CIUDAD JUÁREZ.- El visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Gustavo de la Rosa Hickerson, llegó a la funeraria donde era velada la activista Marisela Escobedo para  presentar sus condolencias a los deudos y participar en un acto de protesta a las puertas del recinto.

Antes de entrar al recinto funerario, De la Rosa ofreció una rueda de prensa de banqueta, en la cual consideró  injusta por errónea la petición del Ejecutivo Estatal a través de la Fiscalía General de Justicia, de solicitar la suspensión de los jueces del caso Rubí Marisol y que absolvieron al acusado de matarla.

Asimismo consideró ¨terriblemente grave¨ que el Supremo Tribuanl de Justicia ¨no haya sabido defender a sus jueces¨ y haya aceptado la petición del gobernador César Duarte. Si se destituye a los jueces, se destruye el Sistema Penal, agregó.

De la Rosa dijo que la actuación de los jueces de primera instancia fue conforme a Derecho y al nuevo sistema penal, y que lo mismo puede decirse de quienes dictaron una resolución en contrario durante el procedimiento de casación.

Dijo que siendo la prueba clave la confesión de acusado, pero ante policías y no ante el Ministerio Público, los jueces estuvieron en lo correcto al no darle valor probatorio.

-De no ser así, estaríamos volviendo a tiempos pasados, cuando se torturaba o de cualquier forma se arrancaba una confesión- agregó.

Indicó que es responsabilidad del Ministerio Público aportar pruebas fuera de toda duda razonable, y que no siendo así en este caso los responsables son la entonces procuradora (Patricia González) y el entonces exprocurador.

En todo caso, la responsabilidad por el estado actual del caso, es de las corporaciones policiacas (estatal y federal), que no han hecho efectiva la orden de aprehensión en contra de Sergio Rafael Barraza, quien fuera declarado culpable, en ausencia.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: