Rogelio LoyaRogelio transa candidatura./

Los panistas que empujan al abogado Jorge Espinoza, ‘Delfín’ del líder estatal, Mario Vázquez, entraron en plena negociación con el diputado local, Rogelio Loya que, a cambio de acomodar a su segundo: Sergio Acosta -a fin de que sea Secretario General del Comité Municipal-, le prometieron la candidatura a la Presidencia Municipal de Juárez en 2016.

En apariencia le firmaron un cheque en blanco del que se duda este si quiera enterado el Presidente del CDE del PAN, que pone en tela de duda la transparencia del próximo proceso de elección de la dirigencia municipal del partido blanquiazul, a causa de que los maliciosos políticos, quieren sacar, a como de lugar, raja política. Y el diputado Rogelio Loya no es precisamente un aprendiz en esas andanzas de la grilla.

Para algunos azules resultó increíble y hasta irónico que el señor Diputado Loya haya tranzado con el equipo de Jorge Espinoza, cuando todo mundo suponía, pensaba y se imaginaba que Rogelio fiel a Ramón Galindo, le daría todo el apoyo a Pilo Galindo, pero la conveniencia es la conveniencia en política.

Así es que, el abogado Espinoza, que para muchos tiene la delantera gracias a Vázquez, se perfila llueve, truene o relampagueé para pegarle a Sergio Madero y a Pilo Galindo, que cuentan sus propios colaboradores, anda dando lastimas en estos azarosos asuntos de la política.

Tan mal anda Pilo Galindo, que primero, no trae dinero ni para pagar el café de sus colaboradores. Es un pobre politico. Tienen que hacer coperacha para saldar la cuenta. Segundo, quiere pactar por grupos y bloques y no por personas, ni por lealtades como se acostumbra en la ortodoxia política, sea en el PRI, en el PAN o en los partidos de izquierda.

Necesita urgentemente un asesor político y mucho trabajo de mercadotécnica o marketing político, porque a pesar de los aires de libertad e independencia que pregona Pilo, todo mundo cree que es movido e influenciado por Ramón Galindo.

Mediáticamente pues, Pilo Galindo no tiene vida propia y la sombra de su hermano pesa como losa.

En esos avatares de la grilla interna del PAN, a quien también se le empiezan a rebelar en su equipo es a Madero. Tan pronto lo empezaron a conocer de cerca, varia gente a puesto pies en polvorosa y una de ellas es la señora Lucita Anderson, una mujer comprometida con el PAN, pero bajo la escuela conservadora.

Uno de los grandes problemas de Madero será poder juntar gente, teniendo en su equipo a Vicky Álvarez, a quien llevaría como secretaria general, y quien la raza no quiere por su afición al alcohol y por supuesto, al excesivo protagonismo político de la mujer.

 

Beatriz, César y Marcelo.

La embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes Rangel, estuvo presente el pasado fin de semana en Ciudad Juárez.

Llegó para participar en un evento de género y equidad en esta ciudad fronteriza, y tan pronto como termino, fue invitada por el gobernador para la apertura de la llamada Fiesta Juárez, donde también estuvieron presentes, el alcalde Enrique Serrano Escobar y el director de Pensiones Civiles, Marcelo González Tachiquín , quien hace tiempo fue secretario en actividades políticas y partidistas, fue secretario de la ‘Dona’ en la capital del país.

También andaba el alcalde de Parral, el ex panista Miguel Ángel Jurado y hablando de parralenses, allí andaba Fernando Martínez Acosta, a quien el gober le echo sus porras, además de otro amigo del mandatario, Fernando Uriarte Zazueta, presidente de la JMAS y el diputado Antonio Andreu. Todos ellos, cartas fuertes del gobernador de Chihuahua para las elecciones federales de 2015.

 

Juárez en lapsos de tiempo./

Norma Robles, hija del chihuahuense Manuel Robles de la Torre, que hizo historia en la imprenta y el manejo de los linotipos en la frontera, y que a su vez, darían soporte en el comienzo de los grandes periódicos de la ciudad con la llegada formal de El Fronterizo en octubre de 1943, presentó su libro: ‘Juárez en Lapsos de tiempo’.

Su obra recopila de manera amena y muy sentida pasajes de la vida y de la historia de Juárez, donde los comunes, es decir los ciudadanos, vivieron una época maravillosa.

Comerciantes que marcaron rumbo en la historia de Juárez, como Francisco Yepo Lay; Arturo Chávez; Rafael Veloz; Carlos Baquier o personajes como el Obispo Manuel Talamás Camandari, el periodista Alberto González Tagle y/o el historiador, Armando Bonifacio Chávez, son solo algunos de los muchos protagonistas del libro escrito por Robles.

La historia que se escribe en “Ciudad Juárez en lapsos de tiempo”, también conjuga diversos paisajes de la historia de la frontera, previos a la Revolución Mexicana y a la presencia de importantes personajes de la vida política nacional e internacional.

En sus 484 páginas del libro, la escritura juguetea con la historia cotidiana de los mortales y revive con interesantes matices, pasajes alrededor de personajes que fueron y han sido íconos de Ciudad Juárez.

Una obra con una prosa sencilla y amena, intercalado con poemas y otros datos relevantes que hoy –paradójicamente-, cobran vida en “Ciudad Juárez en lapsos de tiempo”. (Torre Fuerte es una columna que se publica en Politikkon.com, La Nocion.com, Chihuahuapost.com, Revistalibertad.com.mx y en radio a través de ‘La Jefa’ de 1240 AM)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: