Por Sergio ARMENDÁRIZ DÍAZ./14 Feb./

En el evento de toma de protesta que formalizó el liderazgo de José Luis Armendáriz Bailón al frente de la AMAC en Ciudad Juárez, pudieron observarse algunas tendencias posibles de impulso al desarrollo urgente de esta región fronteriza. Un presidium en verdad sólido y prometedor en lo tocante a la inversión y el poder de gestión, integrado por el Gobernador del Estado, César Duarte; el Presidente Municipal, Héctor Murguía; el Secretario de Economía federal, Bruno Ferrari; el Fiscal General del Estado, Carlos Manuel Salas; el Secretario de Economía del gobierno del estado, Alberto Chretín; el Diputado líder de la fracción del PRI en el Congreso del Estado, Enrique Serrano; el actual presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ciudad Juárez, Alberto Domínguez y Claudia Troitiño, Vicepresidenta de AMAC en Ciudad Juárez.

En el espacio del Auditorio de la AMAC, se vivió un acto emblemático que en verdad despertó magníficas expectativas en lo tocante a los beneficios que Ciudad Juárez puede tener, a partir del “pivoteo” que la representación institucional y organizada de la industria maquiladora de exportación signifique en la atracción de recursos de diversa índole para el desarrollo social de esta frontera. El poder de convocatoria de la industria del sector maquilador es realmente perceptible, los actores políticos de todas las jurisdicciones se dieron cita para acompañar el origen y necesariamente también el destino de la nueva gestión de AMAC, liderada por Armendáriz Bailón.

Mucho se espera de una gestión iniciada con tan buenos auspicios, entre otras posibles realizaciones estaría contemplándose la permanente y fluida inversión para generar con rapidez los empleos que Ciudad Juárez necesita para enfrentar el estado de emergencia social que tanto ha lastimado a la población en los últimos tres años, en el mismo sentido se espera una inversión impresionante y compartida por el gobierno federal y estatal, conjuntamente con una iniciativa privada que debe mostrar el compromiso efectivo para que Ciudad Juárez se posicione en el mundo a través de las virtudes empresariales que durante tantos años le otorgaron visibilidad virtuosa en el universo económico tanto nacional como internacional.

Debe insistirse que ante el escepticismo que actualmente cunde por la inefectividad de la clase política para sacar adelante la problemática social que aqueja a la ciudad, las organizaciones de la sociedad civil deben activarse para, si no sustituir al Estado, en sus indispensables funciones, sí para realizar un trabajo de solidaridad en la nueva inteligencia social que se requiere para reorganizar las estructuras institucionales y la misma convivencia que sufre hoy un deterioro manifiesto, que no puede más enfrentarse con los viejos recursos de conducción política clientelar o demagógica.

La industria maquiladora de exportación es el verdadero pilar que sustenta la existencia, la sobrevivencia social de Ciudad Juárez, del estado y del país mismo. En ese sentido, es obligado acercarse a ella con propuestas y planes que le cobijen su desempeño y le permitan reinsertarse con el vigor económico y ciudadano que la urbe demanda para salir del estado ingrato en el que hoy se debate. Pudo observarse en el discurso del presidente recién llegado, en el foro de la toma de protesta, un planteamiento claro en cuanto a la imperiosa necesidad de fortalecer esquemas de desarrollo convenientes para fomentar una proveeduría efectiva y creciente con un sentido de poder manufacturero con valor agregado, combinado con una renovada acción de responsabilidad social sustentada en un ideario activo en torno a la educación y la cultura de la población del sector y en general de la sociedad juarense.

Ciudad Juárez depende absolutamente de su industria maquiladora para continuar siendo viable, si no observamos esta urgencia estratégica, el reclutamiento de los jóvenes por parte del crimen organizado y no tanto, continuará depredando la ilusión y la esperanza de vida y futuro de esta heroica ciudad. Exijamos y apoyemos lo valioso que se derive del trabajo de la AMAC, de la industria maquiladora, centro gravitatorio fundamental para volver a entusiasmarnos y creer en una Ciudad Juárez con vocación de modernidad y no condenada a la parasitación de las hordas mafiosas.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: