Cruz Pérez Cuéllar se ‘arrugó’ ayer por la tarde. Su participación y el nivel de conocimiento, tratándose de un senador, fue desastroso. Lo hubiera hecho mejor, mucho mejor, seguramente, un estudiante de tercer año de secundaria…

TORRE FUERTE

*Sonoro fracaso de Coparmex, al arrancar ‘Diálogos’

*Bienestar Social tiene gallo al gobierno de Juárez

*El carril de Polo, y la anuencia del alcalde

*Covid-19, una ruleta rusa en Juárez

*El segundo periodista caído por la pandemia

*El último a Dios al ex rector Villarreal Macías

 

Sonoro fracaso de Coparmex al arrancar ‘Diálogos’ /

Intrascendente totalmente la participación del senador Cruz Pérez Cuéllar en el  arranque del foro de ‘Diálogos por Chihuahua’, organizado por la Coparmex, que comenzó con el ‘pie izquierdo’, con una muy cuestionada audiencia entre los cibernautas interesados en la política en medio de la emergencia por la pandemia que atraviesa el estado de Chihuahua.

Fue un sonoro fracaso del organismo empresarial que encabeza Jorge Cruz Camberos en la capital, frente a la expectativa que había generado la crítica y los desacuerdos de algunos actores políticos en la entidad en contra de la organización del foro, entre éstos el del propio líder estatal de Morena, Martin Chaparro, y ante quien, por cierto, el senador y neomorenista, Pérez Cuéllar tuvo que  justificar su presencia, señalando que acudía a ese foro de Coparmex en su calidad de representante de los ciudadanos.

Cualquiera diría que el ‘respetuoso’ senador por Chihuahua se vio demasiado pusilánime ante el dirigente estatal de Morena. Pero hay razones. Las amenazas del dirigente en contra de los participantes de ese partido en el foro de la Coparmex, cuyas candidaturas podrían ser frenadas por la militancia, según Chaparro. De ese pelo, andan las cosas en el ‘partidito’ de Andrés Manuel.

Lo único ‘salvable’ acaso en la participación de Pérez Cuéllar, y sin embargo le faltó enjundia y argumentos al senador, que conoce de cabo a rabo los ‘pecados’ de su compadre el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, fue la suave y, casi, ‘arrulladora’ critica, que hizo el legislador en torno al asunto de la pretendida descoordinación fiscal por parte de los estados de oposición en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Sus señalamientos sobre el doble discurso de los panistas en el poder, por cierto material ya muy desgastadito, fue apenas un ‘arañazo’ a la política y al rotundo y  monumental fracaso del gobernador panista en Chihuahua. Pero quizá Cruz no quiso ensuciarle la casa de ‘azul y blanco’, promotora de los ‘Diálogos por Chihuahua’.

La penosa actuación del senador, que lució, ciertamente hasta desinformado en algunos aspectos relacionados con temas como la economía y la inseguridad en medio de la emergencia, que se supone ya manejaba, le pone relativamente, bajita la vara a la alcaldesa panista, María Eugenia Campos Galván, que será la segunda invitada de la Confederación Patronal de la República Mexicana el día de mañana jueves.

Cruz Pérez Cuéllar se ‘arrugó’ ayer por la tarde, y su participación y el nivel de conocimiento, tratándose de un senador, fue desastroso. Lo hubiera hecho mejor, mucho mejor seguramente, un muchacho de tercer año de secundaria.

Realmente sorprendente la pobre participación del senador, del que se esperaba más, mucho más, en un actor político que conoce Chihuahua, que ha sido dirigente estatal del PAN estatal, diputado federal y estatal, y que conoce a fondo, muy a fondo al gobernador Javier Corral y todos los secretos que se guardan y seguramente se llevarán a la tumba, los miembros de la llamada ‘Familia Feliz’, encabezada por el exgobernador de Chihuahua, Francisco Barrio Terrazas.

Tenía todo el arsenal a su disposición, y todo el tiempo del mundo, pero Cruz Pérez Cuéllar quiso quemar la pólvora en diablitos.

Por cierto que desde anoche festinan en otros frentes algunos de sus adversarios políticos.

Lo que le sucedió al senador Cruz Pérez Cuéllar, un hombre con vasta experiencia política, fue lo más parecido a lo que le hubiera ocurrido en un momento de tiroteo, a un desalmado sicario, a quien se le embala la pistola justo al momento de apretar el gatillo. Y ni como culpar al armero.

Fue una tarde-noche de mala suerte.

Quizás, solamente un mal día para el legislador de Chihuahua, y un mal comienzo para la Coparmex en la capital, que promete mejorar con sus próximos invitados.

