TORRE FUERTE

*‘Chairos’, pero no se comprometen con AMLO

*El manotazo del gobernador vs el Notario Número 4

*Dos candidatos que no caben en el mismo proyecto

*Cruz y Mocken: ¡Ya ganamos!, la interpretación…

*Golpe a la partidocracia: les quitarán dinero público 

*Un abrazo al amigo, galeno y político, Carlos Ponce Torres

 

‘Chairos’, pero no se comprometen con AMLO /

Seis de los nueve precandidatos apuntados a la elección de presidente municipal en Ciudad Juárez, son ‘chairos’, pero no se comprometen con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y la obligación moral –no la que por Ley, les permite mantenerse en sus cargos públicos-, en el proceso de la sucesión.

Son ‘chairos’ por conveniencia política y no hay nada más. Chairos de coyuntura, ‘chairos’ de papel…

Ellos son, el senador Cruz Pérez Cuéllar, la diputada federal, Esther Mejía, los diputados locales, Benjamín Carrera Chávez y Gustavo de la Rosa Hickerson, quien extraoficialmente se habría registrado de última hora, y las servidoras públicas, Leticia Ortega Máynez, Síndica del Ayuntamiento y Norma Deirdré Bazán Mayagoitia, administradora de la Aduana Fronteriza, quienes olímpicamente se pasaron por el ‘arco del triunfo’ la recomendación y llamado presidencial del pasado 23 de septiembre de 2020.

Son precandidatos que no siguen al líder de la Cuarta Transformación y que en sus cargos de representación popular y de la estructura de gobierno, ante la mirada de todos, prefieren seguir cobrando la ‘dieta’, y echando por tierra, el exhorto del Presidente de la República;

Encima, se asumen como aspirantes y merecedores de la candidatura a la alcaldía, ignorando la condición moral de quien desde hace meses conminó a todos los servidores públicos del país, a renunciar, para evitar la utilización de las estructuras de gobierno como plataformas de lanzamiento en la pretensión y aspiración de quienes buscan participar en las elecciones de junio de 2021.

Y el llamado, obviamente que no exime a los representantes en el Poder Legislativo. Saben que moralmente, más allá de las interpretaciones y contenido de la Ley, están obligados a ser solidarios y a escuchar la voz del Gran ‘Tlatoani’.

“Muy pronto se tienen que ir los que aspiran a ocupar un cargo porque no se puede mezclar lo partidista con el gobierno…”, dijo categórico el 23 de septiembre por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero en Chihuahua, los ‘chairos’ de papel, esos que juran seguir al presidente y líder de la ‘4T’,, han decidido seguir en la chamba, porque simplemente la ley –esa que muchos prostituyen-, les permite mantenerse a ‘salvo’ en los cargos públicos y de representación popular.

Con excepción y caso específico del Coordinador de la Cuarta Transformación y virtual candidato a gobernador de Chihuahua por Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa, que renunció en tiempo y en forma a la delegación del gobierno federal en la entidad, en los plazos establecidos, de sus seguidores, ninguno lo ha hecho.

Pero tampoco el Senador Cruz Pérez Cuéllar y mucho menos, la diputada federal Esther Mejía. Todos están a la espera que los designios les caigan del cielo. Sin asumir compromiso moral con el líder del país y del partido (Morena) al que dicen pertenecer y defender. En la praxis política, no reconocen a López Obrador.

Ni los diputados Benjamín Carrera, ni Gustavo de la Rosa, como tampoco la Sindica, Leticia Ortega y mucho menos, Norma Deirdré Bazán que tiene el cargo más importante y más ‘generoso’ con relación al tamaño de la responsabilidad federal y los miles de millones de pesos que representan el valor de las mercancías que ordinariamente cruzan por la Aduana Fronteriza de Juárez.

Le importó un ‘soberano comino’ también al Administrador General de Aduanas del país, Horacio Duarte Olivares, el otrora representante político mas importante y cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los otros tres restantes suspirantes por la precandidatura a la alcaldía de Juárez, Gabriel Flores Viramontes es empresario, Xóchitl Flores es abogada y Ernesto Robles es un auténtico desconocido. Seguramente tendrá una forma honesta de vivir.

Ocho de los nueve están registrados y aparecen en el reconocimiento público y del partido a nivel local.

La dirigente de Morena en Juárez, Luz Elia Marín, confirmó que entregaron su registro, pero dejo en claro que será la Comisión Nacional de Elecciones a nivel nacional, quien en los próximos días entregara el nombre de los cuatro seleccionados que pasaran al proceso de las encuestas.

“!Hola, Buenas Tardes Mario Héctor!, ¿a poco usted también quería registrarse para la alcaldía?, con eso de que están las puertas abiertas”, soltó en tono jocoso, pero eso si amable, la dirigente del comité municipal de Morena, quien dio respuesta sobre la lista de los registrados y de quienes han confirmado y manifestado su interés de participar como precandidatos a la alcaldía.

Y qué diablos importa, si se pasan por alto, el compromiso moral y el llamado del Presidente. Son ellos y su circunstancia.

 

El manotazo del gobernador vs el Notario Número 4 /

Si lo aclara o no lo aclara, el manotazo del gobernador Javier Corral en contra del Notario Público Número 4 de la capital, Luis Raúl Flores, fue brutal e inmisericorde. Arropado de excesos y fobias, que ya no puede ocultar el mandatario estatal en contra de todos aquellos que favorecen ahora el proyecto político de la alcaldesa panista Maru Campos.

Y el gober no se guardó nada en la conferencia reciente, en la que reveló que el Notario Público, formó parte del esquema de corrupción del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, a quien acusó de constituir y brindar servicios a “empresas fantasmas”, a través de las cuales presuntamente se desviaron cientos de millones de pesos en la entidad.

Imagínense como deben estar en estos momentos los Notarios, ante la ofensiva mediática del gobernador.

Y todo derivado de la negación del titular de la Notaría Pública 4 en Chihuahua capital, quien desconoció su firma y el sello de la oficina notarial en la supuesta certificación de recibos de pago a favor de Maru Campos y de otros protagonistas en la saga de la corrupción en el gobierno de Duarte.

Javier Corral les arrimó el fuego a los Notarios Públicos, y hasta pidió una investigación a la Subsecretaria de Ingresos en relación a las presuntas empresas fantasmas y hasta con varios actores involucrados en la operación ‘Justicia para Chihuahua’, a fin de dar vista a la Procuraduría Fiscal de la Federación. Soltó el ‘fua’.

El fedatario público Luis Raúl Flores, dijo voz en cuello, “constituyó y brindó servicios a empresas que formaron parte de la red de corrupción del exgobernador para el desvío de recursos estatales”.

Detalló que las empresas que fueron certificadas por el titular de la Notaría 4, son: Grupo Fritag S.A. de C.V. y Manzil Construcciones S.A. de C.V., creadas por Jaime Agustín Fong Ríos (sobrino de Duarte);

Equipos y Consumibles Médicos del Norte S.A. de C.V. y Promotora de Servicios y Mercados S.A. de C.V., empresas que se utilizaban para el desvío de recursos públicos en el sector salud con la venta de medicamentos a sobreprecio, de acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía.

Según la referencia del reporte, la facturación se realizó a Servicios de Salud, Ichisal y a Pensiones Civiles del Estado, por más de mil 69 millones de pesos.

Para tal efecto habrían utilizado a proveedores fantasmas para el desvío de recursos. Un ejemplo es el caso de Valles Baca Hermanos S. de P.R. de R.L., empresa de Otto Valles Baca.

Mencionó igualmente a la empresa Asesoría Integral Aporta S.A. de C.V., en la que el notario Flores brindó servicios pese a estar relacionada con un esquema de evasión fiscal. La compañía no cuenta con activos, personal, infraestructura y capacidad material para llevar a cabo las operaciones que facturaba. “Es decir, una empresa fantasma que constituyó el Notario Raúl Flores Sáenz”, abundó.

Corral explicó que esta última compañía y la mayoría de las que se crearon para el desvío de recursos en el sexenio de Duarte ya están identificadas como empresas fantasma en el Diario Oficial de la Federación.

 

Dos candidatos que no caben en el mismo proyecto /

Juan Carlos Loera de la Rosa y Cruz Pérez Cuellar son dos personajes que no caben en el mismo proyecto político. Aunque se juraran ‘amor eterno’ y aunque se los pidiera el mismísimo presidente de la Republica. Y estas son algunas de las razones.

La primera razón, tiene que ver a con la disputa política por el poder público y por la candidatura al gobierno de Chihuahua, que destrozó la relación política e institucional de ambos protagonistas: uno como representante y delegado del gobierno federal y el otro como senador de la República.

La segunda razón, tiene que ver con los aliados y afectos políticos de Cruz Pérez Cuéllar, de quien dicen las malas lenguas que su gente, está montada en el proyecto político del ahora precandidato a la alcaldía por el PAN, Javier González Mocken, lo que reduciría las posibilidades de uno y otro, y que afectarían por completo el proyecto político del candidato a gobernador por Morena, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Y otra vez, el asunto que tiene que ver con las ‘dietas’ y la ‘nómina’ en lo más alto del poder, sobre la participación de los familiares del precandidato panista, primero priísta, luego morenista y ahora panista, que cobran al lado del senador Pérez Cuellar, que lo hacen totalmente vulnerable.

Y hasta ahora, no se sabe que el abogado Héctor González Mocken, en su calidad de presunto asesor, y su hija Daniela González Lara, hayan renunciado públicamente en los encargos y proyectos del senador en la capital del país. Ambos familiares de Javier González Mocken, son, eso sí, muy competentes.

La tercera razón, que de convertirse hipotéticamente en candidato a la presidencia municipal de Juárez, será el ‘blanco’ del gobernador Javier Corral, quien lo tiene, al igual que a Maru Campos, en la lista ‘negra’ de los expedientes ‘X” y que una posible detención por parte de la Fiscalía General del Estado, dejaría en automático a Morena sin candidato a la alcaldía, lo que impactaría al candidato a gobernador, Juan Carlos Loera que necesita ganar, y no perder los votos de Juárez.

En algún momento, antes del inicio de la campaña política prevista para inicios del mes de abril, Cruz tendría que pedir obligadamente licencia al Senado, y allí, sin fuero, vulnerable y a merced del Poder Judicial de Chihuahua, y de una solícita orden de aprehensión por su vinculación a la red de corrupción en la nomina secreta.

Una cuarta razón, Cruz Pérez Cuellar tendría que demostrar haber vivido seis meses antes, cuando menos en el lugar de residencia donde contenderá por la alcaldía de Juárez, y sus expedientes registran como su dirección la ciudad de Chihuahua capital desde que se registró como candidato al Senado en 2018.

Y quizás pueda pedir un recibo prestado a la familia en Juárez, pero es por ahora un requisito no cubierto.

Cruz lleva todas las de perder, y no es, hablando en corto una opción política real y verdadera para el candidato a gobernador Juan Carlos Loera de la Rosa.

Demasiados abrojos y un camino sinuoso en el proceso de sucesión, en un territorio donde ambos protagonistas no caben.

Y si va, ya trasciende intramuros lo que afirman algunos morenistas allegados a la cúpula del poder en la capital del país:

El senador perdió la candidatura al gobierno de Chihuahua, le van a quitar la de Juárez y si se atreve, hasta la candidatura a la presidencia del seccional de Samalayuca. Y qué necesidad del señor senador de Chihuahua por Morena.

En lo último de lo último, le platico que anoche me enteré de que ya se registró como candidato a diputado local, Alejandro Pérez Cuéllar, el hermanito de Cruz, y ya algunos vaticinan la retirada de las fuerzas cruzistas en la frontera.

 

Cruz y Mocken: ¡Ya ganamos!, la interpretación… /

“¡Ya ganamos!, si ganas tú, metes a mi gente contigo en el gobierno de Juárez, pero si gano yo, tu gente tiene cabida y chamba conmigo”, ése es el pensamiento estructural en el imaginario colectivo de cruzistas y mockenistas en el plano político.

Los acuerdos lógicos de un amarre que en el trasfondo político, posibilitarían la victoria de la precandidata del PAN a la gubernatura María Eugenia Campos Galván.

Nadie tendría más interés que el senador Cruz Pérez Cuéllar, en cobrárselas a Juan Carlos Loera y también, en automático, las ‘fobias’ que le tiene a su compadre, otrora líder del panismo y gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

Mataría Cruz, en alianza con Maru y Mocken, dos grandes pájaros de una sola pedrada.

 

Golpe a la partidocracia: les quitarán dinero público  /

La bancada del partido Morena en el Senado de la República, presentó una iniciativa de reforma para reducir 50 por ciento el financiamiento público a los partidos políticos, según difundieron ayer diferentes agencias.

“No hay razón para mantener los exorbitantes montos de financiamiento público, calculados a partir de una fórmula matemática que respondía a condiciones del siglo pasado. El abuso de las prerrogativas económicas de los partidos políticos debe terminar”, argumentó hace un par de días, la promotora de la iniciativa, la senadora Mónica Fernández Balboa.

La tabasqueña alegó que el financiamiento se planteó como una necesidad en el contexto de la transición democrática de México en las postrimerías del siglo pasado, cuando entonces, dijo, “era uno de los elementos para garantizar equidad en la competencia electoral, frente al partido hegemónico o partido de Estado, como lo catalogaban. Se buscaba abrir la representación a un número mayor de partidos políticos y de opciones de gobierno”.

“El objetivo y contexto político justificaban la combinación de financiamiento público y privado, y aún la fórmula matemática utilizada para la distribución de los recursos públicos y la asignación presupuestal anual para el financiamiento público de los partidos, se diseñó para facilitar el nacimiento de agrupaciones políticas”.

La expresidenta del Senado consideró que la fórmula de distribución actual ya no se justifica, “porque el importante financiamiento público asignado año por año ya cumplió su objetivo histórico en tanto que el sistema de partidos ya no es hegemónico, sino plural y, por tanto, más representativo y democrático”.

Además, porque tiene que ver con la demanda de los mexicanos de combatir la corrupción y el dispendio de los recursos públicos, y porque es patente “la necesidad de reducir el gasto electoral y redirigirlo a fines sociales. La pandemia del Covid que ha azotado al mundo y a México desde el año pasado hace que este objetivo sea aún más urgente”.

 

Un abrazo al amigo, galeno y político, Carlos Ponce Torres

Un abrazo solidario al doctor Carlos Ponce Torres, a quien la vida le arrebató, en escasos meses, a dos de sus seres más queridos y cercanos a su núcleo familiar. Su esposa Rosy, y su hija Verónica. Y también se llevó, para colmo, hace apenas un par de días, a su entrañable amigo de todos los días, Arnoldo Cabada de la O.

Falleció su hija Verónica. Era la mayor, y el suceso ‘reventó’, literalmente los chats políticos y sociales de la frontera.

Amigo de todos y Don de gentes, el regidor del Ayuntamiento, el doctor Carlos Ponce Torres, a quien conocí de cerca durante la campaña política del finado exalcalde Jesús Macías Delgado, y posteriormente en el gobierno (1989-1992), recibió desde esta mañana múltiples muestras de amor y solidaridad por el fallecimiento de su hija.

Las condolencias llegaron de todas partes y de gente de todos los partidos políticos en apoyo al difícil momento por el que atraviesa el ‘Roble’ del Ayuntamiento.

Va desde esta humilde trinchera de Torre Fuerte, el abrazo y mi más sentido pésame a un hombre que ha sido generoso, comprometido y un buen amigo.

¡Descanse en paz su hija Verónica Ponce!.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: