TORRE FUERTE

*El segundo disparo, el ‘showtime’ de Madero

*González Mocken, ¿tránsfuga de Morena?

*César Augusto, con un pie en el estribo…

*Hasta regidurías, ‘comprometió’ Marco Bonilla

*Que Leonel de la Rosa viene al PRI de Juárez

*Acusaciones de Visconti, lo que el viento a Juárez

 

El ‘segundo disparo’, el showtime de Madero /

El empresario y exdirigente nacional del PAN, y hoy precandidato al gobierno de Chihuahua, Gustavo Madero Muñoz, decidió ‘quemar las naves’ en la carrera por la sucesión, y va con un ‘segundo disparo’: el político, y posiblemente el último, ante la también suspirante y precandidata, María Eugenia Campos Galván.

Si lo decide así el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, habrá debate político, y el ‘showtime’ en la guerra intestina del Partido Acción Nacional estaría garantizado.

Le salió el ‘colmillo’ retorcido al senador con licencia, que decidió ayer retar públicamente a Maru Campos a un debate político, en un presunto acuerdo, previamente pactado y autorizado con el presidente nacional de ese partido (PAN), Marko Cortes, que le permitiría al dos veces Senador de la República, poner fuera de combate a la ‘candidata’ del exgobernador priísta de Chihuahua, César Duarte.

En los momios de la disputa interna y de sus detractores políticos, la Maru del PAN sería la equivalente a la figura del ‘candiduarte’ priísta de la disputa electoral de 2016. ¿Lo recuerdan?.

Después de los entuertos legales y los expedientes sobre la presunta corrupción y ‘asociación’ de Maru, que habría recibido 7.1 millones de pesos en diversas entregas, documentado por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, y que movieron a la alcaldesa panista de la capital a promover amparos como si se tratara de ‘palomitas’, los estrategas de Gustavo Madero consideraron que es el tiempo de soltar el ‘segundo disparo’ y van por la vía política.

Se supone que ya cuentan con la autorización del CEN del PAN, como una opción viable para destrabar la disputa interna, y sacar, literalmente, en hombros al fajador panista. Una salida a la precandidata Campos, en la disyuntiva de la férrea lucha política en el partido de Manuel Gómez Morín en Chihuahua, y de las que sabe, cómo se mueve la madeja política el gobernador, Javier Corral.

Obedecería ese debate, a un mero asunto de formalidad para tenderle ‘puente de plata’ a la precandidata del PAN, en una disputa política que en Chihuahua, el gobernador no puede darse el lujo de tener una “mala noche”, como lo dijo el boxeador Saúl ‘Canelo’ Álvarez, previo al combate frente a Callum Smith.

Especialmente si el gobernador Javier Corral sigue manteniendo la apuesta para llegar como precandidato del PAN a la presidencia de México en 2024.  

Y una condición sine qua non para llegar a esos estrados de la política, será vencer por la vía del nocaut, así que tenga que ser técnico, a su principal adversaria política Maru Campos. Pupila de los Césares, Duarte y Jáuregui, y del exdirigente estatal, Mario Vázquez, que habrían empujado a la también exdiputada local, a las ‘malas compañías’ y al dinero fácil y sucio de la política.

El dinero que en el poder gubernamental compra el silencio, y toda clase de complicidades.

Y cierto lo que dijo Maru Campos, “quien pide el debate, es el que va abajo”. Madero es el retador, pero va por la victoria política y la candidatura del PAN en Chihuahua a la elección de 2021.

Dicen que Gustavo Madero trae un ‘as’ bajo la manga. Su última carta en el ‘segundo disparo’ de la estrategia política para llegar a la anhelada candidatura de ese partido en la sucesión de poder gubernamental en el estado de Chihuahua.

Y no es el ‘Segundo Disparo’ de Eduardo Valle, el ‘Búho’, que narra en su libro todos los entuertos de la narcodemocracia mexicana, pero si el segundo disparo de una estrategia política bien diseñada que le permitiría, en el papel, poner fuera de combate a la ‘entenada’ del exgobernador priista de Chihuahua.

Maru ya aceptó el reto del debate político. Contrastar propuestas y medir perfiles, el objetivo. Habrá ‘showtime’ en el PAN de Chihuahua.

 

González Mocken, ¿tránsfuga de Morena? /

Dicen que tanto va el agua al cántaro, hasta que se rompe, y le sucede en el último tramo previo a la designación del candidato a la alcaldía al expresidente municipal, y excandidato externo del partido de Morena, Javier González Mocken, que ya busca la salida del partido de Andrés Manuel López Obrador.

Ayer por la mañana el exalcalde priísta de Juárez se reunió a ‘petit comité’ con el presidente estatal de Fuerza por México, Antonio Franco, el precandidato a la gubernatura, Alejandro Díaz, y la súbita y sorprendente presencia y aparición de otro exalcalde suplente, el independiente Alejandro Loaeza, además de otros acompañantes del amigo y también buen vecino del alcalde Armando Cabada Alvídrez que contemplan incorporar y sumar al abogado Javier González Mocken a la candidatura al gobierno municipal de Juárez, pero por Fuerza por México.

Fue una reunión que despertó la morbosidad y la impaciencia de quien escribe Torre Fuerte, que atestiguó a distancia, la plática de casi dos horas de ese grupo político que buscaría armar un ‘trabuco’ para las elecciones de 2021.

Y olvídese si fue Javier González Mocken, Alejandro Díaz o Alejandro Loaeza, el promotor de ese encuentro, pero lo cierto, es que sí exhibe la preocupación del grupo de seguidores de Javier, que ya no saben si el exalcalde se la juega por Fuerza por México o por Redes Sociales Progresistas, o si sigue esperando la llamada del gobernador de Chihuahua para que sea incluido en la impensable candidatura del PAN a la presidencia municipal. Y no se ría. Desde ayer, el rumor se esparce como reguero de pólvora.

¿Será Javier posible ‘tránsfuga’ de Morena y mudará de ese partido político, ahora que apareció en el escenario el empresario Gabriel Flores Viramontes, o será mera estrategia, para capitalizar el momento y dar el salto mortal?.

Los que le conocen, saben que el abogado y exalcalde priista de Juárez, no es de los que toman decisiones rápidas o a ‘vuelo de pájaro’. Incluso hay quienes lo señalan de ser demasiado ‘suave’ y hasta pusilánime en algunos casos. No lo creo en lo particular.

Pero esa reunión con Toño Franco y Alejandro Díaz de Fuerza por México, y la ‘fortuita’ presencia de Alejandro Loaeza, el profesor Fernando Meléndez, el renegado morenista que le hizo campaña al diputado federal, Mario Delgado y hasta de Leonardo Fonseca Revilla, de los achichincles de Polo Canizales, levantó chispas y demasiadas conjeturas sobre la inminente salida y posibilidad de Javier González Mocken en el partido de Morena.

Agréguele, para bien o para mal, la presencia del empresario de la construcción y fallido excandidato del PRI a la alcaldía y al Senado, Eleno Villalba, amigo del exgobernador de Chihuahua, Patricio Martínez García, y también excolaborador del gobierno de Enrique Serrano.

Fue la de ayer por la mañana, una jornada de sorpresas. Casualmente se encontraban en otra mesa del comedero, los empresarios Rogelio González Alcocer, Gil Cuevas, Gabriel Cantú y Alejandro Ramírez.

Buen precandidato, pero mal momento para Javier González Mocken.

Más de uno, le advirtió al excandidato externo que después de la batalla política de 2018, no habría margen de posibilidades en el partido del presidente.

Desde hace más de un año, debió tener listo un plan ‘B’, pero Mocken fue demasiado confiado. Ahora sólo un ‘milagro’ lo puede poner de vuelta en el juego, y será, quizás, con las siglas de cualquier otro partido político.

Bueno si Javier González Mocken puede ser candidato por el PAN, según se quiere hacer creer, no lo dude que también pueda ser por ese partido devastado, Teto Murguía, el candidato a la gubernatura de Chihuahua. Todo es que se anime Javier Corral, y el Teto ya le ha mandado el mensaje al gobernador…

¡Si se puede!, ¡Si se puede!, dirían los corifeos.

 

César Augusto, con un pie en el estribo… /

Se supone que este fin de semana estará tocando tierra en Juárez el Fiscal General César Augusto Peniche Espejel, quien es ya, nos dicen, el elegido candidato del PAN a la alcaldía.

Llega de externo y tiene la venia del gobernador Javier Corral Jurado, quien le ve posibilidades para contender con las siglas del partido blanquiazul.

La mayor parte del tiempo como fiscal general, la ha dedicado Peniche a atender la persecución contra el exgobernador priista, César Duarte, y eso vale y vale ‘oro’ para los propósitos de quien gobierna el estado de Chihuahua.

Solicitó su renuncia a la Fiscalía General y su aspiración a la candidatura del PAN en la frontera, en un momento difícil, pero nada que no se resuelva sobre la marcha, especialmente, cuando la larga crisis de la seguridad –no privativa en este gobierno- dicen sus aliados, le permitirá generar espacios de oportunidad en el entramado de la política.

Seguro que ya todo está planeado y si lo dejan ser el candidato externo en el PAN, el Fiscal hará campaña con los resultados del programa de ‘Justicia para Chihuahua’, y se encargará de presumir, haya sido como haya sido, que fue el artífice de las detenciones de los priístas que se enriquecieron en el gobierno del priista, César Duarte.

Una larga lista, donde por cierto, todavía se esperan algunas ‘sorpresas’ y detenciones.

Ese, es el candidato por el que apuesta el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Entrevistado ayer por la mañana por los reporteros de la capital, al salir de Palacio, el funcionario estatal confirmó sobre su plática con Corral, sobre sus aspiraciones políticas:

“No lo descartamos, simplemente estamos esperando los tiempos, y ver si se dan las coincidencias”, dijo.

Cuestión de horas y de acuerdos. El también amigo y ‘protegido’ de la empresaria Alejandra de la Vega, quiere meterle mucha lana a la campaña del PAN en Juárez, y buscar revivir a un partido político que sigue en estado de coma.

El señor Fiscal compartirá en breve a los integrantes del consejo político municipal y del comité local, que motivos lo mueven a querer ser el candidato del PAN en la elección del próximo 6 de junio.

 

Hasta regidurías, ‘comprometió’ Marco Bonilla /

En el desparpajo, de la ambición y lambisconería del ‘Delfín’ de Maru Campos en la capital, Marco Bonilla Mendoza, el suspirante de la alcaldía de Chihuahua comprometió regidurías para su equipo de aliadas y “mapaches”.

Se trata de Myrna Rivas, Myrna Monge, Mónica Herrera, Mary Carrillo, Nancy Frías y Zulema Rentería, del ‘selecto’ grupo de mujeres que le ayudan a derrochar recursos para la presunta compra de ‘votos’, de dinero que no sale de la bolsa de Marco. “Si sonso no es. Nada más tiene la cara”, dijo uno de sus detractores de la capital.

Ese grupo de féminas también formarían parte del paquete en la denuncia que se presentaría en contra del director de Desarrollo Humano del gobierno de la capital.

En su propósito de ser candidato y llegar a la presidencia municipal, Marco Bonilla les pagaría sus buenos oficios. Y mínimo, las metería de regidoras.

 

Que Leonel de la Rosa viene al PRI de Juárez /

En intramuros del comité municipal del PRI en Juárez, se cuenta que el expresidente estatal de ese partido político, Leonel de la Rosa, está más que puesto y apuntado para manejar al partidazo de Galeana y Lerdo, de cara al proceso electoral de 2021.

Viejo aliado y amigo de Andrés Carbajal, el expriista que vio la ‘luz’ en el partido de la cuarta transformación, tiene como brazos de la posible operación política a dos personas que son incondicionales: Jorge García Acosta, el tío del panista Raúl García Ruiz, y el ex síndico municipal, Fernando Martínez, que estaría de regreso en el partido que lo postuló   en la elección de 2013, cuando entonces el candidato a la alcaldía fue Enrique Serrano.

Leonel es un viejo lobo de la política. Operador de talla de muchos políticos y excandidatos y gobernadores del PRI, está resuelto en apoyar a la candidata a gobernadora, Graciela Ortiz González, y a ‘sacrificarse’ como mediador en el comité municipal de ese partido, cuya posición genera siempre muchas luchas e intrigas palaciegas.

Y en Chihuahua creen que es el momento de enviar a un político con la experiencia y destreza de Leonel para hacerse cargo de la ‘operación cicatriz’. El trabajo que nunca quiso hacer el diputado y expresidente estatal del PRI, Omar Bazán Flores.

Y en el PRI de César Alejandro Domínguez, buscan ahora detener la gangrena.

 

Acusaciones de Visconti, lo que el viento a Juárez /

Los señalamientos y acusaciones de Ernesto Visconti, renegado morenista, y buen amigo, nada que incomode la campaña sobre ruedas del ex ‘superdelegado’ del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa.

La renuncia de 15 supuestos morenistas, tiene mayor tufo a la posibilidad y aspiración del propio Visconti por una candidatura a diputado. Y la última vez, exactamente hace una semana, se le vio entre el selecto grupo de invitados del doctor Alejandro Díaz, el precandidato al gobierno de Chihuahua de Fuerza por México.

Fue aquella noche que Alejandro echó la casa por la ventana para recibir al presidente nacional de ese partido que lo ha postulado como candidato a gobernador. Y allí estaba sentado sobre la mesa el grandote Visconti.

No me lo crea, pero Juan Carlos Loera y Pedro Torres, deben andar pitorreándose, de la ‘campañita’ anunciada por Visconti en Chihuahua capital.

Se lo digo en serio, nada que realmente le preocupe o le quite el sueño al coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación, y virtual candidato de Morena a la gubernatura.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: