CIUDAD JUÁREZ.- La madre de Rubí Marisol ya está con los suyos, en su ciudad.

El cortejo fúnebre arribó la noche de este viernes, procedente de Ciudad Chihuahua.

La carroza fue escoltada por unidades de la Policía Única, y asimismo era acompañada por vehículos particulares de amigos y familiares.

Activistas integraron un comité de recepción que con carteles y siluetas rosas de mujer se apostaron en la glorieta del kilómetro 20 primero, y después a la salida del puente elevado, que fue cerrado en su cuerpo oriente por unidades de Tránsito.

Coreando ¡Marisela vive…! ¿La lucha sigue…!, salieron al paso del cortejo fúnebre, que al hacer un alto por un lapso corto, fue rodeado por los activistas tomados de las manos y formando un círculo.

Luego de unos pocos minutos, el cortejo reanudó su marcha rumbo a la funeraria Perches, de avenida López Mateos.

El ataúd fue recibido en la capilla privada, a donde llegaron familiares y amigos de Marisela, y el grupo de activistas.

Uno de los hijos acompañó desde Ciudad Chihuahua el cuerpo de Marisela, quien será velada este viernes y posiblemente el sábado a la espera de que arribe una hermana procedente de Estados Unidos.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: