Por Mario Héctor Silva./

El Rey Midas./

Para la mala suerte de los habitantes juarenses, quienes han visto más que con desagrado, la conducción de un gobierno nefasto e inmerso en la corrupción, el alcalde de Juárez, Héctor ‘Teto’ Murguía, sí se quedará a ‘gobernar’ la ciudad por dos años más. Encarnará al Rey Midas, y su mal gobierno y su avaricia –como en la mitología griega-, le han asegurado un sitio en la mitología de Ciudad Juárez.

La decisión ha sido tomada a muchos kilómetros de distancia de esta frontera entre los ‘notables’ de la cúpula priísta, y  anticipa también, un reajuste entre los tiradores que buscan un espacio en el Senado de la República.

A partir de su primer informe de gobierno –en el que no habló de las mañosadas y de las corruptelas- ejercidas en su primer año de gestión, que incluye muchos millones de pesos –no precisados-, por las pollas gordas, individuales y colectivas por los retenes de Tránsito, las detenciones arbitrarias de la Policía, los desmanes y los autorizados festines en el Cereso; el dinero del crimen organizado, además de las concesiones y acuerdos para licitar los Servicios Médicos a la Poliplaza y los esquilmos del Rastro Municipal, entre otros, el alcalde seguirá enriqueciéndose, como el Rey Midas.

La noticia, que le fue comunicada hace apenas unos días al presidente municipal, le cayó de perlas a más de dos de los cercanos colaboradores de Teto, pero no al propio edil, que esperaba el apoyo de sus cuates del famoso y legendario grupo mexiquense Atlacomulco, para brincar el escaño y de allí, buscar, en contra de la voluntad del gobernador César Duarte Jáquez, la candidatura de 2016.

Al parecer, el reajuste político a nivel central, también deja prácticamente fuera de la jugada a los dos ex gobernadores de Chihuahua, Patricio Martínez García y al recientemente nombrado ‘Super Delegado’ del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, José Reyes Baeza Terrazas.

A la lista de suspirantes por un escaño –sin duda la posición política más anhelada por cualquier grillo-, y considerada también la antesala a la gubernatura-, deja en mejor posición a la secretaria general de gobierno, Graciela Ortíz González; al ex diputado federal y líder de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso del Estado, Enrique Serrano Escobar; a la siempre oportunista, la famosa Princesa Huarache, Guadalupe Merodio Reza y a Nacho Duarte, artífice en la operación política de 2010, quien acabó –gracias a que sí traía candidato-, con el mito y los cuentos de ‘Teto-Ganador’.

Y sin descartar que pueda ocurrir algún incidente en el camino político del alcalde, las condiciones en lo general –para hablar en plata-, favorecen poco a los ciudadanos juarenses.

Distante./

Tras rendir su primer informe de gobierno, correspondiente a su segunda oportunidad en el encargo del Ayuntamiento, Héctor Murguía Lardizábal, está muy distante de los objetivos y de los planes de gobierno que trazó en la anterior administración 2004-2007

Lo único que el alcalde no ha cambiado y que ha sido común en los dos gobiernos, es la burda forma de hacer recursos económicos. Los de abajo (desprotegidos y gente en común) dirían, la fea manera de “robar”. Los que lo conocen, saben que el Teto no tiene llene. Es un político bastante ambicioso.

Para nadie es un secreto, que el presidente municipal, Héctor Murguía, se ha llevado a sus bolsillos recursos provenientes de las mochadas de Tránsito y de Seguridad Pública, donde tanto Mary’s Domínguez Gutiérrez como el propio Teniente, Julián Leyzaola, se han encargado –literalmente-, de barrer el dinero que va, no al erario público, sino a los bolsillos

Tampoco es desconocido, que el Kary Romero, uno de sus principales incondicionales, que lo inchó de billetes con lana de las pandillas en el penal durante el trienio 2004-2007, primero como jefe de Tránsito y posteriormente como director del Cereso, es ahora el conducto que semanalmente le reporta ganancias de entre 80 y 100 mil pesos semanales. Casi medio millón de pesos al mes, según cuentan los introductores en el Rastro Municipal.

El Kary no pudo pasar desapercibido, en el rastro lo agarraron con las manos en la masa.

Por supuesto que los negocios grandes y delicados, que incluyen concesiones y licitaciones, ganancias más grandes, las operan sus dos principales brazos: el Oficial Mayor, Rodolfo Martínez Ortega y Jorge Gutiérrez Casas.

No por nada, habrá que recordar el reciente negociazo del alcalde con los directivos de la Poli Plaza Médica, que se llevarán por 15 años, hasta 150 millones de pesos anuales, y de los que el alcalde lleva su propia comisión. Un buen porcentaje negociado bajo cuerdas (superior al 30%), le permite más que un importante ingreso al jefe de la comuna.

Otros beneficiados, son el director general de la Poliplaza Médica, Enrique Soto Canales y su socio y amigo, el doctor Ariel Díaz de León, jefe de los servicios médicos municipales, que de un solo plumazo, ha hecho crecer la población usuaria del polizaplaza, que tiene que atender –al menos en el papel- a 25 mil 249 beneficiarios, de entre los empleados sindicalizados del Ayuntamiento y sus familias.

Carlos Salinas./

El encuentro organizado en la capital por la Fundación, Luis Donaldo Colosio, dejo a no pocos pasmados, por la capacidad y el sobrado manejo de temas, planes y programas del senador, Manlio Fabio Beltrones.

Beltrones fue al punto: un gobierno de coalición y un gabinete compartido, en un México que ya no resiste sistemas presidencialistas, como tampoco gobierno verticales, que enriquecieron a pocos y empobrecieron a millones de personas. Beltrones dijo lo que todos deseaban escuchar: México vive un sistema político agotado y lleno de impunidad que, sin duda, pone en aprietos a los partidos políticos y al propio Instituto Federal Electoral (IFE).

Enrique Peña Nieto no enseñó sus armas. Hablo de redefinición del rumbo del país. Demasiado callado para parecer aspirante presidencial.

Los malosos creen que se están llevando al baile al mexiquense y que Salinas (Don Carlos) es más listo de lo que muchos creen.

El primer acierto del ex secretario particular del gobernador César Duarte. Marcelo González Tachiquín, tiene un pie en una candidatura a diputado federal, pero lo mejor –si no llega un huracán-, hasta el 2013.

Comentarios: elLa Torre Fuerte@gmail.com

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: