Siempre puede haber un incidente o un accidente que define el rumbo de la sucesión política, y eso lo sabe el ex gobernador de Chihuahua, Francisco Barrio. Y hay que pagar el precio para ser…

TORRE FUERTE

*La Sucesión 2021, y la ‘toma’ de la Boquilla

*Actos Anticipados de Campaña

*Delgado y Atollini, adelantan por Morena

*Isidro Montoya quería dinero

*Adriana Fuentes, arma la pelotera

 

La Sucesión 2021, y la toma de la Boquilla /

Con sus alfiles avanzados en la ‘guerra’ por el agua, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, ha dejado ver que va por todo para imponer en el Partido Acción Nacional (PAN) o fuera de el, a sus candidatos a la gubernatura, y que la batalla por el agua y el movimiento social, tiene como verdadero ‘rostro’, mas allá de los acuerdos o desacuerdos, y todas las acusaciones en contra del gobierno federal y viceversa, el proceso de sucesión política Chihuahua 2021.

El futuro político de Chihuahua entre el PAN, PRI y Morena, se disputa hoy en las presas de la región. Y los tecnicismos, las declaraciones y los arrebatos sociales, son mera pantalla.

Más claro, ni el agua que se disputa en las presas de la región del Centro-Sur de Chihuahua, causa por cierto, de la revuelta para posicionar a sus candidatos a la gubernatura. Y son dos personajes, que por cierto, con el apoyo de los exgobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), principalmente del siniestro ‘abuelo’, Fernando Baeza Meléndez y de su sobrino, Reyes Baeza Terrazas, buscarían sacar adelante la encrucijada política de Corral.

Y con ello, también, sus posibilidades al proyecto de candidatura presidencial de 2024.

Uno es el senador Gustavo Enrique Madero Muñoz, quien sabe que sin la ayuda externa del PRI o de los priístas, en una entendida negociación política, no va a ningún lado. No llega ni a la esquina de su casa. Y quien, por cierto, ayer por la tarde, en un vuelo a Juárez, negó a un buen amigo que le acompañaba, las posibilidades de alianza con los priistas, que de ‘facto’, en los hechos, ya se ha establecido entre los exmandatarios tricolores de Chihuahua y el gobernador Javier Corral.

El otro personaje afín al gobernador de Chihuahua, y hasta consentido entre los alcaldes -quizás por la entrañable tierra de Parral-, es el presidente municipal, Alfredo, el ‘Caballo’ Lozoya, que ya se montó en la defensa de las presas, y quien desde anoche pernocta por la región del Distrito de Riego 05, para sacar toda la ‘raja política’, en aras de sus posibilidades, que dejará el movimiento de la ‘guerra’ del agua, que se ha convertido en un auténtico ‘Rosario de Amozoc’.

El otro ex gobernador aliado de Javier Corral, el ex senador priísta Patricio Martínez García, que en apariencia ha tomado distancia, y que incluso ha logrado el reconocimiento de la amistad con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lo pone en el reparto, del otro lado de la mesa, como seguro aspirante por morena a la alcaldía de Chihuahua, y en apoyo a la candidatura del empresario Rafael Espino de la Peña, uno de los aspirantes fuertes en el proceso de la sucesión política.

La batalla por el agua en Chihuahua y la rebelión de los productores, y hasta el uso de la Guardia Nacional, todo está en el libreto de los acuerdos no escritos de la política, y forman parte de la sucesión y de la imposición de candidatos para la batalla de 2021.

Imagínese que Gustavo Madero podría ser en ese contexto político, con todo y el apoyo de los priistas, el candidato más débil en las elecciones constitucionales, que hipotéticamente permitiría llegar, o bien a Rafael Espino o hasta el mismo ‘súperdelegado’, Juan Carlos Loera de la Rosa.

El alcalde de Parral, Alfredo, el ‘Caballo’ Lozoya -amigo del ex gobernador Reyes Baeza Terrazas y de varios integrantes de diversos equipos políticos y hasta de los ex Fiscales, incluyendo al actual César Augusto Peniche Espejel-, sería en ese concierto de intereses, el plan ‘B’ del gobernador de Chihuahua.

Todo parte de un complejo script, con accidentes y ‘revueltas’, y con noches muy complicadas, como la que dijo haber pasado el ‘Caballo’ Lozoya en la Presa, y quien se ha convertido, en medio de los diputados locales (Soto, Valenciano, Gloria, y otros), que por igual se han sumado a la defensa de la Boquilla, en el mariscal ‘encubierto’ del gobernador de Chihuahua.

Su audacia política, el buen trato con la raza y el ‘filing’ que se requiere en los menesteres y tiempos de crisis, concluyó en la primera jornada con el reconocimiento a los agricultores, de quienes dijo Lozoya, tienen un “temple inquebrantable”.

Olvídese las ‘mañaneras’ y de los ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador, a los Baeza, a Barrio y al gobernador Javier Corral y al senador Gustavo Madero. Fueron tiritititos del mandatario y líder de la ‘4T’ en el entendido y perverso juego de la política.

Le hubiera hecho más daño al abuelo Fernando Baeza, si el presidente de México, hubiera tomado como suya la bandera de las denuncias del empresario Lino Korrodi Cruz, que lo ha demandado a él, y a sus hijos, Fernando y Eduardo Baeza Gómez, por falta de manutención de sus nietas, antes de recurrir a la historia del famoso fraude ‘patriótico’ de 1986;

O si hubiera sacado los expedientes de los priístas, que ahora le hacen la campaña, en medio de todo el folklore político, a los candidatos de Javier Corral.

Siempre puede haber un incidente o un accidente que define el rumbo de la sucesión política, y eso lo sabe el ex gobernador de Chihuahua, Francisco Barrio. Y hay que pagar el precio para ser.

Como lo dijo recientemente en un artículo de análisis, el académico de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Víctor Orozco: “existe la causa, y basta con una buena atizada para que arda el fuego”. La presencia anima a priistas, expriístas y aun a los panistas…

 

Actos Anticipados de Campaña /

La millonaria campaña que se carga la alcaldesa de la capital, la panista María Eugenia Campos Galván, aspirante también a la gubernatura del estado de Chihuahua, obliga a una urgente intervención y posible auditoría, por parte de los órganos electorales y por parte del Ayuntamiento.

Ningún partido político ha hecho pío, pero son muchos los millones de pesos los que se han invertido en la promoción política de quien gobierna Chihuahua, en carteleras y en los llamados ‘publimóviles’ en las calles, que dejan al aire la pregunta, la utilización de los recursos públicos que en su caso -por motivos del informe de gobierno-, han salido del erario público, a costa de los ciudadanos.

De pesadilla, la promoción, le sirve en sus aspiraciones politico-personales.

Desde hace varios días, previo a su informe de gobierno, trae decenas de carteleras en las principales ciudades del estado, esas que cuestan no menos de 30 mil pesos, sino es que un poco más, donde además, el empresario José Luis Mauricio, propietario y editor de la revista ‘Ser Empresario’, a causa de su negocio, ha contribuido a catapultar a los políticos, a cambio, por supuesto de una buena tajada como pago de la publicidad. Ninguna bagatela, y los miles de dólares que van al bolsillo del buen amigo Mauricio, bien ganados de su parte, tienen como destino final, el extranjero.

El último antecedente en Chihuahua, de un caso similar, que por igual implicó a un candidato del PAN y al empresario de la revista, fue la denuncia interpuesta en 2010, por actos anticipados de campaña política, donde hubo sanciones por parte del Instituto Estatal Electoral (IEE).

El IEE impuso una multa al panista Carlos Borruel, de 350 veces el salario mínimo, y a la Revista “Ser Empresario”, por actos anticipados de campaña. Para el PAN una amonestación pública, y todo se derivó de las carteleras y pendones de la revista que entonces violentaban la ley electoral.

Se podrá argumentar que se cumple un contrato de servicio, y que es una promoción de gobierno, pero el asuntillo, lo delicado, diríamos, estriba en que Maru Campos tiene aspiraciones, y que es ‘tiradora’ de primera línea entre la militancia panista al gobierno de Chihuahua.

En 2013 hubo otro caso considerado ilegal por parte del gobierno municipal. Obligaron a retirar los pendones en las que había aparecido el panista, René Mendoza Acosta, amigo personal del propietario de la revista, entonces aspirante a la alcaldía por el PAN.

José Luis Mauricio argumentó que se trató de un acto ilegal por parte del gobierno y hasta promovió un juicio de amparo.

“Lo mío es empresarial, no es una campaña política”, dijo en defensa de sus intereses.

El entonces secretario del Ayuntamiento, Héctor Arcelús Pérez, dijo que el gobierno le había negado el permiso para colocar los pendones, porque buscaba “burlar” la ley electoral, y con las mismas estrategias que anteriormente había utilizado.

En fin que el asunto de la promoción política montada a favor de Maru Campos, a costa de la revista, no es el primer evento de esa naturaleza. Ser Empresario es mero vehículo, por cierto un coche muy caro, de una campaña que ha prendido los focos rojos de los morenistas y de los panistas, que no comulgan con el ímpetu y los bríos de la presidenta municipal de la capital que ha dicho quiere la gubernatura del estado de Chihuahua.

Ya se sabrá si emprende una acción legal ante órganos electorales, o cuando menos hay reacción por parte de los regidores del Ayuntamiento de la capital, que han dejado correr la bola.

 

Delgado y Atollini, adelantan por Morena /

De acuerdo a los datos de la encuestadora Masive Caller del pasado 10 de septiembre, el diputado y coordinador de los legisladores federales del partido de morena, Mario Delgado Carrillo, no debe tener ningún problema para hacerse de la dirigencia nacional.

Le saca casi 10 puntos porcentuales al polémico líder de la vieja izquierda, Porfirio Muñoz Ledo. Delgado puntea con el 28.4 por ciento de las preferencias entre los encuestados, mientras que Muñoz Ledo registra 19.7 por ciento, y en tercer sitio, pisándole los talones, Yeidckol Polevnsky con 18.1 por ciento.

En tanto que entre los suspirantes a la Secretaria General de ese partido político, van a la cabeza, Antonio Attolinin Murra con 21.4 por ciento de las preferencias, seguido de Citlalli Hernández con 16.4 y Víctor Adán Martínez con 11.1 por ciento.

Esas son las cifras frías de la encuestadora Massive Caller en torno al proceso interno que definirá por la vía de la encuesta, al próximo presidente del partido de morena en el país.

 

Isidro Montoya, quería dinero /

Apareció Jesús ‘Chuy’ Barragán, uno de los operadores y artífices en la estructura política de apoyo al empresario Rafael Espino de la Peña a la gubernatura, y que creen?, que hizo pública la adhesión de un amplio grupo político que apoyan la candidatura del diputado federal, Mario Delgado Carrillo a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional de morena.

El otrora operador ‘estrella’ de Teto Murguía en 2004, al lado de Polo Canizales y de Temo Reyes Castro, con quien se embarcó en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador en 2006, trae una estructura que en Ciudad Juárez busca el arribo del coordinador de los diputados federales para encabezar y encausar las directrices de Morena.

Delgado garantizará la continuidad de la cuarta transformación, y ayudara a Morena y al Presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo Barragán ayer, entre decenas de representantes de las estructuras territoriales, quienes apoyan la campaña de Mario Delgado a la presidencia de ese partido político. Considero que la de Delgado, es la candidatura más sólida que en este momento requiere el partido de morena.

Por cierto que Barragán, quien dijo desconocer la carta difundida por Isidro Montoya, coordinador de Redes Ciudadanas, donde arremete en contra de Rafael Espino, se dijo sorprendido por la actitud del líder de los maestros, de la organización, y a quien le negó que fuera coordinador de una campaña política “inexistente”.

No hay, oficialmente ni candidatos, ni precandidaturas.

“Me llama la atención de que diga que hay una campaña cuando no lo hay”, “No soy coordinador de campaña, y si lo hay, hay que invitar a la gente”, dijo en tono de mofa.

Consideró  que las declaraciones vertidas por Montoya en la carta, donde fustiga a Espino y al propio Barragán, es “fuego amigo”.

Lo que ahora ha trascendido en relación con esa escisión al interior de las Redes Ciudadanas, en las que participaron como fundadores Rafael Espino y Manuel Camacho Solís, y que tiene localmente como coordinador al profesor Isidro Montoya, es que éste, intentó vender las estructuras para su uso político.

Los presuntos ‘rumores’ y el chisme sobre el pecado de Isidro, de que  buscaba sacar beneficio económico, se esparce por todos los territorios de la entidad, y llegó desde hace buen rato al conocimiento del mismísimo Consejero de Pemex, aspirante a la candidatura del gobierno de Chihuahua.

Hay buena grilla entre los diferentes grupos, de militantes y de quienes simpatizan con morena.

Ahora el coordinador de Redes Ciudadanas, obligado por las circunstancias, quizá la vergüenza, cambió de dirección y tiene todo el propósito de impulsar a Carmen Almeida, aspirante también a la gubernatura.

Isidro y las Redes Ciudadanas, que representa, es el ‘nuevo’ cuadro adquirido por la candidata de género en el partido del presidente de México en Chihuahua.

 

Adriana Fuentes, arma la pelotera /

La empresaria y aspirante a candidata al gobierno municipal de Juárez, Adriana Fuentes Téllez, armó buen revuelo con su intención, publicada ayer aquí en Torre Fuerte, de convertirse en el proyecto del PRI a la alcaldía en 2021.

Su inserción en las elecciones de 2021, presuntamente no solo apalabradas, sino hasta con un documento interno que habría firmado el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, y presuntamente respaldado por muchos priistas, le daría en automático la candidatura de unidad en el partidazo.

Muchos priistas, dan por sentado que las posibilidades de la güera Fuentes, más allá de los recursos económicos que pueda invertir en la campaña, y que jamás ha invertido en política, adema de su paso por la Cámara de Diputados, estriba en su conexión y amarre con la gente del poder político y económico en México y en Chihuahua.

Adriana Fuentes tiene desde hace buen tiempo el apoyo de la gente del ex gobernador Reyes Baeza, de Teto Murguía y hasta gente que en su  momento le sirvió políticamente al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte. La consideran una pieza ‘vital’ en la urgente unidad que ahora demanda el priismo en Juárez.

Comentarios: [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.