Deberían atenderlo.

La policía del DF detuvo ayer cerca de San Lázaro a dos personas con un artefacto explosivo casero. Personal de seguridad del Palacio Legislativo, Fuerzas Especiales y expertos de la Policía Federal hicieron una búsqueda en el edificio y afortunadamente no encontraron nada. En los últimos meses se ha registrado un aumento de eventos similares.

Los objetivos son principalmente instituciones bancarias. Hay identificado un Frente de Liberación Total, que tendría también presencia por lo menos en Chile y Argentina; su ideología no está del todo clara; algunos dicen que son anarquistas, o ambientalistas radicales del tipo del “Club de la Pelea”, la novela de Chuck Palahniuk llevada al cine con gran éxito.

Lo que enciende una alerta es que, si de verdad esta vez el objetivo era la Cámara de Diputados, los ataques empiecen a ser replicados por otros grupos, con otras causas, y más atrevidos. Que el crimen organizado, con el que el Estado mexicano tiene un pleito a muerte, vea que es posible atacar instituciones públicas o, como en este caso, la sede de uno de los poderes de la Unión. Se deja la inquietud. Se enciende un foco amarillo-naranja. Alguien debería atenderlo.

Semana crucial para dos tragedias: la griega y la del golfo de México. Los gobiernos europeos afinan un plan masivo de estabilización financiera después del contagio extendido desde Grecia, que será superior a los 500 mil millones de euros; hoy podrían confirmarlo con detalles para inyectarle tranquilidad al mercado bursátil, que es el que más se ha sacudido.

Llama la atención que aunque México, en voz del titular del Banxico, Carstens, se siente firme y seguro, hasta Barack Obama ya expresó que está muy preocupado por lo que pueda suceder a nivel global. Sobre la segunda tragedia, la del derrame petrolero, tanto el gobierno de EU como British Petroleum emitirán un balance sobre los daños causados y sobre las alternativas reales para detener el flujo de combustibles al medio ambiente. Aquí no hay buenas noticias. La mancha avanza sobre las costas norteamericanas mientras en el fondo millones de barriles de crudo acaban con especies vegetales y animales, muchas de ellas únicas.
¿Por qué esa defensa tan férrea? Paradójicamente, sólo la transparencia podría aclararlo. Los más altos funcionarios del Servicio de Administración Tributaria se ampararon, y la institución ya dijo que no dará un solo dato sobre los créditos fiscales cancelados durante 2007. Muchos creen que en esos créditos ocultos hay gato encerrado. Desde el 10 de marzo, el Instituto Federal de Acceso a la Información emitió una resolución en la que revoca la decisión de no revelar los nombres y los montos; pero el gobierno federal ha hecho todo para evitar transparentarlos. Hasta ampararse. ¿Por qué?

Apunte final: Aguascalientes es un dolor de cabeza para César Nava. Ayer Vicente Fox reprochó la necedad de los dirigentes panistas de aferrarse a Martín Orozco Sandoval como su candidato a la gubernatura. Las críticas crecen. Las dudas sobre las decisiones de Nava, también.

De los periodistas de El Universal.

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: