TORRE FUERTE

*Andamiaje, de la mentira y la traición

*Convulsión política en Chihuahua

*Quizás, una ‘vergüenza’ para su finado padre  

*’Lluvia’ de registros a diputaciones en Morena

*El sentido adiós al Patriarca de los Cabada

 

Andamiaje, de la mentira y la traición /

A escasos días de su registro como precandidato a la alcaldía de Juárez por el partido de Morena, como pesa ese brutal desencuentro y, literalmente, puñalada ‘trapera’, con la que el recién entonces estrenado senador de la República, Cruz Pérez Cuéllar, pretendió exhibir al Coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación y virtual candidato a gobernador por Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa en aquel mes de julio de 2019.

Y todo pudo haber sido tan distinto en la relación de ambos personajes que le apostaban ya a la gubernatura del estado y, posiblemente, tan institucional, pero el insano juego de la pasión y la traición, le jugó una mala pasada y un muy mal momento, al hombre que busca hoy convertirse, por cualquier medio, en el candidato a la presidencia municipal de Juárez.

Su principal operador, Julio de la Cruz, por cierto, también precandidato a diputado en las listas del partido de Morena, se encargó de ‘ejecutar’ a mansalva, como se utiliza en el argot del crimen organizado, al entonces delegado del gobierno federal que en aquel lejano día de aquella tarde en el estadio Benito Juárez, había aceptado la invitación a presenciar un partido de futbol de los Bravos,  justo cuanto tejía una relación de institucionalidad con el gobierno encabezado por Javier Corral.

Ese desencuentro y ‘choque’ publico, protagonizado y auspiciado por el Senador, polarizó la relación política e institucional, y abrió una enorme brecha entre ambos personajes.

El sello de mentira y de traición del suspirante a la candidatura al gobierno de Juárez, que de nueva cuenta ha mentido a la dirigencia de su partido y a sus seguidores, a escasas horas de haber destapado su intención de convertirse en candidato a la alcaldía, el pasado fin de semana.

Resulta que fue hasta ayer martes 9 de febrero, y no días previos a su registro, como lo citó públicamente ante los medios de comunicación, cuando la autoridad electoral recibió la solicitud de desistimiento de la denuncia que fue interpuesta por el senador de Morena, en un intento por echar abajo, el proceso de elección de la dirigencia nacional y de la convocatoria hecha entonces por el presidente del partido, el diputado federal con licencia, Mario Delgado Carrillo.

Las denuncias planteadas entonces por el senador fueron ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHyJ) del partido, y ante el Instituto Estatal Electoral de Chihuahua. Y el Senador no tuvo el más mínimo cuidado de dar una explicación más amplia sobre el tema. Le ganó la prisa y su intención, otra vez, de sorprender a todos en el mundillo de la política.

Y dice el viejo adagio, que quien miente una vez, miente siempre, o aquella cita bíblica de que, “quien es fiel en lo poco, también lo será en lo mucho, y el que no es fiel en lo poco, tampoco lo será en lo mucho”. Así Cruz Pérez Cuéllar que desde hace mucho tiempo, cuando entonces sintió que podía ‘volar’ sobre las planicies de la cosa pública, apostó por la mentira y la prostitución política.

No son pocos los que podrían dar cuenta de los engarces y ‘pactos’ que incluso han ido en contra de sus propios proyectos políticos desde que participó en aquella Coalición ‘Todos Somos Chihuahua’, donde Cruz Pérez Cuéllar, literalmente, vendió su alma al Diablo en aquella elección constitucional de 2004. En el camino, dejó a muchos panistas y a muchos de sus amigos que supieron a final de cuentas, como vendió su campaña y su aspiración a convertirse en presidente municipal.

Y, lo que son las cosas, César Jáuregui Moreno, viejo amigo de correrías y de francachelas, y hasta la misma alcaldesa panista Maru Campos, pueden testificar sobre el andamiaje de mentira, traición y de insanas pasiones que convirtieron al ahora senador, en un depredador de la política.

Aquel encontronazo político de Cruz Pérez Cuéllar y Juan Carlos Loera, en el partido de los Bravos, hacen pues inviable cualquier proyecto conjunto entre ambos protagonistas. Nadie se tragará el cuento de que, ahora sí, Juan Carlos y Cruz, son buen amigos, por ‘decreto’ o por ‘candidaturas’. Mal pex y malos augurios para el exdirigente estatal del PAN y entrañable amigo del exgobernador priísta de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

Luego vinieron señalamientos y efusivos ataques del senador, que llamó “arrastrado” y “cobarde” al entonces representante del Presidente.

De verdad que la historia del Senador, tejida a base de mentiras, traición y prostitución política, asfixian cualquier posibilidad. Y Cruz le ha vuelto a mentir al partido y a la gente.

Por quien creen ustedes que, hipotéticamente, de convertirse en candidato a presidente municipal por Morena, apostarían, espalda con espalda, Cruz Pérez Cuéllar y Javier González Mocken. Ni lo duden!. Por supuesto que será por Maru Campos.

Demasiados intereses sobre la ‘lumbre’, y en la nómina ‘gorda’ del senador Cruz Pérez Cuéllar.

 

Convulsión política en Chihuahua /

La convulsión política que vive Chihuahua y su crisis de ‘gobernabilidad’ es insospechada.

No sale uno del asombro de las decisiones, de las intrigas palaciegas y las mentiras y/o ‘verdades’ que propala por todo lo alto el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, en los últimos estertores de un gobierno que definitivamente pasará a la historia como el más deplorable en el ejercicio de la política.

Y no hay día en que no sea el gobernador de Chihuahua, como en aquellos álgidos días de la Corona inglesa, y de los desencuentros entre la Reyna Isabel II y su Primer Ministro Margaret Tacher, que no ocupe los principales espacios y encabezados en los medios de comunicación por la torpeza de las muchas decisiones que afectan a todos aquellos que un día apostaron y votaron por Javier Corral como candidato del Partido Acción Nacional.

La última encuesta de Arias Consultores, esa que tiene credibilidad entre los diputados y senadores en la capital mexicana, habla de que el gobernador panista es el peor evaluado con un mísero 9.4 por ciento, casi espalda con espalda con Miguel Barbosa, el gobernador de Morena en el estado de Puebla.

La frivolidad y los constantes desatinos, y la perversidad extrema de su juego en la persecución contra la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, a quien busca castigar por su presunta participación en la red de corrupción del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, ha dejado abiertas muchas puertas en el ejercicio de sui géneris gobierno.

El suyo es un gobierno destrozado, y es verdaderamente de escándalo.

Obras y proyectos impopulares, que levantan la sospecha de muchos negocios y corrupción, a la sombra del poder, con la complicidad de sus funcionarios en la estructura gubernamental, ponen contra la pared a un gobernador que se ha apertrechado en Ciudad Juárez. Y las razones, son de sobra conocidas.

Es un Chihuahua convulsionado que vaticina los malos tiempos de la política. Una pesada losa que llevará sobre sus espaldas, si le permiten ‘sobrevivir’, a la precandidata del PAN, Maru Campos.

La misma losa que llevó durante su campaña política, el exalcalde Enrique Serrano Escobar. Y con Maru, las cosas no serán nada diferentes. La alcaldesa de Chihuahua es la ‘heredera’ natural del mal gobierno de Javier Corral. ¿Cómo negarlo?.

 

Quizás, una ‘vergüenza’ para su finado padre /

No hay dignidad, ni tampoco estatura moral entre los hombres de la política.

Penoso, verdaderamente penoso que el exalcalde y exrepresentante del gobierno estatal, Ramón Galindo Noriega, alguna vez ex senador y también ex diputado federal, un hombre que se ha enriquecido de la política, haya aceptado la conmiseración del gobernador de Chihuahua, Javier Corral como pago a su ‘lealtad’ y a las muchas humillaciones sufridas a lo largo del quinquenio, que lo convirtieron en un hombre pusilánime. Un esqueleto de la política.

Es desde ayer el flamante Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado en el maltrecho gabinete del ‘Nuevo Amanecer’.

Lejos, muy lejos de aquel joven político que a finales de los ochenta, enarbolando los ideales del municipalismo, de un puñado de panistas, era capaz de todo, o de casi todo. Lo seguían Gerardo Soto, Carlos Briseño, Ramón Dévora y Rogelio Loya, entre muchos otros panistas que sirvieron a sus propósitos personales en la aventura política.

Pero a Galindo lo acabó, la tentación del poder económico y la ambición política;

Quizás, una ‘vergüenza’ para su finado padre, Edeberto Galindo Martínez, de los grandes luchadores que ha tenido el PAN en el norte de Chihuahua, y a quien este periodista conoció, en aquellos años de inicio y en los cuales tenía que cubrir las fuentes políticas del maestro y también finado periodista, Juvenal Aragón Romo en El Diario de Juárez.

Ramón Galindo, un hombre, del que alguna vez el buen amigo, Humberto, ‘Chacho’ Uranga, renegó y acusó de haber “abandonado” a los panistas de la ciudad para irse a vivir a El Paso, Texas, porque sus múltiples negocios en Juárez, le daban para eso y para más.

Los tiempos en que Ramón Galindo se acordó de los panistas, porque entonces quería ser presidente del Comité Directivo Estatal, antes de la sucesión política de 2016. Y si hubiera podido, le habría disputado la candidatura al gobierno de Chihuahua a su patrón, Javier Corral, pero las estrellas no se alinearon a su favor. Perdió aquella elección interna del PAN frente a Mario Vázquez Robles.

Y a partir de entonces, el descenso político y vertiginoso, apenas rescatado por el entonces senador de la LXII legislatura, Javier Corral, que quiso que Ramón Galindo y Hugo Almada Mireles, junto con su hermana, Leticia Corral, la actual ‘vicegobernadora’, le hicieran la chambita política en Ciudad Juárez.

Y ayer, el Galindo derrotado en las elecciones a la alcaldía en 2016, el hombre que no metió ni las manos, ni por su amigo de toda la vida, Rogelio Loya, ni tiempo atrás por Hugo Almada Mireles, su coequipero en el ‘war room’ del gobernador en Juárez, y más atrasito, tampoco por Jorge Muñoz, cuando éste expuso ante los diputados del Congreso local, las presuntas irregularidades y la corrupción del entonces secretario de Desarrollo Social, Víctor Manuel  Quintana Silveyra, ha tenido que cerrar los ojos, para aceptar su nuevo encargo como secretario estatal en el gabinete del gobernador.

 

‘Lluvia’ de registros, a diputaciones en Morena /

El próximo domingo 14 de febrero es la fecha en la que se conocerá la lista aprobada de las candidaturas para diputados locales en el partido de Morena, y van en ella, cualquier cantidad de suspirantes a ocupar un espacio en la futura sexagésima séptima legislatura del Congreso del Estado.

La lista de candidaturas a diputados federales por la vía de Mayoría Relativa (MR) se recorre hasta el 8 de marzo, y hasta el 15 de ese mismo mes, la lista de los candidatos a diputados por el principio de la Representación Proporcional (RP), también conocidas como ‘plurinominales’.

Por Ciudad Juárez ya se han registrado ante la Comisión Nacional de Elecciones de Morena, Miguel Antonio Rivas Muñoz que va por el Distrito 02, Suly Ponce anotada en el 03, el empresario de la construcción y presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Mario Baeza Cano que quiere ser diputado por el Distrito 06 y el doctor José Cuauhtémoc Cervantes que se ha registrado en el distrito local 08.

Ellos cumplieron con los requisitos del registro, de la carta firmada bajo protesta de que no han recibido jamás alguna sanción por violencia política de género, así como trámites y compromisos de la Cuarta Transformación y de la conformidad con el proceso interno del partido de Morena.

Por cierto que Miguel Rivas anda bastante prendido, y le ruega a todos los Dioses, pero especialmente, al gran ‘Tlatoani’, para quedar incorporado como candidato de Morena y tener la oportunidad de enfrentar y vengar viejas afrentas políticas con quien también se ha anotado como candidato a diputado local por el 02, pero en el PRI, el ex regidor, Alberto Reyes Rojas.

Miguelito Rivas quiere acabar con el ‘mito electoral’, y hasta se siente la ‘trompa de la máquina’.

Quiere tragarse a Beto Reyes Rojas, y ha prendido hasta un cirio pascual en honor de los nuevos ‘Santos Patrones’ de Morena en Chihuahua: el Coordinador de la Cuarta Transformación, Juan Carlos Loera, y la Subsecretaria, Ariadna Montiel Reyes, y hasta una velita de regular tamaño para el exdiputado Pedro Torres, que también se apuntaría como candidato a diputado local. Y a quien, en un chance, por méritos ‘grillos’,  hasta le den una candidatura plurinominal.

De todas formas, Pedro, al igual que muchos otros morenistas, de cepa y externos, le entrarán a la tómbola de las candidaturas en el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

El sentido adiós al Patriarca de los Cabada /

Sensible la partida y la despedida del periodista de la llamada ‘vieja guardia’ y patriarca de la familia Cabada: Arnoldo Cabada de la O.

Días previos a su deceso, Don Arnoldo de 86 años de edad, le pidió al empresario Valentín Fuentes Varela, viejo amigo, y ‘mecenas’ de muchos años, que fueran a entregar una ambulancia en un pueblo cercano a Santa Bárbara, Chihuahua, allá en los límites con el vecino estado de Durango.

Arnoldo Cabada quiso cumplir hasta el último momento con la gente más desprotegida y así lo hizo. Es posible que hubiera tenido un presentimiento, pero jamás se rindió. Entregaron la ambulancia a los habitantes y comuneros de la región, y allí empezó a sentirse mal de salud.

Valentín Fuentes pidió un helicóptero, y en las siguientes horas Don Arnoldo regresó a la frontera, donde fue atendido de urgencia en el Centro Medico de Especialidades (CME). Y allí Cabada se encontró con el creador.

Fue un hombre generoso, porque con él, muchos otros hombres también fueron igual de generosos: Federico de la Vega Matthews, Valentín Fuentes Varela, Pedro Meneses, y periodistas como Domingo Salayandía y Aurelio Páez, entre una pléyade de hombres que en las empresas y en el periodismo, le dieron acogida y fueron ‘columnas’ en la creación y construcción de sus empresas de comunicación.

Y ayer fue el día de su partida, día de los honores y los buenos recuerdos, de una larga trayectoria como periodista y como empresario de la televisión.

Su esposa, hijos, nietos y demás familiares, amigos, y una gran cantidad de hombres y mujeres que llegaron de todas partes, despidieron al Patriarca.

Ya descansa en paz Arnoldo Cabada de la O.

Comentarios: latorrefuertecolumna@gmail.com

 

 

 

 

 

Commentarios

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: