma para el proyecto político de 2021.

Por cierto que hablando de suspirantes por ‘Doña Blanca’ en Juárez, el equipo y los amigos del excandidato de Morena, el expriista Javier González Mocken también se hizo presente en el asuntillo de las despensas y las ayudas a la gente sin recursos en las colonias de Ciudad Juárez.

La Asociación Civil ‘Juárez en la Transformación A.C’ se ha dado a la tarea de distribuir cientos de despensas a la gente con necesidades en los distritos electorales federales 02 y 03, y en los siguientes días harán lo mismo en el uno y en el cuatro.

Aseguran los amigos que son “donaciones” de un grupo de veinte amigos que directamente están comprando a los proveedores, para que la raza que hace polaca, la distribuya entre los menesterosos en estos difíciles momentos de la crisis de salud y alimentaria, generada por el Covid-19.

Indiscutiblemente que, pese a la urgente ‘sana distancia’, Javier González Mocken se mueve y se mueve…También le saca ‘raja’ política a la pandemia del coronavirus.

Comentarios: [email protected]

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.