Posdata: Que alguien le avise al senador que desde hace buen rato se acabaron los exhortos a la autoridad, y que la inseguridad en las calles ha rebasado desde hace tiempo los problemas propios de la emergencia y los muertos por la pandemia del Covid-19 en su atribulada Ciudad Juárez.

 

Bienestar Social tiene gallo al gobierno de Juárez /

No es una broma, pero suena como tal y un mal chiste en medio de la crisis social y política por la que atraviesa el estado de Chihuahua y particularmente Ciudad Juárez.

Ayer me lo comentó un político que anda bateando arriba de los .300 de porcentaje en términos de beisbol, y que simplemente soltó la pelota desde el terreno del juego:

Dijo que desde la ‘súper’ estructura de Bienestar Social y por instrucciones del delegado federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, han empezado a promover entre los de abajo, los más desprotegidos y los que menos tienen -a los que se lleva la ayuda del gobierno por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador-, todo el apoyo para el diputado federal Ulises García para que éste sea el candidato de  Morena a la presidencia municipal de Juárez en el proyecto 2021.

De acuerdo a los datos confiables de mi informante, la orden ya fue bajada a territorio por parte de Juan Carlos Loera, de quien incluso ayer se comentó en medio del contexto de la política, que ha bajado los brazos y por supuesto todo el perfil, porque afirman, que él sabe que no será el candidato de morena para la gubernatura.

Los momios apuntan a uno de los senadores que hoy se disputan sus posibilidades de ser el abanderado por Chihuahua.

Y ése, es el presunto argumento que se maneja, y por el cual hipotéticamente hablando, el representante del gobierno federal en Chihuahua, habría decidido darle todo su apoyo a su íntimo amigo del alma, el legislador federal Ulises García, para que se convierta en el figurín y probable candidato de Morena en la lucha por la alcaldía de Juárez.

La ‘noticia’, le va a ocasionar al propio Juan Carlos muchas broncas entre la gente de su staff, que cargan con su ‘corazoncito’, y a quienes les palpitan los ánimos por la alcaldía de Juárez.

Es de conocimiento público, especialmente entre la raza que anda en la grilla, el cariño y la cercanía que se profesan y tienen Ulises García y Juan Carlos Loera, por lo que entonces, nada extraño hay en que la Secretaria del Bienestar Social apunte sus baterías en ‘vender’ entre la gente jodida y la que menos tiene, la figura del diputado federal.

Y si esa es la indicación del jefe de jefes del gobierno de AMLO en Chihuahua, seguramente que tampoco tendría inconveniente alguno por parte de la subsecretaria del Bienestar Social en el país, Ariadna Montiel, quien es la operado política más fuerte que tiene Loera a nivel nacional.

Y en Bienestar Social ya tienen gallo.

 

El carril de Polo, y la ‘anuencia’ del alcalde /

Tómelo con la reserva del caso, pero el nivel de espionaje que se cargan los contras que siguen de cerca, muy de cerca al buen Polo Canizales, artífice de la operación política y las victorias que convirtieron en alcaldes al priista Héctor ‘Teto’ Murguía en 2004 y al presidente independiente Armando Cabada en 2016, da cuenta de las ultimas andanzas del propietario del Arrancadero que decidió mudar sus carreras de caballos al carril ‘Paso del Norte’, creyendo que en medio del desierto, estaría a salvo. Error.

Pues no fue así. Polo Canizales, quien también se ufana de ser protector del medio ambiente y de la salud del pueblo, organizó el pasado domingo un evento de carreras en el carril que está localizado en las tierras desérticas, entre Juárez y Samalayuca, en plena pandemia, y con la presunta anuencia y “tolerancia” del alcalde independiente de Juárez, Armando Cabada. Eso es lo que los espías de Polo le soltaron a este periodista.

Un evento que Polo viene organizando cada 15 días en su carril ‘Paso del Norte’, localizado, por cierto, a la altura de la planta de Cementos de Chihuahua, propiedad de los Terrazas Torres, sobre la carretera 45, que unen y ‘hermanan’ a Ciudad Juárez con la capital del estado de Chihuahua.

Y mientras que no pocos están muy molestos con la extremas medidas de seguridad, que ha llevado al aseguramiento y detención de los vehículos de decenas de automovilistas por circular después de las 10 de la noche, en medio de la contingencia por el Covid-19, y por no acatar las disposiciones de la autoridad, ante posibles contagios, en medio del desierto, el carril de Polo recibe cada 15 días a centenares de personas y amantes de las carreras de caballos y de las apuestas.

Polo le hace la competencia a la gente de otros municipios, entre éstos el de Delicias, donde gobierna el panista Eliseo Compeán, quien también festina a su modo, las carreras de automóviles que por el sur del estado de se organizan. Y todo es, gracias a la laxa política de los jefes de gobernación de Javier Corral, que todo lo consienten, a cambio del pago de la religiosa ‘cuota’ para el otorgamiento del ‘permiso’.

Allá en el autódromo ‘Elite’, los motores rugen y la gente festeja, acá en el carril de Polo, nada más se escuchan como verdaderos truenos, los cascos de los caballos.

Y ni aquí, ni allá, hay mayor cuidado y prevención en torno a la emergencia por el coronavirus y la política de la sana distancia entre la gente, el Covid-19 entre las zancadas de los caballos y el júbilo de la gente, es un ‘mito’.

 

Covid-19, una ruleta rusa en Juárez /

El Covid-19 se ha convertido en una auténtica ‘ruleta rusa’, donde nadie sabe el día ni la hora de la fatalidad. Oficialmente, los brotes están por todos los rincones de Juárez.

El periodista Luis Villagrana, da cuenta en NorteDigital de interesantes datos vertidos por el investigador y académico de la UACJ, Héctor Padilla Delgado, hasta hace unos meses, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), quien asegura, en base a un análisis descriptivo de la información oficial disponible, que es en esta frontera, epicentro del problema en el estado, donde se concentra el mayor número de muertes, la mayor cantidad de mujeres fallecidas, los contagiados más jóvenes y el mayor número de personas que muere antes de llegar a un hospital.

Son parte de las conclusiones del trabajo de investigación que apunta también al conocimiento de que quienes mueren presentan cuadros de neumonía en menor porcentaje, pero más avance en la proporción de casos de personas entubadas (intubadas) y en cuidados intensivos.

El doctorado en Ciencias Sociales por la Facultad de Ciencias Sociales en México, destaca un punto que sigue apareciendo: la incidencia de “comorbilidad”, mayormente en los hospitales del IMSS, que es el término que se utiliza para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en alguna persona y en una ciudad que registra un alto número de personas diabéticas y con problemas de hipertensión.

Padilla no vacila en señalar que la probabilidad de contagio y deceso es mayor en una persona que vive en Juárez. “Si es hombre o si es mujer radicada en esta ciudad y si encuentra en edad laboral entre los 40 y 59 años de edad”, afirma en su trabajo periodístico Villagrana.

Enfatiza en el mayor riesgo si la persona contagiada radica en Juárez, además de que el tiempo entre el síntoma, el ingreso al hospital y el fallecimiento, es menor, mayoritariamente tratado en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social.

La mayoría de las personas no sabrá como ocurrió el contagio.

 

El segundo periodista caído por la pandemia /

Carajos!, el coronavirus se llevó ayer a mediodía al periodista y buen amigo, Reyes Ramos Rodriguez. Un caballito de batalla de la Radio y de las noticias en Ciudad Juárez.

Y ocurrió, a menos de una semana del fallecimiento de la también periodista y entrañable compañera, Patricia Cabrera, que trabajó buen tiempo en El Diario, y que sus últimos años los había dedicado a hacer comunicación en el Centro de Diseño y Alta Tecnología de Delphi, que ahora lleva el nombre de Aptiv.

Dos periodistas que estuvieron luchando semanas por sobrevivir en medio del caos, de la negligencia y la falta de control de la pandemia que ha originado los efectos del Covid-19 en Juárez en los hospitales de la ciudad.

La mañana de ayer Reyes Ramos que tenía innumerables amigos en el medio social y político, era cuidado y monitoreado por amigos doctores, entre ellos Ariel Díaz de León, quien lo había reportado muy temprano en condición estable, saturando al 90 por ciento, con temperatura da de 36.3, pero con la indicación de que las autoridades estaban batallando para conseguir el medicamento de meropenem.

Por información de su hijo, se supo que Reyes había sufrido una recaída a media mañana de la que ya no pudo levantarse en el Hospital General donde era atendido.

Descanse en paz el buen amigo y excelente reportero y conductor, Reyes Ramos Rodríguez.

 

El último a Dios al ex rector Villarreal Macías /

Otro suceso que ayer, casi a la misma hora de la muerte de Reyes, cimbró a la clase política y social de Juárez, fue el deceso del abogado y ex rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Enrique Villarreal Macías.

La familia comunicó del sensible fallecimiento de quien también fue exsubprocurador de Justicia en el estado de Chihuahua, y cuyos restos serán velados este miércoles 20 de mayo en Recinto de la Oración.

Mañana habrá un velorio “drive thru”  partir de las 12 a las 14 horas, antes de su partida final.

Enrique Villarreal fue un hombre respetable y querido entre la gente, los estudiantes y la clase política de Juárez.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.