MEXICO, DF.- La Secretaría de la Reforma Agraria resolvió el conflicto en el núcleo agrario Antonio Norzagaray Angulo, municipio de Guasave, Sinaloa, en donde, durante 42 años, ejidatarios y propietarios particulares se disputaron mil 225 hectáreas.

Para la resolución del conflicto, la SRA realizó una inversión de recursos federales por 40 millones de pesos que fueron destinados como contraprestación al ejido Antonio Norzagaray Angulo, a cambio de que reconozca como avecindados del núcleo agrario y posteriormente como ejidatarios a los 107 posesionarios de las mil 225 hectáreas.

El convenio finiquito fue ratificado en el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 27 con sede en Guasave y la SRA depositó los recursos de la contraprestación en este mismo órgano jurisdiccional para su entrega a los beneficiarios.

La SRA abordó el problema a través de su Programa de Atención a Conflictos Sociales en el Medio Rural (Cosomer), mediante el cual se privilegia el diálogo y los acuerdos para resolver conflictos por posesión de tierras en ejidos y comunidades.

El conflicto tuvo su origen en la resolución presidencial publicada en enero de 1968 que creó el ejido Antonio Norzagaray Angulo con una superficie de  mil 330 hectáreas de terrenos de riego tomadas del predio “Bacayahueto”, considerado como terreno nacional.

Sin embargo, la resolución presidencial no fue ejecutada en virtud de que existía imposibilidad jurídica y material derivada de la existencia de certificados de inafectabilidad agrícola expedidos a favor de  los posesionarios de mil 225 hectáreas.

El ejido recurrió a la vía del amparo en tribunales federales que fallaron en su favor y ordenaron a las autoridades agrarias la ejecución de la resolución presidencial. En el año 2008 la SRA intentó dar cumplimiento a la sentencia judicial pero a los servidores públicos de la dependencia se los impidió un grupo de personas.

La Secretaría conminó a las partes a negociar y construir una solución pacífica al conflicto, las cuales firmaron un convenio con el cual se da certeza jurídica a la posesión de las mil 225 hectáreas, se consolida la paz social en el núcleo agrario y se mejoran las condiciones para la producción en el ejido.

Como parte del convenio finiquito se acordó la entrega de 10 millones de pesos por parte de los posesionarios al ejido, independientemente de los 40 millones de pesos que invirtió la SRA en la solución del conflicto.

La SRA reitera que una de sus prioridades es la atención de los conflictos agrarios mediante la vía de la conciliación y de las leyes, poniendo siempre todos sus recursos humanos y materiales para la solución pacífica de las controversias por la tenencia de la tierra rural.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: