CIUDAD JUÁREZ.- Prácticamente nadie se salvó de los regaños de Jorge A. Bustamante, Relator en materia de Derechos Humanos de los migrantes por parte de la Organización de Naciones Unidas.

Los regaños del especialista alcanzaron a los periodistas, a los juarenses, a los mexicanos en general, a las autoridades federales, a los legisladores y hasta la Iglesia Católica.

A los primeros, por sus preguntas que consideró confusas y repetitivas. A los juarenses en particular y a los mexicanos en general por su pasividad y conformismo al no salir a las calles para presionar a sus autoridades a que cumplan con su obligación de defender a los conacionales cuyos derechos humanos son violentados en Estados Unidos por la Ley Arizona y el ambiente de xenofobia que ha originado.

Al Gobierno Federal por no haber hecho nada efectivo por defender a los mexicanos en el extranjero.

-En ocasiones, ha hecho el ridículo (el gobierno federal), dijo lapidario.

En cuando a los legisladores federales, todo se remite a pronunciamientos y retórica.

En cuanto a la Iglesia Católica, recientemente es cuando ha comenzado a respaldar las manifestaciones sociales contra las políticas antiinmigrantes, dijo.

Bustamante, quien está en Ciudad Juárez para impartir una conferencia sobre los efectos de la Ley Arizona SB 1070, dijo que lo que el clima antiinmigrante ha derivado en una agudización de las violaciones a los derechos humanos en contra de este sector de la población en todo el territorio estadounidense, en forma de redadas ya no en centros de  trabajo, sino en los propios domicilios particulares.

Agregó que las promesas de  Barack Obama en impulsar una reforma migratoria no sólo han quedado en eso por falta de apoyos contra los republicanos, sino que con 300 mil deportaciones al año está superando en un 30 por ciento la peor época del anterior presidente George W. Bush.

La situación política ha generado que se incrementen los crímenes de odio contra los inmigrantes, y tan sólo en el estado de Nueva York se han reportado un 15 por ciento más, indicó.

Como los sondeos indican que la población estadounidense respalda mayoritariamente las políticas antiinmigrantes como la Ley Arizona (dos de cada tres), no queda otro camino que las movilizaciones sociales como las que ya se han generado en varias ciudades de los Estados Unidos, agregó.

Adicionalmente, en más de diez estados hay ¨amenazas¨ de promulgar leyes propias similares a la SB 1070, dijo.

Bustamante fue acompañado en la rueda de prensa por el politólogo Tony Payán.

A las 11:00 estaba programada una conferencia con alumnos de la UACJ, y a las 18:00 una más, dirigida a todo público.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: