Salen a colación por la cohabitación política entre César Duarte y la diputada panista Maru Campos, y cuyo proyecto político, se sabe ahora, y se decía desde entonces en la campaña de la alcaldesa, traía el sello del ex gobernador priista…

TORRE FUERTE

*Inmoralidad y violencia política en el PAN

*Fariseos e hipócritas, los llama Camilo Daniel

*Marko Cortes, a negociar y calmar las aguas

*Berthita Duarte con órdenes de aprehensión

*Lozoya, el factor de peso que promueve la  ‘4T’

 

Inmoralidad y violencia política en el PAN /

Ahora que el multicitado caso de la aprehensión del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, ha dado hasta para llevar, y para desatar una fratricida guerra política en el PAN y en diferentes trincheras de la vida política y social de los chihuahuenses, a la que también se ha sumado, por conveniencia o por “agradecimiento” con su benefactor, la Iglesia Católica de la entidad, asoman dos factores que no dejan de ser relevantes a la luz de los hechos sucedidos;

La inmoralidad y falta de ética a la que se acusa ya a la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, por su correlación, trato, amistad, acuerdos y presunta beneficiaria de muchos millones de pesos que el César habría puesto en sus manos, y el factor de ‘violencia política’, de la que estaría siendo objeto la suspirante a la candidatura del gobierno de Chihuahua por parte del gobernador Javier Corral.

Dos vertientes que en el clímax de la confrontación política, los dimes y diretes, y hasta el  morbo de los ‘grillos’, salen a colación por la cohabitación política entre César Duarte y la diputada panista Maru Campos, y cuyo proyecto político, se sabe ahora, y se decía desde entonces en la campaña de la alcaldesa, traía el sello del ex gobernador priista.

No hubo siquiera rubor del entonces presidente estatal del PAN, Mario Vázquez, ni de los diputados locales, César Jáuregui Moreno o Daniela Álvarez, todos ellos responsables de tejer y de llevar hasta el extremo los compromisos del panismo, poniendo la apuesta del proyecto político de Maru Campos, primero a la alcaldía y posteriormente a la gubernatura, en las manos de César Duarte.

Apegados al moralismo practicado por el PAN, que tiene precisamente en el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral, a uno de los principales artífices y verdugos de esos instrumentos de ‘justicia’ al interior del partido -que se utiliza para sancionar a quienes han incurrido en ‘pecado’ y han caído de la gracia política-, se podría afirmar que Maru, César, Mario y Daniela, forman parte de esa ‘constelación’ de políticos que en principio, y bajo la ortodoxia de su propio partido, traicionaron los postulados del Partido Acción Nacional.

Como lo dijo hace un par de días el periodista Rafael Navarro, cuando se refirió al caso de la relación política entre Maru Campos y César Duarte, y lo que de ella se ha derivado de las acusaciones que se han hecho por los asuntos de las entregas de dinero a panistas y a otros actores políticos y sociales, “sino es legal, es moral”.

Cuestión de ética partidista, que pone a los amigos de César Duarte en el PAN en contra del paredón.

La vertiente contraria, tiene que ver con la hipótesis de ‘violencia política’ de la que ha sido objeto por parte de Javier Corral, la alcaldesa capitalina, producto de los arrebatos de un gobernador que no ha escatimado recursos diversos para crucificar a la edil panista, cobrándose las afrentas de la campaña política de 2016, donde Maru Campos evitó en todo lo posible, coincidir como candidata a la alcaldía, con la agenda de campaña del candidato a gobernador, porque simplemente lo veía derrotado.

Ni por asomo, creyó que Javier Corral llegaría a ganar, porque sus apuestas, todas, estaban del lado de Enrique Serrano, el llamado ‘Candiduarte’. Y allí están las bitácoras de la campaña política.

De acuerdo al magistrado Luis Villegas Montes, el gobernador y su “jauría”, tendrían que andarse con pies de plomo, especialmente ahora que creen –dijo refiriéndose al grupo político del mandatario-, que el asunto les puede resultar útil para impulsar y hacer llegar a su candidato a la gubernatura (Gustavo Madero).

En fin que sin mayores rodeos al asunto, Villegas Montes asegura que hay materia para que esos “perros que de tan malos modos ladran”, puedan enfrentar señalamientos de violencia política contra las mujeres por razón de género, y que comprende todas aquellas acciones u omisiones tanto en la esfera pública como privada, que  busquen o tengan por objeto o resultado limitar o menoscabar el acceso al ejercicio de un cargo y libre desarrollo de la función pública.

El magistrado y reconocido opositor al gobierno de Javier Corral le señala artículos y fracciones de la ley que protege a las mujeres de la violencia política.

Un trabajito que tendría obligadamente que hacer la titular del Instituto Chihuahuense de la Mujer (ICHIMU), Emma Saldaña Lobera, que definitivamente, y tan por cuidar su chamba y su salario, no haría en contra del gobernador de Chihuahua.

Alguien en Chihuahua creerá acaso que Saldaña Lobera y los grupos de mujeres, saldrían con todo, como suele hacerlo con otros actores y simples ‘mortales’ de la política, a defender el caso de María Eugenia Campos, que es también, víctima de violencia política.

Emma Saldaña, ¿en realidad estaría dispuesta a sacrificarse por Maru Campos?, y de pararse y exigirle al gobernador de Chihuahua, que ponga freno a sus denodadas acciones en contra de la alcaldesa panista. La respuesta es sencilla. No lo hará.

Y en Chihuahua, nadie, absolutamente nadie, dentro o fuera de las estructuras de poder mueve un solo dedo.

Inmoralidad y violencia política, dos vertientes, en el torbellino que envuelve sacude ahora a la alcaldesa panista.

 

Fariseos e hipócritas, los llama Camilo Daniel /

El padre Camilo Daniel Pérez la soltó sin aspavientos. Sin ‘pelos en la lengua’, y para que se les retuerzan las entrañas a más de uno de los hombres de la Iglesia que hizo comunión con el ex gobernador de Chihuahua (César Duarte), recientemente detenido en Florida.

Llamó fariseos e hipócritas a un puñado de hombres de la Iglesia Católica, que se constituyeron como amigos del ex mandatario de Chihuahua, y que festinaron seguramente con él durante su mandato aquellos días de gloria, y por quien ahora pidieron un “proceso justo”.

Pero el cuento no se lo tragó el grillote padre de la región de Cuauhtémoc, Camilo Daniel, que ayer en un escrito intitulado: “Del pesar a la indignación”, donde de nueva cuenta hizo referencia al silencio cómplice de la Iglesia Católica, en este proceso de justicia para Chihuahua.

Incluso, acusó el intento de aparentar “imparcialidad”, de una manera ingenua, por parte de la Arquidiócesis de Chihuahua, de la que afirmó, “no precisamente para acompañar al pueblo en la exigencia de justicia frente al evidente saqueo del erario público en la administración pasada”.

Se pitorreó, en pocas palabras de la verborrea oficial de la Iglesia, que pidió “se actué conforme a derecho”, “que sea un proceso justo”, “que resplandezca la verdad”, y “nuestra oración por él (Lic. Duarte) y por los suyos”,  etc, etc., en cuya versión fariseica estriba el propio pecado de la Iglesia.

Es decir que la Iglesia está a favor, y ha salido a la defensa de Cesar Duarte. Se preocupa porque se le haga justicia al exgobernador, y deja en el olvido a muchos otros, que han sido víctimas de violencia y en la atención a las y los desaparecidos.

Con todo, Camilo Daniel Pérez, el grillotote presbítero de Cuauhtémoc, que sabe de lo que habla.

Más de 48 años al frente de la Iglesia, sabe dónde muerde la víbora y conoce de las flaquezas y la tentación de los clérigos.

 

Marko Cortés, a negociar y a calmar las aguas /

Que el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés y su gente vienen a poner orden a Chihuahua después de la guerra emprendida por el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, que emulando al Rey Herodes, que pidió la de Juan El Bautista, quiere la cabeza de ‘Maru Campos’.

De Chihuahua nos cuentan que la operación blanquiazul será de fractura total.

Habrá reunión en plataforma digital, entre algunos invitados del CDE de Chihuahua y la alcaldesa con el presidente nacional, y en la que también participara el recién enviado delegado del CEN del PAN, Luis Serrato, de esas posiciones y becas políticas que hizo famosas el PRI, pero que no sirven para resolver los verdaderos problemas en las regiones.

Maru se quejará de la extrema violencia de la que ha sido víctima por parte del gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Estará allí también Rocío Reza Gallegos, más que en su carácter de presidenta del PAN en el estado de Chihuahua, en emisaria incondicional, e incluso en un papel protagónico de espionaje para el gobernador.

Y el resto ya lo sabe. María Eugenia Campos, la amiga del exgobernador César Duarte, quiere y disputa la candidatura, pero tiene frente a ella un político que está dispuesto a venderle, de ser necesario, su alma al diablo, con tal de sacar fuera del escenario de 2021, no sólo a la alcaldesa de Chihuahua, sino al senador del partido de Morena, Cruz Pérez Cuéllar.

Y ambos quieren ir a los tribunales, pues saben que tienen posibilidades remotas de frenar al gobernador de Chihuahua.

 

Berthita Duarte con órdenes de aprehensión /

Se le calienta la ‘plaza’ a la familia del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Hoy el periódico La Jornada, difunde la existencia de cuando menos tres órdenes de aprehensión contra Bertha Gómez Fong, esposa del ex gobernador priísta, por el presunto desvío de 250 millones de pesos, informaron fuentes de la Fiscalía General del Estado.

Según el rotativo, dentro de la investigación se estableció que se le detectaron millonarias propiedades en El Paso, Texas, las cuales compró un año después de que empezó el gobierno de su esposo en el estado de Chihuahua.

Ya hasta saltaron detalles de su posible localización en la geografía mundial.

Y dicen que anda por allá por las Europas, en compañía de sus dos hijas, ciudadanas estadounidenses, y se espera que en pocos días pueda ser detenida.

Se le acusa de desvíos de dinero del erario, de acciones que presuntamente ejecutaba de la mano de su subordinada en el DIF estatal, Mayra Julieta Urbina, actualmente en prisión en la capital.

En apariencia, nada nuevo bajo el sol, pero muchas cosas e información de sus actividades y relaciones en El Paso, Texas.

Entre las propiedades, existen residencias y propiedades que en su conjunto están valuadas en varios millones de dólares.

 

Lozoya, el factor de peso que promueve la  ‘4T’ /

El gobierno de la ‘4T’ le apuesta al escándalo político que generarán en México la presencia y extradición del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, para asegurarse más allá, de la disputa de las gubernaturas en 15 entidades locales, de la mayoría de las curules en la Cámara de Diputados.

Hay mucho morbo y los políticos hasta se comen las uñas para saber y conocer, quiénes y cuántos son los protagonistas que recibieron lana (sobornos) del extitular de Pemex, para apoyar las reformas energéticas impulsadas por el expresidente de México, Enrique Peña Nieto.

La agencia Reforma asegura que Lozoya habría pactado con el gobierno de México la entrega de 12 videos con 16 horas de grabación, en los que aparecen legisladores y dirigentes de los partidos políticos opositores, recibiendo dinero de Pemex.

Dicen los columnistas de la capital que el piso 45 de la torre de Pemex se hizo famoso por los maletines y le entrada y salida continua de políticos de peso político que le entraron a los businnes con el gobierno de EPN, y donde Lozoya se hizo cargo de que recibieran lo convenido, y a quienes se encargó de videograbar.

La entrega de los pagos habría ocurrido en 2013 (previo a la aprobación de la reforma energética) en la entonces oficina de Lozoya en la Torre de Pemex, y en un despacho alterno que tenía en la colonia Anzures, ambos en la Ciudad de México.

Personas allegadas al caso dijeron a Reforma que, además del apoyo a la reforma energética, los involucrados recibieron dinero a cambio de impulsar otras iniciativas de Peña Nieto y facilitar las negociaciones del llamado Pacto por México.

Se difundió que el chofer y el exsecretario particular de Lozoya, habrían hecho algunas entregas de dinero.

Ya salieron algunos nombres de los involucrados, que ahora son gobernadores, entre otros, los panistas Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca, exsenadores del PAN y actuales mandatarios en los estados de Querétaro y Tamaulipas, respectivamente.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua debe estar preocupado por el caso de Gustavo Madero, artífice del llamado ‘Pacto por México’, y por el que se supone, al margen del desaseo financiero y batidero político del ex gobernador priísta, César Duarte, se negoció también entonces el futuro de Chihuahua para el PAN en las elecciones de 2016.

El senador del PAN, y ex jefe del gabinete estatal, es por ahora la ebra más delgada por la que se le puede caer a Javier Corral el presunto control de la sucesión política, y la cual, a punto de madrazos y la detención de César Duarte, lo ha puesto al frente en Chihuahua.

El pez grande se come al chico.

Comentarios: [email protected]

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.