navagmontVoces que aturden.

La política, dicen por allí, tiene el oído muy fino. Pero también dicen que el Presidente no siempre tiene el oído más afinado, porque tantas voces al mismo tiempo, aunque sean murmullos, aturden. Todo esto porque, de las muchas dudas que hay sobre el affaire Fernando Gómez Mont-César Nava, la que no se ha aclarado (y serviría para entender el enredo) es de qué sí y de qué no se enteró Felipe Calderón sobre los acuerdos que hicieron ambos políticos con el PRI.

Porque se confirma que sí, que ambos negociaron en lo oscurito con el PRI. Juntos y por separado. Los operadores políticos de Nava insisten en que el secretario de Gobernación se siguió con los priístas por su cuenta, “sin enterar al dirigente nacional del PAN y sin consentimiento del jefe del Ejecutivo”.

Para el dirigente panista, el PRI fue deshonroso e incumplió su palabra, y Gómez Mont fue un pésimo operador político. Así que no le cumplió ni a uno ni a otro cancelando las alianzas opositoras en los estados. Palabras más, palabras menos, así lo dijo a puerta cerrada el sábado 13 de febrero, ante 219 consejeros nacionales (de los 370), el senador José González Morfín. “Sí hubo un intento de acuerdo con el PRI, cuando se comenzaba a discutir la Ley de Ingresos”, les contó. Pero el PRI “nunca honró ese compromiso”, por lo que el PAN no debió cumplirle “absolutamente nada”.

En ese mismo discurso, González Morfín se fue con todo (como si fuera el mismo Nava), en su calidad de secretario general del CEN panista: “Lo sucedido es una absoluta falta de operación política de parte de Gómez Mont. Nunca se operó a tiempo, ni se hizo lo que se tenía que hacer”. Entre verdades a medias y oscuridades deliberadas, lo que parece claro es que alguien miente en esta historia, y le miente nada menos que al Presidente de México.

El senador priísta Mario López Valdez, Malova, está a punto de dar el brinco. Quiere ser candidato a la gubernatura de Sinaloa, pero el PRI local ya tiene un favorito (gracias al padrinazgo del gobernador Jesús Aguilar Padilla): el alcalde de Culiacán, Jesús Vizcarra. López Valdez se ha reunido con César Nava.

Argumenta que hay ambiente político: por un lado, pretende canalizar las resistencias a Aguilar y a Vizcarra, y por el otro, quiere aprovechar que no es el único priísta que se suma a otros partidos en esta elección. Están Gabino Cué y José Rosas Aispuro, en Oaxaca y en Durango respectivamente.

Apunte final: Por lo pronto, las alianzas van. Hoy el CEN del PAN debatirá las coaliciones con el frente de izquierdas para Hidalgo y Puebla. Al parecer las coaliciones están planchadas. Recordemos que Durango y Oaxaca pasaron por unanimidad. También se designará al candidato para Tamaulipas después de que se cancelaran las elecciones internas por el riesgo del narco.

Y se decidirá el método por el cual saldrá electo su candidato en Veracruz, que se disputan Gerardo Buganza, Juan Bueno Torio y Miguel Ángel Yunes. Día fuerte, hoy, para los panistas.  (De los periodistas de El Universal)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: