CIUDAD JUAREZ.- A una semana del asesinato del menor Sergio Adrián Hernández Guereca, a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza, los alcaldes de Juárez y El Paso, José Reyes Ferriz y John Cook, además de directivos de  Migración, Aduanas y Patrulla Fronteriza, que participan en Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), acordaron establecer nuevas medidas de prevención para evitar hechos violentos en la línea fronteriza que divide a México con los Estados Unidos.

El caso de Sergio Adrián no fue abordado durante la reunión sostenida hoy en la oficina de El Mayor de El Paso, toda vez que las investigaciones están a cargo de la PGR y del FBI.

Mientras tanto el gobierno de los Estados Unidos, a través del Cónsul Raymond McGrath insistió en sostener la versión de que fueron los jóvenes quienes del lado mexicano arrojaron piedras a los oficiales de la Patrulla Fronteriza. “Los mexicanos estuvieron atacando”, eso les comentó a un grupo de diputados esta tarde en la sede consular.

Además este día tuvo que postergarse la reunión que para la defensa y apoyo de la familia Hernández Guereca se había programado entre autoridades del Consulado de México, abogados y personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), lo que dejo sin efecto el inicio del proceso judicial vs migra al postergarse la reunión.



Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: