EL PASO.- La violencia fronteriza que se registra en el norte del país, se ha convertido en un “problema de salud” y una de las mayores causas de muerte en la región, que debe ser atendida con urgencia y la concurrencia de recursos federales, tanto de México como de los Estados Unidos.

De acuerdo a estudios del gobierno mexicano, el problema tiene profundas raíces en el consumo de drogas en la frontera, y es imperante que sea atendido con la intervención de los gobiernos de las dos naciones.

El alcalde José Reyes Ferriz, expresó lo anterior en su mensaje inaugural de la Décima Reunión Anual de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, desarrollada en El Paso, Texas, a la que asistieron también autoridades federales de ambos países.

En el evento, los representantes de los dos países (México-Estados Unidos) firmaron una declaración conjunta para reafirmar el compromiso de ambos gobiernos para enfrentar los retos comunes de salud –uno de ellos el de la violencia- que se ha generado en la región fronteriza, dijo el edil.

La comisión tiene como objetivo principal el poder proveer liderazgo internacional para optimizar la salud y la calidad de vida a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, así como el poder institucionalizar un enfoque domestico sobre salud fronteriza que trascienda a los cambios políticos, y genere una atmosfera propicia para enfrentar de manera efectiva los retos de la salud.

El congresista Silvestre Reyes y el alcalde de Juárez, José Reyes Ferriz fueron los encargados de  abrir los trabajos de la Decima reunión anual de salud entre Estados Unidos y México.

En su mensaje de apertura el edil juarense ponderó el tema de la violencia como un problema de salud que afecta a las dos naciones.

Dijo que la violencia fronteriza se ha convertido en un asunto de salud y una de las mayores causas de muerte en la región fronteriza. –El que los recursos de las autoridades de salud de ambos países se han enfocados a la resolución de este problema, reviste una gran importancia-.

El presidente municipal de Juárez, expresó que el presidente mexicano, Felipe Calderón Hinojosa ha realizado “grandes esfuerzos” para contar con la infraestructura necesaria y crear una solución al problema,  que no han sido suficientes.

“Es ahí donde necesitamos la ayuda de los Estados Unidos y su experiencia en resolver asuntos de consumo de droga, y crear la infraestructura de salud con la que se pueda atender el problema”.

En el evento, el congresista paseño, Silvestre Reyes, presidente del Comité de Inteligencia de los Estados Unidos en el Congreso, ponderó el “liderazgo” del alcalde juarense, José Reyes Ferriz, “que ha sido un ejemplo no solo para nuestras comunidades, sino que también ha servido como un modelo de liderazgo en el mundo”, expresó.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: