TORRE FUERTE

*Encuestas, desencadenan profecías  

*La carta del exalcalde Enrique Serrano

*Misael Máynez ni se ofusca, ni se acobarda

*Chuy Barragán, con Maru Campos

*Saldos: ‘Consentida’ de Duarte, en la mira

 

Bajarla, con las encuestas públicas /

Si el objetivo y la decisión pactada a nivel nacional, impensable para todos, entre el Comité Ejecutivo Nacional del PAN y Morena, era bajar a la candidata Maru Campos, casi a ‘fuetazos’, en las encuestas públicas de Massive Caller, y quitarle el control de la Coordinación General de su Campaña, como le informe hace unos días carísimos lectores, para permitir el ‘envidiable’ ascenso del candidato del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador en Chihuahua, el líder nacional Marko Cortés, está resultando ser el mejor aliado político de Morena.

Juan Carlos Loera se le montó a la Maru Campos en las encuestas, y desencadenó todo tipo de ‘profecías’.

Ya en corto, le digo que Marko le devolvió el ‘favor’ al gobernador Javier Corral y plantea el único escenario que necesita el poder presidencial para convertir a Juan Carlos Loera en el próximo sucesor en el estado de Chihuahua.

Un asunto de ‘alta traición’ y de perversidad política desde la cúpula del PAN nacional, o bien, la respuesta a una larga negociación pactada y presuntamente convenida para ‘arrinconar’ al partido político del gobernador en Ciudad Juárez como ya sucedió en 1998. Para los que creen, el “¿cómo?”, es siempre un privilegio y un asunto exclusivo del ‘Señor’.

Hoy esas encuestas, que tienen fama de ser operadas y difundidas por gente afín al PAN (propanistas) a nivel nacional, ya pusieron al candidato opositor de ese partido en Chihuahua, Juan Carlos Loera con una diferencia mínima, de “nada” -dirían por allí-, al frente de las preferencias políticas, pero finalmente arriba en las encuestas, por lo que lo demás, es decir, lo que viene, será aparentemente menos complicado;

Ampliar lenta y gradualmente la ventaja del candidato de la ‘4T’, y argumentar que la candidata del PAN, Maru Campos, ha llegado hasta el tope en su afanada carrera por la gubernatura, pero desgastada por todo el proceso de los señalamientos internos y externos sobre los presuntos asuntos de corrupción y su cercanía con César Duarte, que la hacen ‘inviable’ para quien decide el juego de la política en México.

Se entiende que el asunto de la vinculación a proceso de la candidata panista de Chihuahua, y los múltiples amparos que la mantuvieron como epicentro del escándalo, pero que no fue metida a prisión, fue solamente un acto de simulación y un distractor político que le sirvió al sistema como en los tiempos del priísmo, para consumar los nuevos planes.

Se lo dije el pasado viernes, que el día jueves 29 de abril, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, decidió llamar a cuentas a la candidata de la Alianza ‘Chihuahua Nos Une’ que integran PAN y PRD, para pedirle el mando del timón, debido a la sucesión de errores y fallas que en las últimas semanas le costaron a Maru Campos el empate del candidato de Morena a la gubernatura, Juan Carlos Loera.

Así fue como Arturo García Portillo, el hombre más confiable de la candidata fue sacado de la Coordinación General de la campaña política y fue mandado, y solo, para quitarlo de en medio de los objetivos del CEN, a la campaña del candidato de la alcaldía en la ciudad de Chihuahua, Marco Bonilla, para que el cargo fuera ocupado por Luis Serratos Castell.

Así se entiende todo, o casi todo.

Ese ascenso que por primera vez tuvo Juan Carlos Loera, quien le da la voltereta en las encuestas con 33.5 por ciento, sobre Maru Campos que fue rankeada con 32.7 por ciento, ha permitido también explicar otros datos que han trascendido y que dicen tienen en aparente ‘shock’ a la candidata del PAN.

Esos datos son que, a estas alturas del ‘juego’ de la sucesión, el partido político de Manuel Gómez Morín no completa el número de representantes de casillas en los distritos electorales locales, donde se define absolutamente todo.

En el Distrito Local 02 reportan que tienen 242 representantes inscritos de 372 que requieren; en el 03 hay 333 inscritos de 440 que se necesitan; pero en distritos donde históricamente el PAN ha sido muy sólido como el 04, existe un número de apenas 189 representantes de casilla registrados de 544 que son de extrema urgencia para los propósitos.

Y los casos se agudizan con números muy similares al Distrito 04, en los distritos electorales locales 05, 06, 07 y 08, 09 y 10, que explican que alguien responsable de la operación electoral en el Partido Acción Nacional no hizo la chamba.

Y nadie con cinco dedos en la frente y al cuarto para las doce, cree que el flamante delegado del CEN del PAN, Luis Serrato pueda recomponer los objetivos de una campaña que ‘va a pique’, a escasas tres semanas de las elecciones en el estado de Chihuahua.

Todos esos ‘pequeños’ detalles, explican el ocaso de una envidiable candidatura de María Eugenia Campos, quien, hasta hace algunos meses, estaba en los ‘cuernos de la luna’.

Era una candidata inalcanzable por nadie, casi ‘inmaculada’ a la vista de todos los panistas, salvo el gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral que también cumpliría su palabra con el partido de Morena, de entregar el estado de Chihuahua. Y lo sabe Maru Campos.

En la estrategia presidencial y el final del ‘juego’ de la sucesión del estado de Chihuahua, pierde Maru Campos, y pierde también Marco Bonilla en la capital del estado;

En Ciudad Juárez saca por mínima ventaja el triunfo en las urnas, el candidato externo del PAN, Javier González Mocken. Cruz Pérez Cuéllar también pierde.

Pero obviamente no es todavía el final final…

Podría incluso, haber detonantes sorpresas en el final de los resultados, y ¿porque no?, hasta nuevas elecciones como sucedió en 2001, hace 20 años.

Será una elección inédita y no apta para cardiacos.

 

La carta del exalcalde Enrique Serrano /

De la correspondencia personal del excandidato a gobernador priísta de Chihuahua y exalcalde de Juárez, Enrique Serrano Escobar, la carta dirigida a la opinión pública en la que deslinda los avances y resultados que en obras, acciones y seguridad pública se abroga el candidato externo del PAN y exalcalde suplente de Juárez, Javier González Mocken.

Tuvo el excandidato a gobernador tiempo suficiente para pensar y replantear su personalísima carta firmada ayer 10 de mayo, pero consideró, por algún motivo, o empujado por alguna circunstancia especial, que solo él conoce, el hacerlo público hasta hoy.

El munícipe de Juárez en la administración 2013-2016 pone en claro que, a pesar de su separación del cargo en el mes de diciembre de 2015, para competir por la gubernatura, jamás cambió el proyecto de municipio que los juarenses eligieron por mas de 164 mil votos.

“Trabajamos arduamente durante dos años (2013-2015) para obtener resultados el último año de 2016”, dice Serrano en su misiva dirigida a la opinión pública.

Javier González Mocken, que por Ley se quedó a cargo del despacho del presidente, tuvo la oportunidad de inaugurar decenas de obras públicas, “que se planearon” y “se ejecutaron” durante los dos años anteriores, asimismo, logró entregar un gobierno con cuentas claras y resultados efectivos a la ciudadanía.

“El avance que tuvimos en 2016 en el tema de seguridad, no son un logro de Javier González Mocken, como lo presenta en sus publicaciones, más sin embargo alcanzamos los niveles mas bajos de inseguridad gracias al trabajo en equipo, juntos, sociedad y los gobiernos de los tres niveles logramos sacar a Juárez adelante”, el ‘suave’ reclamo del exalcalde de Juárez.

Algo tendrá que decir seguramente César Muñoz, ex jefe de la policía, y entonces hombre en el gabinete con Enrique Serrano, quien, desde la terminación del gobierno, decidió seguirle los pasos al exalcalde Javier Gonzalez Mocken, su último jefe.

El excandidato a gobernador reiteró su “neutralidad” en el proceso electoral 2021, y confirmó que sigue siendo militante del PRI, aunque no participa activamente en ninguna campaña política. Sigue en la banca, como lo decidió después de la derrota política de 2016.

Desde su perspectiva, Enrique Serrano exige solamente que todo lo concerniente a la administración 2013-2016, sea expuesto en su justa dimensión y que se dé crédito a los funcionarios que lo acompañaron en ese proyecto de gobierno.

Y lo que son las cosas, el candidato externo del PAN, Javier González Mocken, a quien hoy aplauden y presumen los panistas, son los mismos que apoyaron la campaña política del ahora gobernador Javier Corral, que entonces le decía, una y otra vez en el debate político a Enrique Serrano que era un “candiduarte”…

Los suyos (de Javier Corral), apoyan ahora a Mocken, y reconocen en automático, el trabajo político y administrativo del exalcalde Enrique Serrano.

Se dieron cuenta muy tarde, después de casi cinco años, ¡Cuan equivocados estaban!, y hoy piden a gritos, y a cielo abierto, un pedacito del serranismo y quizá también, si me apura un poco, hasta del duartismo. Es para no creerse lo que sucede en la política.

De última hora supimos que Enrique Serrano negó la autoría de la carta, pero el contenido no está a discusión.

Enrique nego ser el autor, pero coincidió con el contenido de la misma, “que no es lo mismo, pero es igual”, como dice la estrofa de la rola de Pequeña Serenata Diurna del canta-autor cubano, Silvio Rodríguez:

Amo a una mujer clara, que amo y me ama sin pedir nada, o casi nada, que no es lo mismo, pero es igual”…

 

Misael Máynez ni se ofusca, ni se acobarda /

Como en los tiempos de Juan ‘El Bautista’, donde nadie creía en él, ni en lo que pregonaba a cerca de la venida del Mesías, el ‘Salvador’ del mundo, así la cruzada emprendida por el diputado y candidato a presidente municipal del Partido de Redes Sociales Progresistas (PRSP), Misael Máynez Cano, que ha sudado la gota gorda y recorrido los mercados de la ciudad y las colonias populares, las más apartadas de Juárez, para llevar su mensaje de propuesta de gobierno a los juarenses.

Pero Misael Máynez ni se ofusca, ni se acobarda. Sabe que le toca hacer su parte y ha encontrado eco y respuesta a sus propuestas de fomentar el crecimiento del comercio y la industria de la ciudad.

El ‘Bautista’ de Juárez, expone un ambicioso programa para detonar el crecimiento económico de Juárez a través de la industria, de la que cuenta a los colonos y hombres de a pie en las calles de la frontera, que ha sido el ‘profeta’ de los muchos proyectos productivos que logró sacar adelante en su chamba como diputado local.

Habla de la inversión y del empleo, de los desarrollos que han llegado para quedarse, y toca la fibra de los juarenses que todavía siguen sin empleo y con hambre en las calles de Juárez.

Y algunos ven con escepticismo, de arriba abajo, la espigada figura del ‘Bautista’ que predica, literalmente, en el desierto, pero de donde salen, uno a uno, de sus ‘casas’, quienes le siguen en la cruzada por la conquista del voto, el voto de la esperanza.

Misael habla de oportunidades adicionales, y hasta de seguros de gastos médicos mayores para todos, en una urbe donde los ciudadanos, han sido testigos del desinterés y la negligencia de los gobiernos por el asunto del Covid-19, ese virus, del que no entienden nada, pero que sí saben que mata a las personas.

Un reducido grupo de colaboradores que camina al lado de Misael, el candidato de Redes Sociales Progresistas, se multiplican y sudan lo doble que el candidato para arrimarle a la gente, y hablarles del ‘Bautista’ que habla de los nuevos tiempos  y de la urgencia que existe por sacar de la pobreza y de la miseria, a no poca gente de Rancho de Anapra, de Finca Bonita, de sitios en el otro extremo de la ciudad como Sendero de San Isidro y Parajes, allá donde el viento asusta, y es el amo y señor de las familias que luchan por la sobrevivencia diaria.

En la última cruzada de Misael Máynez por las colonias, el candidato a presidente les organizó un torneo de esos llamados ‘relámpago’ a los chavos de las colonias con el apoyo de Laura Salas, quien es la candidata a diputada federal por el Distrito Electoral 03.

Fue en un campo llanero, de pura tierra y piedras de la Mariano Escobedo, reflejo de la falta de espacios deportivos para los jóvenes, a los que se comprometió el candidato a presidente municipal;

De llegar a gobernar, habrá campos de futbol y hasta un equipo profesional de beisbol en la Liga Mexicana, que permitiría desarrollar academias y escuelas en diferentes disciplinas deportivas, y hasta becas en las universidades, gracias a su gestión como diputado.

 

Chuy Barragán, con Maru Campos /

La política está de cabeza. Se acabaron las diferencias ideológicas en los partidos políticos.

De ser uno de los principales operadores políticos, al lado de Polo Canizales y Temo Reyes Castro en la campaña de 2004 con Héctor ‘Teto’ Murguía, a quien hicieron presidente municipal, para luego saltar al partido de Morena como candidato a diputado federal en 2006 por el Distrito Electoral Federal 04, donde competía con María Antonieta Pérez Reyes del PAN y el finado político, Víctor Valencia de los Santos, a quien cuentan, lo favorecieron en la mesa para hacerlo diputado federal, el ingeniero agrónomo egresado de la ESAHE, y maestro de secundaria, Jesús ‘Chuy’ Barragán, se aventó un salto triple mortal.

Terminado su compromiso con el precandidato a la alcaldía por morena, el empresario Gabriel Flores Viramontes, que ha decidido apoyar y meterle todos los kilos a la causa del candidato a gobernador Juan Carlos Loera, el también alguna vez operador ‘estrella’ de la exdiputada Nora Yu Hernández, decidió dar un viraje de esos ‘cabrones’.

Desde hace 15 días, trabaja personalmente, y sin nadie a quien rendirle cuentas, para el proyecto de la candidata a gobernadora del PAN, María Eugenia Campos, a quien le ve posibilidades de ganar la gubernatura.

Decidió pintarles un ‘violín’ a los candidatos de Morena, y asegura que hasta el senador Cruz Pérez Cuéllar, que busca la alcaldía de Juárez, “vende ya la gubernatura”, en su desparpajada ambición política.

Les dice en las colonias que será presidente por seis años para luego ser candidato a gobernador, me contó ayer por la tarde el famoso ‘Barra’, hombre de mil batallas al interior del PRI.

Decepcionado por las luchas internas y la simulación al interior de Morena, Barragán ha decidido dar ese triple salto mortal para convertirse en un alfil ‘independiente’ de la causa maruca.

Chuy dice que Cruz Pérez Cuéllar va arriba y ganaría la elección a presidente municipal, muy por encima de Javier González Mocken, pero su apuesta está con Maru Campos.

 

Saldos: ‘Consentida’ de Duarte, en la mira /

Sabrá Dios si se trata de ‘fuego amigo’, ese que suelen promover algunos para ponerle zancadilla a otros, pero los detractores del proyecto político del senador Cruz Pérez Cuéllar, el candidato a la alcaldía por Morena, lo acusan de andar “marraneándose” con la gordita exdiputada local y ‘consentida’ del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

Dicen que Laurita Domínguez tiene metidas no solo sus manitas, sino todo su ‘cuerpecito’, que no es poca cosa, en las maniobras de presunta entrega de despensas a través de Desarrollo Social a favor de Pérez Cuéllar, lo que seguramente, tendrá consecuencias.

El presidente municipal, Carlos Ponce Torres es un hombre muy cuidadoso, y seguramente no está enterado de lo que, a sus espaldas, hacen algunos funcionarios del gobierno independiente.

Nah!, que quieren condicionar el voto a favor del candidato de Morena, dicen sus acusadores…

Se habla de 80 mil despensas, y hasta se quieren llevar entre las ‘patas de los caballos’ a otros personajes de la alta prosapia política de Ciudad Juárez.

Comentarios: latorrefuerte64@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: