En pocas horas pues, a los regidores de Ayuntamiento, que presumian ser bastante viriles, se les cayeron los cojones hasta el suelo…(Leer más en columna Politikkon.com)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: