CIUDAD JUÁREZ.- La madre de Rubí Marisol ya descansa en el mismo cementerio que su hija.

El féretro con los restos de Marisela Escobedo fueron llevados al Cementerio Jardines Eternos, antes de lo programado.

Inicialmente, el sepelio tendría verificativo la tarde del domingo. Empero y aparentemente por temor y eventuales amenazas, los deudos optaron adelantarlo para la tarde de este sábado.

El cortejo fúnebre fue escoltado hasta Jardines Eternos por unidades de la Policía Única, que asimismo durante la velación había montado guardia en el exterior de Funeraria Perches.

Sólo un funcionario acudió este díae: el Representante del Gobernador, Carlos Bernardo Silveyra, quie fue acompañado por Enrique Villarreal Macías. Empleados de la funerariase presentaron para indicar que la entrevista con los deudos en el interior de la capilla ardiente sería privada y sin prensa.

Posteriormente, hacia las 14:00 horas, se observó que todo estaba siendo preparado para la salida del cortejo fúnebre, lo que ocurrió minutos después.

Un pequeño grupo de dolientes -entre familiares; amigos y activistas- acompañó a Marisela rumbo al panteón, donde fue despedida como heroína con aplausos, reclamos de justicia y llanto.

Extraoficialmente trascendió que el temor habría influido en el cambio al sepelio de la activista juarense.

Durante la mañana se generó el dato de que una maderería incendiada mediante un atentado en la colonia La Cuesta sería propiedad de la pareja sentimental de Escobedo, pero ello no fue confirmado por la familia.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: