TeporacaCHIHUAHUA.- El PRI hizo una purga de dirigentes al forzar las llcencias de Teporaca Romero en el Organismo Nacional de Mujeres, de Fermín Ordóñez en la Presidencia del Comité Municipal del PRI , por razones todavía desconocidas de manera oficial, difundio el periodico digital de La Opcion.com.mx

Los dos priístas fueron separados de sus cargos, al solicitar licencia para separarse de los mismos, según trascendió este martes, en una sorpresiva acción orquestada desde el seno del Comité Directivo Estatal que preside Alejandro Domínguez.

Teporaca Romero renunció por medio de una carta que envió al CDE, Fermín Ordóñez firmó un documento.

La diputada local Teporaca Romero renunció a la dirigencia en el estado del organismo de mujeres del PRI al argumentar misoginia por parte del Presidente del Comité Directivo Estatal del tricolor.

La legisladora envió una carta a Alejandro Domínguez, Presidente del CDE del PRI, con copia a César Camacho, líder nacional del instituto político, y a la senadora Diva Gastélum, dirigente de las mujeres priístas en el país.

Es éste el texto íntegro de la carta:

“Por medio de este escrito hago de manifiesto la inconformidad de una servidora hacia la dirigencia estatal de mi partido, en el cual milito desde hace más de veinte años; he tenido la honrosa oportunidad de haber sido presidenta de Comité Seccional, secretaria general del Comité Municipal, diputada suplente, regidora y actual diputada local por el Distrito XVIII con más de 25 mil votos. La actual dirigencia se ha distinguido por su sectarismo, misoginia, falta de inclusión de todas las expresiones al interior, secuestrando al partido con actitudes autoritarias, violentando los derechos políticos de las y los militantes enmarcados en los Documentos Básicos del partido, así como en los ordenamientos internacionales de derechos humanos.

“Soy una mujer, como muchas, que busca espacios para el desarrollo de la actividad partidaria de manera libre, sin censura, abierta, plural, sin sectarismos. Desde que asumí la enorme distinción de dirigir los destinos del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en el Estado, he sido violentada institucionalmente por medio de agravios e intrigas agudizadas por la falta de perspectiva de género de la actual dirigencia estatal, que resta valor al Organismo, manteniéndolo sólo como un referente testimonial, sin dinamismo, invisible, siempre al final del presídium y no al principio de las prioridades del partido, pues la equidad de género, lejos de ser practicada como una mirada de hombres y mujeres en la búsqueda de la igualdad formal y real, es utilizada en demagogia, útil sólo para el discurso.

“La falta de apoyos, de espacios de representación popular y de dirigencia partidaria han sido la constante, siempre en segundo lugar, obstaculizando el desarrollo del Plan de Trabajo 2012-2016; a pesar de ello, las actividades primordiales del Organismo nunca se detuvieron. Desde su llegada al C.D.E., el Organismo fue obligado a dejar las oficinas del partido de la noche a la mañana, ubicándonos en un inmueble inservible que por meses duró sin los servicios públicos primarios, como el suministro de agua y energía eléctrica, aunado a la falta de mobiliario, equipo de cómputo y aparatos telefónicos; cabe destacar que se pudo avanzar con el apoyo de simpatizantes y militantes que creyeron en nuestro proyecto, y pudimos continuar y concretar las metas que nos trazamos.

“Aun con la falta de apoyos se logró afiliar a miles de mujeres al Organismo, empoderándolas a través de cursos presenciales y virtuales de liderazgo en colonias, barrios, rancherías y comunidades indígenas, siendo Chihuahua un referente a nivel nacional, sus mujeres se distinguen por su enorme trabajo, responsabilidad, visión y trabajo en equipo.

“Qué decir del Primer Lugar a Nivel Nacional que obtuvimos como promotoras del voto, en donde se logró superar el porcentaje de la participación femenil en la elección federal de 2012 a favor del entonces candidato a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto.

“Tuve la fortuna de encabezar una marcha por la paz donde participamos más de 20 mil mujeres provenientes de todo el territorio estatal, de todas las corrientes políticas al interior del partido, tuvimos la fortuna de que nos acompañara la actual secretaria de Desarrollo Social, maestra Rosario Robles Berlanga, senadoras, diputadas federales y locales, regidoras, síndicas, dirigentes municipales del Organismo, comités seccionales, militantes y simpatizantes y sociedad civil, las cuales hicieron lo imposible por abanderar esta causa con recursos propios. Esta marcha fue catalogada por los medios de comunicación nacional, el C.E.N. del PRI y el candidato Peña Nieto, como la mejor y más nutrida del país.

“Estos son sólo algunos de los trabajos que emprendimos en coordinación con cientos de mujeres que fueron contagiadas con el entusiasmo de nuestra militancia, que se ha distinguido como un frente amplio, donde todas somos valiosas.

“El trabajo que encabecé fue integral, abierto a la participación, al diálogo y a la crítica constructiva; proyecto en el que fui hostigada por esta Dirigencia Estatal, porque nunca estuvieron de acuerdo en mi visión y ejercicio de liderazgo que incluyera a mujeres provenientes de todas las corrientes internas del priismo, dejamos atrás el club de Tobi, esto molestó a la Dirigencia Estatal.

“Estás son sólo algunas de las múltiples y penosas situaciones que ejemplifican los obstáculos que las mujeres encontramos en el desarrollo de nuestra actuación en la política, contrarios a los derechos humanos y al acceso de la vida democrática; es por ello, luego de una reflexión personal, que no puedo permanecer impasible al ver mis derechos sesgados como militante, HE DECIDIDO SEPARARME DEL CARGO COMO DIRIGENTE ESTATAL DE LAS MUJERES PRIISTAS, anexando por escrito el Informe de Actividades del Periodo 2012-2014. Habrá tiempos mejores en donde podremos transitar sin obstáculos y con verdadera perspectiva de género.

“Tengo el compromiso y tarea primordial, la no discriminación hacia las mujeres; el firme compromiso de impulsar una cultura de respeto e igualdad de oportunidades y circunstancias.

“Mi causa es, y seguirá siendo, nosotras las mujeres, y desde donde yo me encuentre, seguiré trabajando para que las mujeres tengamos las oportunidades de desempeñarnos en todos los estadios, en una sociedad libre de ataduras, en la Academia, en la política, en la economía, o en cualquier área que se tenga vocación.

“Dejo una reflexión: “Cuando una mujer entra a la política, el reto más grande no es avanzar, es aprender a trabajar y caminar con otras mujeres, de forma incluyente, sin discriminar o vetar expresiones distintas a la propia”.

“Seguiré siendo una luchadora incasable por mantener los principios básicos e ideales del Partido Revolucionario Institucional”.

Dip. Tania Teporaca Romero del Hierro

c.c.p. Dr. César Camacho Quiroz; Presidente del Comité Ejecutivo Nacional.

c.c.p. Sen. Diva Hadamira Gastélum Bajo; Dirigente Nacional del Organismo de Mujeres Priistas.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: