El edil reflejó otra vez el importamadrismo, y la secuencia de sus actitudes y movimientos corporales, retrataron a la perfección al Presidente Municipal de Juárez, que de plano se perdió en la hora y media, en el que la figura del escenario no era Teto, sino Mijail Gorbachov..(Leer mas en columna Politikkón)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: