CIUDAD JUÁREZ.– El obispo Renato Ascencio León exigió de las autoridades un pronunciamiento enérgico ante el gobierno estadounidense por la muerte del adolescente Sergio Adrián Hernández Güereca, abatido por un elemento de la Patrulla fronteriza.
¨Es a la Secretaría de Relaciones Exteriores, al Cónsul (de México en El Paso), a quienes les corresponde dar la cara¨, declaró el obispo a medios locales.
Recalcó que en este caso ¨no basta¨ con la excusa de que el jovencito supuestamente había agredido con piedras a los oficiales estadounidenses, y que se debe investigar hasta las últimas consecuencias.
Esta investigación corresponde tanto al gobierno mexicano como al estadounidense, por tratarse de un incidente transfronterizo, y las autoridades del vecino país deben estar conscientes de que están ¨protegiendo¨ a un criminal y encubriendo un delito, agregó.
Monseñor Ascencio dijo que la Comisión Pontificia para los Migrantes de la que forma parte, ya manifestado su inconformidad al respecto, que no viene a ser sino un capítulo más en la reciente ola de racismo originada por las nuevas leyes del Estado de Arizona.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: