Por Aída María HOLGUIN BAEZA./20 de Octubre/.

Hace apenas unos días, se cumplieron 58 años de que las mujeres mexicanas tenemos derecho a votar.  Lo contradictorio de esto, es que a pesar de que ya tenemos este derecho, resulta verdaderamente difícil llegar a ocupar esas las posiciones construidas con nuestra decisión.

Es decir, está en nosotras el ejercer o no nuestro derecho a votar; pero llegar a ocupar un cargo de elección, es un derecho que depende del sexo opuesto.  Esto se debe a que general e irónicamente, son mayoritariamente personas del sexo masculino las que llegan a puestos de decisión, gracias a la decisión de las mujeres.

Ante tal ironía de la vida, entonces la pregunta que nace es: ¿Tenemos realmente motivos para festejar?.

Aunque resulte difícil de creer, desde la cocina y el lavadero también se gestan cambios.  Así es!, las mujeres estamos destinadas a limpiar la casa grande que es la nación, a esa lucha y con esa convicción muchas mujeres han contribuido para que poco a poco, sean más las mujeres que ejerzan posiciones de decisión.

Gracias a esa lucha de muchas, es que actualmente se encuentra en el Congreso del Estado de Chihuahua, Inés Aurora Martínez.

Y precisamente el marco de los 58 años del voto femenino, la Diputada Local de Chihuahua y también Secretaria Estatal de Promoción Política de la Mujer del PAN, Inés Martínez, en nombre del grupo parlamentario del albiazul, presentó una iniciativa de Ley para que en la integración de la mesa directiva y en el resto de los órganos del Poder Legislativo exista, además de una representación plural, igualdad de condiciones y oportunidades para las mujeres.

“Es necesario reforzar acciones para equilibrar la participación femenina bajo principios de igualdad de condiciones y oportunidades que contribuyan a lograr una vida más democrática”.  Esas y otras cosas deseables ha dicho la Diputada; sin embargo, esto se ha convertido en otra ironía de esas que la vida nos regala.

Lo cierto es que suena bastante alentador lo que la Diputada Martínez ha expuesto, el problema es que lo dicho en el Congreso, no es del todo congruente con lo que sucede en casa.  Y es que a veces se olvida que primero hay que arreglar la casa y luego irse extendiendo a otros ámbitos.

Lo deseable sería que como titular de PPM del PAN y como Consejera estatal del Partido Acción Nacional, Inés Martínez llegara al Pleno del Consejo Estatal y presentara una propuesta que dijera exactamente lo mismo que ha dicho en el Congreso a nombre de todos sus compañeros.

Solo de esa manera resultaría congruente y creíble la postura de la Diputada, porque ella misma –en entrevistas –ha dicho que el juez debe empezar por su casa.  Esto lo dijo al referirse a los pocos puestos públicos y de decisión que las mujeres ocupan en el gobierno federal.

Ciertamente, y como lo ha dicho la Diputada Martínez, “es necesario que el juez por su casa empiece”… el detalle es que su casa está el PAN; por lo que habría en todo caso de señalar la pobre representación de mujeres en puestos del Comité Directivo Estatal, en el número de Consejeros estatales o en la propia bancada panista del Congreso Local.

Mucho tenemos por aprender, bien lo apuntó en sus reflexiones la política estadounidense Bella Abzug: “La prueba para saber si puedes hacer un trabajo o no, no debería depender de la organización de tus cromosomas”.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: