CIUDAD JUAREZ.- La ausencia de los federales y militares que habitualmente vigilan permanentemente el interior y exterior del Mall, dibujaba una tarde extraordinaria…sin sobresaltos, ni ejecuciones.

Allí estaban hombres y mujeres solos, y niños tomados de la mano de sus papás, que caminaban sin ninguna prisa –algunos con helado en la mano- y otros con las bolsas de mercancía de algunos de los locales que abrieron este miércoles 16 de septiembre.

Transcurridos unos minutos después de las 2 de la tarde, uno de los guardias del centro comercial Río Grande –visiblemente asustado-, ingresó a una de las puertas principales en el área poniente, para pedir auxilio y señalar que acababan de ejecutar a un hombre. Y luego de inmediato apuntó hacia donde se encontraba el vehículo Platina de color gris.

Otro de los guardias cerró las puertas corredizas, para decirle a la gente que se alejaran de los ventanales, y que les habían disparado a algunas personas.

La gente que estaba próxima a salir entró en pánico, y se arremolinó para hacer comentarios sobre el clima de inseguridad que vive la ciudad:
-No es posible que esos cabrones sigan matando a personas-, dijo uno de los clientes del centro. -¡Vaya 16 de septiembre-, terció otro hombre.
Una señora que llevaba una venda en la mano, empezó a platicar algunos detalles a sus familiares, pero un joven que le acompañaba, le pidió que se callara cuando las personas se acercaron a escuchar.

Otra mujer que pretendía salir con el carrito, sobre el cual llevaba varios paquetes de mercancía, dijo que justo allí, a un lado donde se encontraba el Platina, estaba su automóvil, y un guardia le pidió esperar.

El nerviosismo se reprodujo en los pasillos del centro comercial y en pocos minutos, la noticia corrió como reguero de pólvora, en torno al ataque.

Luego los más curiosos se aproximaron a la esquina de una mueblería del centro comercial, mientras que otro guardia, corría con una cinta amarilla para colocarla en forma de cuadrado en una superficie de cerca de 50 metros cuadrados y evitar que la gente se acercara al automóvil.
Un joven que dijo haberse acercado al auto, describió que había impactos en la cabeza, y que el rostro del hombre acribillado estaba deformado “con mucha sangre”.

Casi después de media hora, llegaron dos unidades de la Policía Federal, y una mujer que es cliente de ese lugar, dijo en voz alta: “Ya cuando llegan…no sirven para maldita la cosa nuestros policías”.

El reporte de los testigos y de los guardias era de que en el automóvil Platina había un hombre asesinado, y que otra persona se encontraba herida en el interior del mall, a lo que una mujer que escucho, dijo “Ya van a hacer su desmadre dentro…”, expresó cuando los federales bajaron para internarse en el mall.

Pasados los minutos y acordonada la zona se aproximó la Cruz Roja y bajaron los paramédicos, y uno de los oficiales de la policía, les indicó que había una personas herida en el interior de la tienda.

A los treinta minutos del incidente, uno de los fotógrafos profesionales de prensa, dijo que se trataba de dos fotógrafos y eran de El Diario. Uno identificado como José Luis Santiago Colunga, que murió acribillado en el interior del automóvil y otro como Carlos Manuel Sánchez, que con impactos de bala en el cuerpo, logro sobrevivir.

Una fuente del hospital, dijo que el hombre tenía impactos de bala en las costillas, en el hombro, cerca del pulmón y un rozón en la cabeza. El joven fotógrafo ha sido hospitalizado y se debate entre la vida y la muerte.

En El Diario, uno de los empleados dijo que los dos eran estudiantes de fotografía, “de cómo se toman los platillos” y habían salido a comer.
El automóvil era propiedad de otra persona que labora en el medio de comunicación impreso.

Durante todo la mañana habían permanecido en el curso de platillos de comida: de las 9 a las 13 horas, y después habían salido a comer. Después fueron acribillados a balazos.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: