Por Mario Hector SILVA./

CIUDAD JUAREZ.- Los cuerpos pertenecientes a cuatro hombres, que empezaron a heder, tras un proceso de descomposición de cuando menos tres días, fueron encontrados esta tarde en la caja de una camioneta pick up en una vivienda del fraccionamiento Los Virreyes, vecino a la exclusiva zona de San Marcos y El Campestre.
Los hombres vestían ropa formal y fueron masacrados a golpes, y tenían la cabeza cubierta con una cinta adhesiva de color gris, informó la Subprocuraduría de Justicia del Estado mediante un protocolo enviado la noche de este lunes.

Extraoficialmente, ha trascendido que tres de los cuerpos podrían  pertenecer al grupo del novio y los dos padrinos, que el pasado sábado fueron levantados por la fuerza por un comando armado, al concluir la misa de la boda en la iglesia de El Señor de la Misericordia, localizada en Simona Barba y Valentín Fuentes.

Pese a que los cuerpos de las personas  aún no han sido  identificados, las autoridades sólo reportaron que los cuerpos, ya sin vida y con “varias horas de haber sido asesinados”, estaban abandonados en la caja de una troca Toyota Tacoma color crema.

La policía recibió el reporte de los vecinos, que dijeron a las autoridades que en ese sitio olía todo muy mal.

Por ahora las autoridades investigan el caso, pero ha trascendido que los asesinatos pudieran estar ligados al caso del ‘levantón’ del novio y los padrinos, donde también fue asesinado un hombre que echo a correr. Todos originarios de Namiquipa, en el noroeste de Chihuahua.

La camioneta pick up con los cadáveres en el interior de la caja estaba estacionada frente a un parque de las calles O’donoju y Antonio Mendoza.
El hallazgo fue hecho minutos después de las 15:00 horas, en avenida Manuel Gómez Morín y Trigal, del fraccionamiento Santa Rita, donde se encontraba estacionada la camioneta Toyota, Tacoma, con matrículas pertenecientes al estado de Texas.

Los cadáveres estaban bajo la cubierta de fibra de vidrio con que cuenta la caja del vehículo por lo que no se encontraban a la vista, y fueron vecinos de la zona quienes comunicaron la estancia sospechosa de la unidad en ese crucero.

En el protocolo de la PGJE tambien se establece que, debido a que los hombres habian sido cubiertos con cinta adhesiva en la cabeza, fue imposible conocer el rango de las edades, hasta en tanto no se concluya toda la investigación.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: