RESTOS

MÉXICO D.F.- Los resultados del análisis de los restos localizados por la Procuraduría General de la República (PGR) en Cocula, Guerrero, para determinar si corresponden o no a los 43 normalistas, tardarán algunas semanas, dependiendo del estado en que se encuentren las muestras y de su cantidad, afirmó el profesor Parson Walther, a cargo del laboratorio del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck en Austria, que aceptó realizar el estudio de identificación.

En entrevista con EL UNIVERSAL comentó no poder referirse al caso mexicano de manera exclusiva, por cuestiones de confidencialidad, sólo indicó que “el tiempo para el estudio dependerá de la calidad de las muestras y la cantidad de ADN que contengan”.

El viernes pasado el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, informó del hallazgo de bolsas que contenían cenizas y restos humanos en el basurero de Cocula, donde según sicarios del grupo criminal Guerreros Unidos fueron asesinados y calcinados los estudiantes.

Anunció que los dos fragmentos óseos hallados [entre ellos la parte de una rótula] serán enviados a los laboratorios del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck en Austria.

El líder del instituto, Parson Walther, detalló que “nuestro laboratorio se ha especializado en el análisis de ADN mitocondrial [análisis del ADN modificado] pues sabemos que éste contiene un mayor número de células que el ADN nuclear, de ahí que contemos con posibilidades de obtener resultados óptimos a diferencia de los que se obtendrían sólo a partir del ADN nuclear”.

El laboratorio austriaco, que cuenta con una base de datos internacional de ADN que puede ser consultada por expertos de todo el mundo, aceptó la misión de analizar los restos humanos del caso de los normalistas.

El Instituto de Medicina Legal (Institute of Legal Medicine, GMI) de esta universidad —uno de los más avanzados del mundo en identificación humana—, ha desarrollado y optimizado las técnicas de genética molecular para la identificación humana. Es reconocido por la alta calidad en los análisis que lleva a cabo, así como por el éxito en los resultados que ha obtenido, entre los que destacan la identificación del ADN de las víctimas de Asia por el tsunami de 2004.

En la lista de los trabajos que han realizado los expertos de este laboratorio existen identificaciones históricas, como la del ADN de los restos de dos niños desaparecidos de la familia del zar ruso Nicolás II; así como las investigaciones sobre el cráneo de Mozart y la identificación de los restos del escritor y poeta Friedrich Schiller.

En la actualidad este grupo de investigadores se encuentra analizando los restos de las víctimas del régimen militar de Chile (1973).

El científico multipremiado, con más de 100 artículos de investigación publicados, Parson Walther, explica a este diario que la institución que dirige cuenta con una gran variedad de pruebas moleculares con las que se ha logrado tener éxito en la identificación humana, inclusive en el caso de restos humanos carbonizados, [que cabe recordar es una de las características de los fragmentos que deberán analizar en el caso Iguala].

El instituto ha sido pionero en la aplicación de espectometría de masas, una técnica de análisis que permite la medición de moléculas.

Fundado en 1997, cuenta con una base de datos (www.wmpop.org) única en su tipo en estudios de ADN que lo ha llevado a nuevos protocolos de investigación, y ha colaborado con más de 30 instituciones a nivel mundial para estudios en materia de ADN mitocondrial.

Especialista en genética forense, Walther forma parte del Grupo de Expertos de Supervisión de ADN de la Policía Internacional y la Comisión Internacional de Personas Extraviadas para la Identificación de Víctimas en las Guerras de los Balcanes (ICMO, por sus siglas en inglés). (El Universal)

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: