CiroPor CIRO./13 de Octubre./

Solo a través de la organización civil en demanda de mayores espacios de opinión y acción pública se logra tener mejores condiciones socio-económicas y políticas con un desarrollo al que todo ente humano aspira.

Los nuevos tiempos permiten a la sociedad el poder organizarse para la ejecución y evaluación de las políticas publicas a las cuales todos debemos tener el derecho de la contraloría social sobre el desempeño de los servidores públicos.

Ahora es tiempo de que la sociedad civil se constituya en grupos de personas bajo una actuación recíproca con actividades que deben ser centradas en una serie de objetivos comunes, compartiendo conductas, creencias y actitudes colectivas, ya que solo a través de estos y de manera organizada, con intereses afines, existen mayores oportunidades al establecerse vínculos estrechos y definitivos que permitan obtener el beneficio común.

Mediante la participación social se obtienen las soluciones más sentidas de las demandas que tiene la comunidad. Los nuevos tiempos obligan a generar la importancia de promover y organizar a la sociedad, principalmente, a todos aquellos cuyas voces de reclamo son ignoradas, para dar fortaleza a un autentico sistema democrático como elemento fundamental e indispensable que permita la equidad y solución a lo graves problemas de desigualdad que se tienen.

Se esta a tiempo de que la sociedad se haga responsable de su propio desarrollo, originando una nueva actitud ante la autoridad, no esperando que sea esta quien decida atender los problemas sociales, sino que sea la propia población la que sea ella misma, la que mediante su participación colectiva sea quien logre solventarlos para asegurar con ellos el bienestar general.

Por ello la confianza es la más difícil de obtener, pero la más fácil de perder.

México es uno de los países con mayor desigualdad social, por lo que solo esta es quien debe hacerse cargo de la construcción de un Estado de Bienestar, para enfrentar el problema, es necesario avanzar hacia la universalidad de los derecho sociales, los mexicanos, no pueden seguir viviendo este flagelo que se vive de generación en generación.

En nuestro país la desigualdad no se limita solo a la distribución del ingreso, tiene vínculos con la discriminación de género, étnica y de lugar de residencia. Es tiempo de la organización para dejar de ser ciudadanos pasivos y tornarnos en activos asumiendo las responsabilidades que nos corresponden para ser de este país y de nosotros mismos a lo que aspiramos.

El México cuando se lograra cuando seamos motores fundamentales del desarrollo, cada quien desde su trinchera, haciendo lo que nos corresponde y exigiendo lo que por derecho debemos tener acompañando la critica con las acciones ya que solo así podremos mover esta nación.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: