Por CIRO/15 Feb./

Quien más se ha envalentonado con los triunfos de Guerrero y Baja California Sur, es sin duda el  Partido Acción Nacional, en la primera entidad ganando la alianza con un candidato de extracción priista y en la segunda con uno prestado del Partido de la Revolución Democrática.

Pero ambas elecciones son minucias en relación a la contienda electoral del 2012 en la cual la única  que representa un ensayo es la del Estado de México este 2011 y donde con la representación de la autentica izquierda no habrá alianza para ambas contiendas por lo que se muestra un panorama sombrío para el blanquiazul que de hecho lo podría relegarlo  hasta la tercera fuerza electoral en el país.

Las alianzas hasta ahora logradas entre  Acción Nacional y los  dirigentes de izquierda han sido actos promiscuos de lideres sin principios ni ideales quienes pretenden solo el ganar por ganar dejando trozos de su dignidad – si algún día la tuvieron- y carentes de un autentico proyecto y visión de estado que permita mejorar las condiciones del país y sus moradores.

Las pretendidas alianzas entre líderes políticos de izquierda o derecha como en estos casos están llenas de promiscuidad por que representan el satisfacer las ambiciones de cargos públicos de una mal llamada sociedad política carentes de principios, dignidad e ideales buscando acomodarse para lograr satisfacer  sus pretensiones de poder.

La elección del Estado de México llevando la autentica izquierda como candidato a Alejandro Encinas acabara de facto con el pretendido rol de ambición personal que por años a logrado Jesús Ortega y su grupo Los Chuchos y aunque es el ensayo verdadero con rumbo a Los Pinos en el 2012.

La elección de Guerrero le dio la razón a Andrés Manuel López Obrador, no necesitan la alianza con la derecha y mucho menos con una que representó en esta elección menos de los 16 mil sufragios, aunque fueron los más enfiestados cuando celebraban el triunfo y la derrota del candidato priista.

Por lo que respecta a Baja California Sur los panistas tuvieron que pedir un candidato prestado al PRD con el cual lograron el triunfo de sus siglas. Por ello han echado las campanas al vuelo creyendo que será el mismo escenario el Estado de México en donde  la verdadera militancia de los partidos de izquierda ya tiene candidato.

Pero en relación a la grande o sea la elección presidencial del 2012 Acción Nacional no cuenta con un candidato idóneo para poder lograr las preferencias nacionales y mantenerse por tercer sexenio en Los Pinos aunque no hay que olvidar que la promiscuidad de las alianzas que se manejan no tiene principios mucho menos ideales y sus pretensiones son el mantener el poder por el poder mismo.

¿Pero podrán? Mientras tanto les quedan varios meses para que sigan buscando en los cestos del Partido Revolucionario Institucional en busca de un candidato idóneo que mantenga mentalidad del  poder por el poder.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: