En la Opinión de CIRO./

Con una amenaza previa de que el Partido Acción Nacional se podría retirar de la Organización Demócrata Cristiana de América –ODCA- y la indebida intromisión de Lipe Calderón como jefe de Estado, se  logró imponer  como nuevo presidente a  Jorge Ocejo  Moreno, viejo militante de la organización ultraderechista  El Yunque.

Un despliegue hasta San Salvador en donde se realizó la décima asamblea de la ODCA el dirigente del PAN César Nava, acompañado de Luis Rodolfo Oropeza  Chávez, coordinador de Análisis y Estrategias del Comité Ejecutivo Nacional,  cabildearon a favor de Ocejo Moreno, quien fue electo por unanimidad.

Manuel Espino había hecho pública la intromisión del presidente de México  72 horas antes de la elección, -27 de julio- día en que la misma Secretaría de Relaciones Exteriores salió a desmentir  oficialmente  cualesquier tipo de injerencia y presión en el proceso interno de la Organización Demócrata Cristiana de América.

La Secretaría de Relaciones Exteriores negaba lo que desde hacia semanas se sabía sobre el interés del gobierno mexicano de que el  Partido Acción Nacional mantuviera a través del  incondicional del presidente  mexicano la dirigencia de la democracia cristiana latinoamericana, cuyo interés era inusual.

Acción Nacional no había participado en reuniones de la organización ni en apoyo a su directiva desde hacía cuatro años, período en que al frente de la ODCA,  estuvo presidida por Manuel Espino, situación que hiciera notar en la reunión el representante del Partido Reformista Social Cristiano de República Dominicana.

Efraín Cepeda Sarabia, senador colombiano, aspirante a la presidencia de la ODCA denunció que el presidente de México,  había  llamado de forma privada a otros mandatarios que forman parte de la organización, en donde pidió el voto para el senador del Partido Acción Nacional. Incluso el colombiano  reclamó a César Nava la indebida intromisión de Calderón al imponer a Ocejo.

Cepeda Sarabia denunció además que Calderón llamó el 26 de julio al colombiano Andrés Pastrana, quien hasta el año pasado presidiera el Partido Conservador de su país para que el primero retirara su candidatura argumentando que se trataba de una ¨cuestión de estado¨.
Tuvo que ser el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, quien reconvino a Calderón  sugiriéndole de no inmiscuirse en la elección de la ODCA donde se estaba defendiendo la democracia de América Latina y lo que el pretendía no ayudaban en nada.

Con el llamado de Calderón a presidentes de diferentes países y el cabildeo de la dirigencia del Partido Acción Nacional la simulación de votación se dio  el sábado 31 de Julio y se ungió como presidente de la  Organización  Demócrata Cristiana de América, al senador panista mexicano, Jorge Ocejo Moreno, calificando como una cuestión de Estado, la necesidad de ser electo, pretendiendo que desde este organismo Manuel Espino deje de cuestionar  la administración calderonista.

El enemigo de Espino es sin duda Calderón quien promovió soterrado la expulsión que este martes próximo podría darse al ex dirigente de Acción Nacional en quien el presidente ve como la roca que podría frenar las aspiraciones de quien pretende lo herede en el poder.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: