MEXICO.– El presidente Felipe Calderón rechazó que su gobierno sea un Estado autoritario, represor o asesino, porque si fuera así, dijo al movimiento que encabeza el poeta Javier Sicilia, “créanme que no estaríamos dialogando aquí”.

En la segunda Jornada Ciudadana por la Seguridad, líderes sociales y familiares de víctimas exigieron al jefe del Ejecutivo parar su “estrategia de guerra” para dar fin a muertes y desapariciones.

Calderón dijo que él tampoco quiere más muertes, aunque ratificó que el Ejército seguirá en las calles mientras no haya policías estatales confiables.

Negó que la Procuraduría Social de Atención a Víctimas de Delitos tenga algún sesgo.

Sicilia le reclamó que no los llamaron a integrar el consejo, a lo que el mandatario los volvió a invitar.

En el diálogo al que se sumaron Alejandro Martí e Isabel Miranda, el tema electoral figuró cuando el poeta exigió a los partidos un deslinde claro de la criminalidad.

Calderón lo secundó, pero deslizó que podría haber “sorpresas”.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: