TORRE SABATINA

Javier-Maru, un asunto muy personal  

Los enterados de los vericuetos de Palacio, afirman categóricamente que la ofensiva judicial y el uso de todo el poder público, recursos y las instituciones, atienden solo una pasión de odio, que ha perturbado la sinrazón del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, en contra de su correligionaria de partido político, la alcaldesa panista con licencia, María Eugenia Campos Galván.

Maru, es la candidata del Partido Acción Nacional y es, quien sigue haciéndole ver su suerte al mandatario estatal, que sigue ‘acalambrado’ por el compromiso incumplido, de entregarle la candidatura al empresario y senador, Gustavo Madero, y cuya disputa se convirtió en un escándalo político, derivado de un asunto muy personal.

En términos del arrabal, y aunque suene feo y hasta grosero, el gobernador de Chihuahua le sigue ‘mamando’ el pito al también alguna vez presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, porque sabe que, políticamente, le ha fallado y rueda cuesta abajo.

Javier Corral, aquel prominente político y duchado parlamentario, que por casi 20 años se mantuvo como ‘malabarista’, y ‘chapulineó’, primero como Diputado Federal y Senador de la República, y luego otra vez como Senador y Diputado Federal, viviendo de los presupuestos y las mejores ‘dietas’ de la élite del poder político del país;

Es otro gobernador que ha fracasado –como les sucedió a muchos gobernadores priístas y al panista, Francisco Barrio, que no pudieron dejar sucesor afín a su persona- en su intento de continuidad en el poder público y político del estado de Chihuahua.

Le sucedió a Fernando Baeza en 1992; a Pancho (Barrio) en 1998; a Patricio Martínez en 2004; a Reyes Baeza en 2010; a César Duarte en 2016 y le sucederá a Javier Corral en la elección del próximo 6 de junio (2021), que totalizarán poco más de 29 años, de ejercicio político, desde que el ‘saulismo’ emergente que arribó al poder en 1985 con Saúl González Herrera, le entregó a Fernando ‘El católico’ -por órdenes presidenciales-, la controvertida elección del llamado ‘verano caliente’ de aquel año de 1986, que consumó el fraude electoral de Chihuahua.

Pero la reyerta entre el gobernador Javier Corral y la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos, señalada por su presunta participación en la ‘nómina secreta’ del exgobernador César Duarte, ha servido al gobernador para sacar su más acendrado sentimiento de odio, en contra de la candidata del PAN.

Parte de ‘suerte’ y de las circunstancias políticas, han permito hasta ahora, que la candidata de ese partido político, haya logrado librar el lazo del cazador de Palacio.

Lo dijimos hace tres días, en ese encontronazo político, entre el gobernador Javier Corral y Maru Campos, la relación personal, casi inexistente entre ambos, se convirtió en violenta, y una pasión insana de quien atiende los destinos del Estado.

La percepción es que el gobernador de Chihuahua, que en el ejercicio de su administración, se dedicó solamente a perseguir a su antecesor César Duarte, y a la gavilla que presuntamente saqueó la entidad, sigue con las rodilleras puestas y en posición de inflexión, frente al senador Gustavo Madero.

Javier Corral no pudo cumplirle a Madero, y ese es el argumento, por el cual, al margen de la disputa legal en los tribunales, las acciones de diferimiento de los juicios, y hasta la vinculación a proceso penal en contra de la candidata de su partido, en los hechos, el gobernador se ha convertido en un energúmeno, y un ser despreciable.

La campaña de “desprestigio” contra la candidata del PAN, María Eugenia Campos, es responsabilidad única del gobernador, y ya no hay retorno.

Hay incluso la sospecha, de que entre el gobernador y el senador, hay algo más allá de un simple ‘pacto’ político.

El odio acendrado y la pasión enfermiza, consumen al ‘animal político’ que lleva dentro Javier Corral.

***Torre Sabatina se escribe y se difunde exclusivamente los días sábados bajo el formato de tema único, a diferencia del contenido de la columna Torre Fuerte que se publica de lunes a viernes en el espacio digital de latorrefuerte.com

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: