TORRE FUERTE

*César, Javier y Maru: todo personal

*Romero y Jáuregui, operaron para César

*Matías Prieto, grita que lo protege Maru

*El ‘peace and love’, del alcalde Cruz Pérez Cuéllar

*Reformas, nuevo punto de quiebre

 

César, Javier y Maru: todo personal /

Ahora que la gobernadora panista de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván agarró de su ‘puerquito’ al exgobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, dedicándole tinta y espacio en influyentes medios capitalinos, como lo exhibe el titular del periódico La Jornada, a tres pisos –como se conoce en el argot periodístico-, que ocupó la primera plana de ayer lunes, señalando a Corral como el creador del “centro de acoso político para inculpar a los opositores”;

Sale a colación que lo hecho por el exgobernador de Chihuahua, es copia fiel de la operación ejecutada por César Duarte Jáquez, para inculpar al expresidente de la Coparmex, el empresario Carlos Chavira Rodríguez en una sucesión de eventos irregulares, extraordinarios y fuera de la ley, para que el peso de todo el estado cayera sobre los opositores al gobierno del priísta, que un día creyó que aliado a la oligarquía política del país, podría convertirse en el presidente de México y el sucesor del expresidente Enrique Peña Nieto.

Nada que el poder corruptor del exmandatario de Chihuahua no pudiera comprar en los partidos políticos, en los organismos del sector privado, en la Iglesia y en el llamado ‘círculo rojo’, en torno al mismísimo presidente de México, para generar lo que ahora denuncia la gobernadora panista sobre la persecución de Javier Corral, que al igual que César Duarte, uso el poder para arrodillar a sus adversarios políticos y “golpear” a sus rivales.

“Amenaza de cárcel a quienes no cooperaban”, reza con letras rojas sobre la parte superior de la fotografía del exgobernador panista, la primera plana del tradicional periódico de la izquierda en el país.

El uso de todo el poder y de una estructura poderosa, donde ahora sale a colación que Javier Corral operó, con toda y una simulada y buena campaña de persecución con fines políticos, a favor del mandatario priísta, de quien no pudo entregar su cabeza a los chihuahuenses y sólo confeccionó un andamiaje de persecución y justicia selectiva (Justicia para Chihuahua).

Pero nada que realmente tocara los intereses y a los verdaderos responsables del desastre financiero de la administración 2010-2016, en una operación de ‘sacrificio’ donde el inculpado, como en las grandes tramas de la delincuencia organizada en Hollywood, en algún momento recuperan la libertad y todos sus bienes.

Como parte de todas las maniobras de operación del duartismo, el empresario y expresidente de Coparmex todavía sigue esperando la resolución definitiva y la ratificación del Tribunal del Colegiado de Circuito al sobreseimiento dictaminado a su caso en los años de 2017 y 2019.

Han corrido ya poco más de cuatro años en espera de la ansiada justicia, y en Chihuahua, no son pocos los que, al igual que el empresario Carlos Chavira, esperan que la gobernadora Maru Campos acabe con toda la impunidad y la red de corrupción generada en los gobiernos de César (Duarte) y de Javier (Corral).

Las víctimas y los opositores de los gobernantes en turno, están por todos lados.

Después de más de ocho años, otro conocido e influyente hombre de la política y de empresa, Lino Korrodi Cruz, espera que la gobernadora de Chihuahua atienda y haga justicia a la denuncia de abusos y agresiones, y falta de manutención, en contra de la familia del exgobernador priísta Fernando Baeza Meléndez, en otro peculiar y espeluznante caso, y sin contar los miles de expedientes de una masa amorfa, de hombres y mujeres comunes y terrenales, que igualmente han sido víctimas de los atropellos del poder.

César Duarte y Javier Corral tomaron muy en serio los asuntos en contra de sus adversarios y opositores.

Utilizaron el poder y todos los recursos del aparato del estado para ‘aplastar’ a sus enemigos. Fue todo personal.

Hoy todos los movimientos políticos, coincidentemente, se insertan en una historia de atrocidades y de ‘barbarie’, de lo que ha sucedido.

 

Romero y Jáuregui, operaron para César /

No lo creerá, pero en la manipulación y poder corruptor del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, sale a colación la intervención y los oficios de dos connotados panistas de Chihuahua, alguna vez hombres probos y de gobierno en los sexenios 2000-2006 y 2006 y 2012 cuando gobernaba México el Partido Acción Nacional.

Se trata de los casos del Notario Público Número 4, Eduardo Romero Ramos y del ex consejero y coordinador de la Judicatura del Poder Judicial Federal, el ex senador panista, César Jáuregui Robles.

Al primero, seguramente lo recuerda usted carísimo lector, en el gabinete del presidente de México, Vicente Fox Quesada como titular de la desaparecida Secretaría de la Función Pública que en antaño fue la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (SECODAM) en los tiempos del aparato priista en el poder, y de quien se sabe ahora, operó a favor del exgobernador César Duarte en la persecución política contra el expresidente de Coparmex, Carlos Chavira.

Curiosamente, gente que trabajó para Lalo Romero y que seguramente le debían “favores”, forma parte de la estructura del 1er Tribunal Colegiado del Decimoséptimo de Circuito que mantiene congelada la resolución del sobreseimiento que emitió originalmente el Juez de Garantía del Distrito Judicial Bravos, Samuel Uriel Mendoza Rodríguez, que no encontró elementos para inculpar a Chavira en la causa penal 339/2013 en etapa de sobreseimiento total, y la cual se signó el 19 de octubre de 2017. Cumplirá en una semana cuatro años.

El caso y la intervención del panista César Jáuregui Robles, un ‘excelso’ miembro del Consejo de la Judicatura Federal en el período 2009-2014, ocupando el cargo de presidente de la Comisión de Disciplina, que también intervino para mover los hilos del aparato judicial en altos niveles a favor de César Duarte, exhibe la red de la estructura montada por el exgobernador de Chihuahua en contra de un hombre que solamente se encargó de hacer posible el programa de ‘Juárez Competitiva’;

De atraer los reflectores de todo el mundo, en los momentos más difíciles de la ciudad, en la que nadie daba un solo peso por la credibilidad una urbe que se convirtió en un auténtico campo de batalla de los dos principales cárteles de la droga en México: Juárez y Sinaloa.

Ya no hay misterio. Lalo Romero, amigo del exgobernador Francisco Barrio, y el mismo hombre que fue ‘pieza’ de Javier Corral para sacar adelante la Fiscalía Anticorrupción en Chihuahua, se encargó de operar con los magistrados para echar abajo la resolución original de sobreseimiento y para alargar y mantener el proceso en contra del también expresidente del Consejo Coordinador de Ciudad Juárez.

César Duarte tenía ‘piso’ y ‘techo’ en la encrucijada judicial. César Jáuregui Robles en México y Lalo Romero en el estado de Chihuahua.

Chavira afirma que la resolución del Juzgado que apeló el sobreseimiento, fue tan “absurda” y “patito” que no tuvo fundamentos legales ni elementos para inculparlo por delitos inexistentes y de una acusación de “administración fraudulenta de fondos públicos”, por el evento del concierto del grupo de rock Maná, de recursos que fueron ejercidos por la desaparecida Asociación de Maquiladoras que presidia en aquellos años, José Luis Armendáriz.

Pero Lalo Romero y César Jáuregui (Robles), a la postre colaboradores posteriores del gobierno de Javier Corral, fueron las manos que mecieron la ‘cuna’.

“Que nos metan a todos al bote”, dijo alguna vez el empresario juarense, Carlos Chavira, para referir que el exitoso evento de ‘Juárez Competitiva’ que provocó celo e ira del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, había sido responsabilidad y esfuerzo de los hombres y mujeres del Consejo Directivo.

En ese Consejo participaron, el finado exalcalde y considerado el ‘padre’ de la maquiladora, Jaime Bermúdez Cuaron; el presidente de Southwest Maquila; Gustavo González; el presidente de AMAC, José Luis Armendáriz Bailon; la directora de Almacenas Distribuidores de la Frontera S.A de C.V, Guadalupe de la Vega Arizpe; la vicepresidenta de MFI International, Cecilia Levine; el Subsecretario de la Secretaria de Economía del gobierno estatal, Juan Ubaldo Benavente Bermúdez; el presidente de Desarrollo Económico Paso del Norte, Héctor Núñez Polanco; la subdelegada de la Secretaria de Economía Federal en Ciudad Juárez, Martha Messina Varela y el director de promoción financiera del gobierno municipal, José Luis Gutiérrez Juárez.

 

Matías Prieto, grita que lo protege Maru /

Matías Prieto Carrillo, dirigente de la agrupación de transporte de personal, Untrac, a quien ahora acusan de querer meter sus unidades en la línea de la Ruta Troncal 1 de Vivebús, ha provocado la reacción de los otros grupos de transportistas que lo señalan de “oportunista” y de presumir sus influencias con la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, y hasta con el Secretario General, César Jáuregui, de los que dice a sus socios, que tiene todo el apoyo, para hacer y deshacer en el transporte público de Juárez.

Es el mismo hombre que orquestó el megabloqueo de las oficinas del pueblito mexicano el pasado mes de marzo en contra del gobierno del Estado, y que ahora se ufana y dice a los ‘cuatro vientos’ que es el protegido de la gobernadora de Chihuahua.

A partir de la escisión de los socios de transporte del vivebus, son dos los bloques participantes en la licitación. Una la que representa Raúl Rodríguez Santillanes con la firma JSR, y la otra, la que mantiene la empresa Transporte Troncal Ecosustentable de Juan Carlos Saldívar, que se han encargado de exhibir a Matías Prieto como el nuevo ‘verdugo’ que busca violentar la operación del transporte público en la ciudad.

Se ciernen serios problemas en el transporte de Juárez.

Incluso, existe otra vez la percepción de que el presidente de la Integradora de Transporte (INTRA) de Vivebus, Raúl Rodríguez Santillanes -el que metió a la nómina del transporte semimasivo a José María Fernández Sigala, el hermano del actual titular, Eduardo Fernández-, quiere agandallar de nuevo en la operación del transporte público en la ciudad, con la ayuda por supuesto, del nuevo jefe.

Es posible que en una estrategia ‘sucia’, Matías Prieto sea solo pieza y ‘agitador’ en favor de los intereses de Raúl Rodríguez, quien busca recuperar el poder y quitarles participación a sus dos principales adversarios: Juan Carlos Saldívar y Carlos Hernández.

Ya se sabrá como viene la jugada en transporte, y quien o quienes, son los nuevos amos y señores del transporte público en Juárez.

Por ahora Matías Prieto, cacarea en las reuniones internas de transportistas que tiene todo el apoyo y el compromiso de la gobernadora  de Chihuahua, Maru Campos. Faltaba más!…

 

El ‘peace and love’, del alcalde Cruz Pérez Cuéllar /

Como todo buen político, el presidente municipal de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, aprovechó la coyuntura del ‘performance’ de la gobernadora Maru Campos con Brozo y de las diferencias y expresiones lanzadas en contra del gobierno federal para señalar que no coincide con ninguna declaración que promueva la confrontación entre el gobierno del Estado y el gobierno Federal.

Nada que agite las aguas rebotadas, en una manifestación de ‘peace and love’ del alcalde juarense, que a su manera, también le saca raja política al caso de la entrevista a la gobernadora por parte del payaso tenebroso de la TV.

Dijo el presidente estar convencido de que los juarenses y chihuahuenses, están “hartos de los conflictos y pleitos entre ambos gobiernos”, por lo que recomendó buscar una mejor coordinación.

“El ánimo de confrontar no es buena”, dijo al referirse a la buena coordinación que debe mantener su gobierno en Juárez, con la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos y con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aprovecho empero, para echar su gato a retozar sobre la cabeza del exgobernador de Chihuahua, Javier Corral, a quien culpo de seguir la ruta de la confrontación, primero con el expresidente Enrique Peña Nieto y posteriormente con el actual mandatario;

“Yo quiero que alguien me diga, ¿qué cosas buenas  dejo al estado de Chihuahua esa ruta?. Yo espero que la gobernadora (Maru Campos) no siga esa ruta, porque esa ruta ya probó su fracaso”.

 

Reformas, nuevo punto de quiebre /

Viene un nuevo cisma y punto de quiebre al interior del partidazo desde México. Y obedece, dicen los enterados, a los estertores de las políticas y acuerdos de la dirigencia con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Se escucharon versiones de que cuando menos 20 diputados federales le dirían no a la reforma eléctrica del presidente y que renunciarían al Partido Revolucionario Institucional, pero las “versiones” fueron atajadas por el líder nacional, Alejandro ‘Alito’ Moreno Cárdenas, que la hizo de ‘apagafuegos’, para evitar danos al partido de Insurgentes en la capital.

Dijo Alito que la fracción del Grupo Parlamentario del PRI esta sólida y unida y que todos sus integrantes  están más que dispuestos a participar en parlamentos abiertos que se realizarán para analizar la iniciativa del Ejecutivo Federal.

Alejandro Moreno dijo que son tantas cosas las que se dicen en política, pero juro y perjuro que no existen barruntos de tormenta en el partidazo por las reformas.

Para que lo entiendan, el presidente del PRI nacional es también el presidente de la Comisión de Gobernación y Población.

Asegura que los priistas están a favor del medio ambiente, pero también están comprometidos para que México sea un país competitivo.

Usted saque sus propias conclusiones.

Comentarios: latorrefuerte64@gmail.com

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: