EL PASO.- El gobierno de los Estados Unidos planteó aquí una estrategia conjunta de doble vía, que tiene como imperativo reducir el tráfico de drogas y armas, y acabar la violencia de los carteles de la droga en la frontera con México, dijo este mediodía, en su participación en el Foro de Seguridad Fronteriza efectuado en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP).

En el exterior del edificio sede, un grupo de activistas pertenecientes a la Red Fronteriza de Derechos Humanos,  protestaron contra las acciones de militarización del gobierno de los Estados Unidos en la línea con México.

El Embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual recomendó que policías de los tres niveles de gobierno de gobierno participen –con el apoyo del Ejército Mexicano- en una estrategia de vigilancia para que los vecinos se sientan seguros en perímetros de cinco cuadras y después en siete, en sucesivo crecimiento, hasta “recuperar la calma en vecindarios y comunidades”.

Pascual propuso nuevas estrategias conjuntas para mejorar la guerra contra el narcotráfico en México, donde tanto México como Estados Unidos, dijo, necesitan estrechar su relación, para hacer de esta región (fronteriza) una zona comercial de “gran competitividad”

Expresó que para ello, ambos países tendrán que establecer como prioridad reducir el tráfico drogas hacia este país (EU), y de armas hacia México, para poder terminar también con la violencia que han desatado los carteles de la droga a lo largo de la frontera entre los dos países.

Pascual dijo que el gobierno norteamericano ya participa a través del programa de Desarrollo (USAID) donde invierte 250 millones de dólares en apoyos para Ciudad Juárez, a través del proyecto gubernamental implementado por México para atender la emergencia social de Juárez, denominado: Todos Somos Juárez.

Pascual ponderó la necesidad que tiene su gobierno por reducir las muertes que ha provocado el mercado y consumo de drogas, fijando metas de abatimiento de hasta en un 15 por ciento en la demanda de drogas que tiene como cautivos a los jóvenes en el país, y un 10 por ciento entre la población adulta.

El embajador dijo que Juárez debe seguir el modelo de coordinación entre las esferas de gobierno que se tiene en la frontera de Tijuana, Baja California, donde los resultados han sido “exitosos” por la buena administración de los gobiernos locales.

Propuso que policías de los tres niveles de gobierno participen en la estrategia y que el ejército, acordone zonas de  cinco cuadras donde los vecinos se sientan seguros. Y cuando esto suceda, dijo, poder agrandar el perímetro a otras dos cuadras hasta recuperar la calma en los vecindarios y las comunidades de la frontera.

“Esto alentará la participación comunitaria de organizaciones civiles y sociales”.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: