SAN C ARLOS.–  Mayor atención a la región fronteriza y total apertura en las relaciones bilaterales, demandó el diputado local, Gabriel Flores Viramontes, presidente de la Comisión de Fiscalización en el marco de la reunión de legisladores fronterizos que se desarrolló en Sonora.

“La Legislatura del Estado de Chihuahua desea llamar la atención de nuestros gobiernos centrales para que den un golpe de timón en política exterior y miren más hacia nuestra relación bilateral y a nuestra región fronteriza”, señaló el Flores Viramontes.

El diputado juarense integrante de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Chihuahua, reclamó a nombre de los diputados, “mayor protagonismo del gobierno federal vía la Comisión Internacional de Límites y Aguas para que se les dé a los chihuahuenses el agua que les pertenece”.

El diputado, tambien dijo que El Congreso del Estado de Chihuahua no olvida que en junio pasado, agentes de la Patrulla Fronteriza victimaron a tiros a un niño mexicano, de nombre Sergio Adrián Hernández, de 14 años, quien fue baleado por agentes estadounidenses.

Por lo que insistió en la observancia de los protocolos de seguridad fronterizos a fin de evitar las muertes innecesarias de connacionales.

Asimismo, hizo un llamado especial a las legislaturas fronterizas de California, Arizona, Nuevo México y Texas para que sean un ejemplo de tolerancia a los inmigrantes extranjeros quienes por desesperación o por necesidad de dar el sustento a sus familias no observan las disposiciones estatutarias federales que regulan la inmigración de extranjeros.

Dentro de la conferencia que se realizo con el fin de fortalecer las relaciones interestatales fronterizos y las bilaterales entre Estados Unidos y México, los temas a tratar fueron los relacionados con seguridad, desarrollo económico, agua, infraestructura, educación superior y la calidad de vida, todas ellas estrechamente vinculadas tanto en el plano del análisis teórico como en la práctica.

En el tema del contrabando de armas de asalto, señaló que “No es posible que más de 12 mil armerías que operan a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos,  pongan a disposición del mejor postor armas letales de asalto. Mismas que llegan a manos del crimen organizado y que trastocan la vida pacífica y  segura de nuestras comunidades fronterizas.

“Creo que nuestros gobiernos federales deberían tener un diálogo más frecuente con nuestras autoridades estatales y municipales, pero tambien creo que deben tomarnos en cuenta con voz y voto a sus deliberaciones en el Grupo Interinstitucional de Cruces y Puentes, en el Grupo de Facilitación Fronteriza y a las reuniones bilaterales de Caminos y Puentes Federales de Ingreso (CAPUFE) con sus contrapartes de los Estados Unidos”, señaló.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: